Finaliza la campaña de vacunación contra la Covid-19 en las residencias de Estella

Finaliza la campaña de vacunación contra la Covid-19 en las residencias de Estella

Los centros esperan nuevas recomendaciones de Gobierno de Navarra, entre ellas la posibilidad de salir y de reunirse con las familias en el exterior

El cambio de año se vivía con esperanza en los centros residenciales de Tierra Estella. El 27 de diciembre arrancaba en Navarra la campaña de vacunación contra la Covid-19. Los 281 residentes de los centros de Estella –Santo Domingo, San Jerónimo y Sanitas Luz de Estella- han recibido las dos dosis a lo largo del mes de enero y diez días después habrán logrado ya la inmunidad completa. Se abre una nueva etapa de ilusión tras meses de vida dentro del centro y se ve más cerca la salida al exterior. Los centros esperan nuevas recomendaciones de Gobierno de Navarra que les permita fuera la reunión con sus familiares.

El martes 5 de enero comenzaba la vacunación en el centro residencial Sanitas Luz de Estella. Los ciento cuarenta y cinco residentes, la totalidad excepto alguna excepción por razones médicas, recibían ese día la primera dosis de la vacuna. La segunda llegaba 21 días después, el 26 de enero.

Como ocurriría en el resto de residencias, el equipo de vacunación del Hospital Comarcal García Orcoyen se desplazaba hasta el centro para una tarea que no llevó más de dos horas. Los trabajadores, vacunados ya de la primera dosis, recibirán la segunda en torno a mediados de febrero, por lo que para finales del segundo mes del año, pasados los diez días necesarios para que la vacuna haga todo su efecto, el cien por cien de las personas que viven o trabajan en la residencia tendrá inmunidad.

La directora del centro Sanitas Luz de Estella, Esther Pinillos, explicaba que el 8 de febrero se realizará un test de anticuerpos a los residentes y progresivamente se irán haciendo también a los trabajadores. “La vacunación ha sentado bien, no ha producido ningún efecto secundario y nos permite estar más tranquilos. Luego veremos qué protocolos marcan Gobierno de Navarra y Sanitas y que tendremos que llevar a cabo”, explicaba.

Pinillos se mostraba muy satisfecha con el trabajo del equipo de profesionales de la residencia durante toda la pandemia, “que se han cuidado fuera para poder cuidar dentro”, y con el esfuerzo de las familias, “que han confiado cien por cien en no-sotros cumpliendo todos los protocolos”. “La Luz ha tenido cero casos positivos de Coronavirus durante toda la pandemia y el hecho de estar sin contagios ha permitido realizar la vacunación en fechas, cumpliendo todos los plazos”, añadía.

Santo Domingo

En la residencia de Gobierno de Navarra Santo Domingo, la vacunación arrancaba el día 7 de enero con la primera dosis y se reforzaba con la segunda el jueves 28 de enero. Sesenta y cuatro residentes, la totalidad excepto algún caso exento por razones médicas, están ya inmunizados, a la espera de que discurra en su totalidad el periodo de diez días que permite alcanzar la inmunidad completa. La vacunación de los trabajadores, ya en la segunda fase, se está realizando de manera progresiva.

La directora, Gemma Urralburu Alcate, explicaba que la vacunación está generando esperanza en los residentes, quienes ven el principio del fin de una situación que ha sido larga y dura. “Hemos terminado la vacunación con mucha alegría. Los residentes ven el principio del final y están expectantes de poder salir”, apuntaba. La pandemia trajo consigo un brote en septiembre que afectó a ocho residentes, una situación que no se ha vuelto a repetir.

San Jerónimo

En el centro de Estella, los residentes y trabajadores de la residencia San Jerónimo afrontan, igualmente, la recta final de la vacunación. Los 72 internos – 62 del centro y diez de las viviendas con apoyo- recibían la primera y la segunda dosis de la vacuna los días 7 y 28 de enero, respectivamente. Por su parte, los 42 de los 44 trabajadores que se están vacunando reciben estos días por tandas la segunda de las dosis.

A falta de que terminen los diez días que conduzcan a la inmunidad completa, la directora en funciones Sonia Cabrero del Amo, explica que el ambiente en el centro es totalmente distinto al de hace unas semanas. “El miedo al contagio es mucho menor, así que estamos todos tranquilos, aunque haya que seguir siendo prudentes y se sigan extremando todas las medidas. Los residentes están con ilusión, con cierta inquietud porque se acerca una nueva etapa en la que puedan salir y dar los esperados abrazos”, explicaba Cabrero.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies