‘LOCOS POR…’ – El coleccionismo – Jorge Arza – “Empecé guardando botellines de cerveza, pero ocupaban mucho y opté por las etiquetas”

‘LOCOS POR…’ – El coleccionismo – Jorge Arza – “Empecé guardando botellines de cerveza, pero ocupaban mucho y opté por las etiquetas”

Su colección la integran más de 105.000 adhesivos de marcas industriales y artesanas de todo el mundo

A Jorge Arza Cabezón le gusta la cerveza y esta afición por probar diferentes estilos y marcas le ha llevado a convertirse en uno de los grandes coleccionistas a nivel nacional. Aunque comenzó guardando los botellines pronto evolucionó hacia las etiquetas. Desde que recopiló las primeras en 1992, su colección ha ido exponencialmente en aumento. En la actualidad atesora más de 105.000, una amplia representación gráfica de las cervezas que existen en el mundo, si bien, explica, su reto pasa ahora por la especialización y centra su interés en las etiquetas de cervezas nacionales artesanas.

¿En qué consiste tu colección?
Actualmente tengo en torno a 105.000 etiquetas de cerveza de todo el mundo, 10.000 de ellas son de España. Todas son originales y el 95% son nuevas, es decir nunca han sido pegadas en una botella.

¿Cómo las consigues?
En la mayoría de los casos mediante el contacto con las fábricas para pedirles material, también hay mucho coleccionismo y consigues por Internet.

¿Cómo comienzas a coleccionar las etiquetas y por qué etiquetas, precisamente?
Al principio empecé a guardar botellas, pero vi que se necesitaba mucho espacio y que no era viable, así que empecé con las etiquetas. Esto fue en 1992. Compré un libro técnico de direcciones de empresas y comencé a escribir a fábricas de todo Europa. Mi objetivo eran las colecciones extranjeras, pero llegó un momento que recibía tantas y se acumulaban tantas que me pregunté hasta qué punto coleccionar de tantos países. Así que, por ejemplo, me deshice de las que tenía de Alemania, excepto una pequeña representación, y decidí especializarme en las etiquetas nacionales, entre otras cosas también es más fácil.

¿Cuál es tu objetivo?
Ahora mismo sigo con las nacionales, pero las que me interesan sobre todo son las etiquetas de cerveza artesana. El reto está en conseguir cosas que no tienes y que son complicadas porque hay pocas. Mi objetivo es contar con una panorámica del mercado español y tener unas pocas etiquetas de todo, pero sobre todo de la cerveza artesana. De Navarra yo diría que tengo un 99%.

¿Cómo las organizas y las guardas?
Lo hago a temporadas porque hay semanas que recibes muchas etiquetas, 200 o 300, y otras semanas igual son 30. Depende. Las voy juntando hasta que un día me pongo y organizo. En principio, las tengo en archivadores, pero esto cada vez se complica más porque cambian los formatos de las etiquetas y ya hay que buscar determinados archivadores. Me gusta pasar páginas y verlas físicamente, pero también las escaneo y las clasifico en el ordenador para tener un archivo mucho más ordenado.

¿Es especialmente llamativo el diseño de las etiquetas de cerveza?
La verdad es que hay etiquetas de todo tipo. Me gustan mucho las africanas, con mucho color, elementos tribales… en cierto modo reflejan la cultura del país. Por el contrario, las alemanas, quizá porque hay tantas, no son tan especiales. En España se cuida mucho el diseño, y lo hacen tanto las mayoristas como las artesanas. Tengo etiquetas curiosas como unas sobre la independencia vasca y la catalana, sobre juegos de ordenador, Star Wars y también etiquetas de cerveza conmemorativas de Juego de Tronos.

¿De qué otras maneras desarrollas tu afición por la cerveza?
La verdad es que esta afición me ha facilitado otro tipo de colaboraciones y les llevo el tema del coleccionismo a fábricas de cerveza de Navarra, Bilbao y Logroño. También llevo el grupo de Facebook de Naparbier y, junto con un compañero de Ponferrada, hemos creado el grupo de Facebook Coleccionismo Cervecero de España, con el objetivo de aglutinar el coleccionismo sobre cerveza. Vemos el boom de la cerveza artesana y sabemos que mucho de lo que se bebe se guarda.

¿Te consideras un apasionado consumidor de cerveza?
Por supuesto, siempre me ha gustado la cerveza. Me gusta probar cervezas diferentes y tengo mi nevera con cosas especiales. Es una bebida muy fácil de tomar. En cambio, abres una botella de vino y te puede durar en el frigorífico tres o cuatro días. El consumo es muy diferente.

¿La cerveza más especial que has probado?
Es difícil decir, pero me encanta, por diferente, la cerveza estilo Ris, en concreto la RIS ‘Pumpkin Tzar’, de Naparbier, con algo de chile habanero y calabaza. Es compleja, muy especial.

¿Cuál es la que más disfrutas?
Me gustan las IPA, más fáciles de beber.

ME QUEDO CON...

Una etiqueta Maier de principios del siglo XX

Jorge Arza destaca entre su amplísima colección una etiqueta Maier, de Cádiz, estilo pilsen. La peculiaridad de esta etiqueta de forma oval es su antigüedad, ya que data de principios del siglo XX. “Es muy difícil de conseguir, no la tenía nadie. Las antiguas apenas existen y, por eso, se cotizan caras”, apunta Jorge Arza.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies