Objetivo: frenar la despoblación

Objetivo: frenar la despoblación

Ocho alcaldes de Tierra Estella valoran la situación de sus pueblos y afrontan el reto de su futuro con esperanza y compromiso

La Unión Europea destaca cuatro factores causantes de la despoblación: la baja densidad, el envejecimiento, la caída de la tasa de natalidad y la pérdida continua de habitantes. Según el ‘Diagnóstico de las Desigualdades Territoriales: retos y propuestas’, presentado por el Observatorio de la Realidad Social de Navarra en 2020, gran parte de la Comunidad Foral se ve afectada por las tres primeras, fundamentalmente en el mundo rural, y algunas zonas muy concretas sufren la cuarta. En términos municipales, 142 localidades pierden población, el 23% del total de los 272 municipios y 346 concejos de Navarra.

Navarra se estructura a partir de ciertos núcleos de población que ejercen como cabeceras de comarca, dando lugar a cierto policentrismo. Pamplona y la cuenca tienden a concentrar el mayor peso demográfico de Navarra, ya que representan más del 50% de toda la población de la Comunidad Foral. Junto a la capital, existen otros núcleos, vinculados mayoritariamente a ejes de comunicación estratégicos, que mantienen su desarrollo. En cierta medida, quienes no están en estos ejes son las zonas con más debilidades territoriales.
Dentro de Navarra, Tierra Estella es una de las zonas prioritarias de actuación para el Gobierno de Navarra por su grado de despoblación, su menor densidad y el elevado índice de envejecimiento. La Unión Europea sitúa el riesgo de despoblamiento en una densidad de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado. Si se descuenta la población de Estella-Lizarra, la densidad se sitúa en 16,1 habitantes/km2.
Además, la comarca Ega-Montejurra -como se ha definido a Tierra Estella sin los pueblos de la ribera estellesa, que son los más grandes-, es una de las más envejecidas de la Comunidad Foral, junto con el Pirineo y la Merindad de Sangüesa, según advierte el estudio sobre desigualdades territoriales. El 25% de la población de la comarca tiene más de 65 años.
Ocho alcaldes de Tierra Estella –los de los valles de Améscoa Baja, Yerri, Guesálaz, Metauten, Lana, Distrito de Mendaza, Marañón y Allo- valoran la situación de sus pueblos y afrontan el importante reto que precisa de la implicación de todas las ­administraciones.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies