Veteranía y juventud se aúnan en un cohete popular

El cronista estellés José Torrecilla, de 86 años, y Maider Etxeto, de 25 y miembro deL GRUPO de Txistularis Padre Hilario Olazarán y de varios colectivos juveniles, inauguran las fiestas desde el balcón consistorial

Por vez primera el cohete de Estella no tendrá a un concejal como protagonista. Este año la responsabilidad recae en dos vecinos de la ciudad que conjugarán en un solo gesto, el encendido de la mecha, la veteranía con la juventud. José Torrecilla, de 86 años, cronista y escritor con ocho libros a sus espaldas, y Maider Etxeto Sos, de 25 y miembro del grupo de txistularis Padre Hilario Olazarán y de varios colectivos juveniles, inaugurarán a dúo la semana festiva.

El alcalde de la ciudad, Koldo Leoz Garciandía, delegaba la responsabilidad en ambos como ejemplo de personas que, a lo largo de su vida, han contribuido al desarrollo social y cultural de Estella. Así, el Ayuntamiento subraya el carácter popular de las fiestas y el protagonismo de los vecinos como agentes de la semana más importante del año en la ciudad del Ega.

MAIDER ETXETO SOS
Estella, 26/11/90.
24 años
Estudió Magisterio
Miembro del grupo de txistularis Padre Hilario Olazarán, cuya participación en el cohete de este 2015 cumple 50 años. Etxeto es también miembro de la Comisión de Carnavales, del colectivo Lizarra Festa Giro y de Gazte Asamblada.

“Se lo dedicaré a toda la juventud y al grupo de txistularis”

¿Cómo has recibido la noticia? ¿Qué supone para ti tirar el cohete?
Me llamó Koldo para comentármelo y fue una gran sorpresa porque no me lo esperaba para nada. Para mí es un honor, me siento muy orgullosa. Al principio me dio canguelo porque voy a ser el centro de atención y representas a mucha gente, pero los amigos y la gente que me conoce me animaron y dije que sí.

¿Alguna vez pensaste que podías tener el privilegio de subirte al balcón y dar inicio a las fiestas?
Nunca lo había pensado. Para nada. Además, siempre lo han tirado políticos, concejales. Este año va a ser un inicio distinto y yo lo tiraré en representación de toda la juventud.

Te han elegido por tu implicación social y cultural y como ejemplo del compromiso de la juventud en el desarrollo de Estella, ¿te sientes así?
He podido hacer cosas, pero mucha gente las ha hecho también, en este o en otros ámbitos. El cohete lo podía haber tirado cualquier otra persona joven.

¿Cómo es la juventud de Estella?
La juventud es muy variada, con gustos distintos, pero todos con inquietud y con la misma finalidad: todos queremos tener la palabra en el pueblo y la oportunidad de organizar actividades sobre todo para nosotros pero también para dinamizar Estella. Queremos que nos dejen hacer, que se tenga en cuenta nuestra voz.

Los jóvenes, ¿os sentís escuchados?
En ocasiones sí, pero otras no. Algunas veces hemos encontrado dificultades a la hora de hacer cosas y te desilusionas, pero sí que hemos conseguido por ejemplo dinamizar la Virgen del Puy, con la quinta y otros jóvenes de alrededor, y las txosnak.

¿Cómo son tus fiestas, cómo las vives?
Como toco el txistu, salgo de día y de noche y duermo cuando puedo. Mis fiestas cambian de un día a otro. Dependiendo de cuando toco salgo a comer o a cenar.
El fin de semana aprovecho para ir a los conciertos, a las txosnak para hacer alguna tarea que me toque…
Durante la semana, me muevo más por la parte vieja, por la plaza Santiago… Para mí las fiestas son de día y de noche.

¿Qué es lo que nunca te pierdes?
El cohete, porque siempre voy a tocar. Tampoco me pierdo las txosnak.

¿Con qué te quedas de las fiestas?
Me gusta mucho el día de pre fiestas porque ya empieza a mover ambiente; y el cohete me emociona, cuando tocamos el Agur Jaunak y ves que empieza todo.

¿Qué supone compartir el cohete con José Torrecilla?
Orgullo. Es el abuelo de una amiga mía y me parece muy bien que lo compartamos gente de distintas edades porque, de esta manera, se acoge a toda la ciudadanía. Estoy muy contenta.

¿Cómo te imaginas el próximo cohete?
Estaré nerviosa y emocionada también. Siempre lo he vivido desde abajo, por lo que no sé cómo voy a ver desde arriba todo lo que sucede abajo.

¿A quién se lo vas a dedicar?
A toda la juventud porque va en su nombre y al grupo de txistuslaris. Por todos ellos, por los que llevan más años que yo tocando en el cohete y dando vida a un instrumento nuestro que es el txistu.

JOSÉ TORRECILLA ITURMENDI
Oteiza, 3/07/1929. 86 años.
Se trasladó a vivir a Estella en 1938.
Trabajó en la fábrica de Curtidos hasta su jubilación.
En 1962 comienza a colaborar con diversos medios de comunicación como cronista.
A lo largo de su vida ha escrito ocho libros, el último, titulado ‘Estella. La música y sus protagonistas’, acaba de llegar a las librerías.
Socio del C.D. Izarra, fue presidente del Club San Miguel de pelota, miembro del Coro Gurasoak y de la Coral Ereintza, impulsor de la peña Lizarrakoa y de coplas de murgas y peñas.

“Como cronista he escrito muchos cohetes, pero vivir el de tu ciudad es muy distinto”

¿Qué supone tirar el próximo cohete de las fiestas?
Es algo muy importante porque la nueva Corporación ha dado una lección de apertura entendiendo que las fiestas son de todos. Participa el pueblo y se da opción a que alguien que no sea autoridad pueda lanzar el cohete.

¿Alguna vez pensaste que podías tener el privilegio de subirte al balcón y dar el inicio a las fiestas o te ha pillado por sorpresa?
La verdad es que nunca me lo había imaginado porque las normas, las costumbres, eran las que eran y lo tiraban las autoridades. El de este año es el tercer cambio que veo. Antiguamente era un trabajador del ayuntamiento el que bajaba a la calle y tiraba el cohete pero no despertaba ninguna atención. De hecho, la gente trabajaba y el Viernes de Gigantes no era día de fiestas hasta que salían los gigantes por la tarde. Sería la década de los 40 cuando el lanzamiento lo asumieron las autoridades. Ahora llega el tercer cambio. Me sorprende que sea en el 2015 y que yo sea uno de los intérpretes.

¿Cómo visualizas el momento?
Debido a mi actividad durante años como cronista he escrito muchos cohetes y estoy muy acostumbrado. Me he recorrido la merindad en fiestas, incluso he llegado a hacer en un día tres cohetes: Lerín, Los Arcos y Abárzuza. He toreado en muchas plazas y lo veo tan natural, aunque está claro que vivir el cohete de tu ciudad es muy distinto; incluso los concejales que lo han tirado varias veces siempre se han puesto nerviosos.

¿A quién vas a dedicar el cohete?
Puesto que el Ayuntamiento ha delegado en Maider y en mí, se lo voy a dedicar al pueblo, a todas las sensibilidades, porque todos convivimos. Asimismo, me voy a acordar de mi familia, sobre todo de los que no están, mis padres y mi hermano. También se lo dedicaré a Eusebio Ayúcar Torralba, amigo leal, fallecido, que hubiera estado acompañándome.

¿Qué supone compartir el cohete con Eider Etxeto?
Tenemos una diferencia de tres generaciones. Ella joven, yo mayor. La veo disfrutando de la fiesta como yo lo hacía antiguamente.

¿Cómo las vives?
Desde mi madurez, sobre todo observándolas. Las vivo tranquilamente. Veo el encierro, almuerzo con los amigos y nos reunimos la familia para comer. Me gustan mucho las dianas, la música de los gaiteros me emociona y no me pierdo los conciertos de la banda.

¿Cómo eran las fiestas? ¿Han cambiado mucho?
Ha cambiado la indumentaria. Antes llevábamos blusa de las peñas y las mujeres bata de fiestas, la gente apenas vestía de blanco, mientras que ahora es al revés. También ha cambiado la mentalidad de la gente joven, que antes estaba en la calle y ahora en los chabisques.
Antes bailaba todo el mundo y ahora no baila nadie en las verbenas, la Bajadica del Che era muy importante, eran las cuadrillas las que arrastraban a la gente. Los fuegos también son un acto distinto. Mientras que ahora se ven desde la distancia, en mis tiempos se quemaban alrededor del quiosco de la plaza de los Fueros y nos poníamos unos sacos para no quemarnos con las chispas.

Estás terminando tu último libro, ¿qué puedes adelantar al lector?
El libro sale ya a la venta. Se titula ‘Estella. La música y sus protagonistas’ y recorre la historia de los músicos de Estella con cerca de 300 referencias de músicos y agrupaciones y con 280 fotos. Va a sorprender porque Estella ha dado mucho juego en la música. Me apetecía contar esta parte de la historia porque la historia que no se escribe desaparece.

Título

Cultura gratis


El Museo Gustavo de Maeztu, de titularidad municipal, abrió sus puertas al público en 1991.

Desde entonces mantiene su vocación de servicio público en defensa de la cultura para todos. Por ello, todas las actividades que organiza la entidad son de carácter gratuito: la entrada a la exposición permanente con la obra de Gustavo de Maeztu, las exposiciones temporales y los talleres didácticos. “Probablemente seamos el único museo de Navarra en el que el visitante no tiene que pagar absolutamente nada, aunque todo cuesta dinero”, apuntó la directora, Camino Paredes.

Título

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies