‘Fiestas de oro’ en pareja

Cuatro matrimonios recibirán un merecido homenaje en la plaza de los Fueros el lunes por sus 50 años casados

Este año suman cuatro los matrimonios que recibirán un merecido homenaje el lunes, Día del Mayor, en la plaza de los Fueros. El reconocimiento lo otorga el Ayuntamiento de la ciudad de Estella-Lizarra en colaboración con una de las dos peñas, que se turnan el honor; este año recae en La Bota. Los cuatro matrimonios celebran a lo largo de este 2016 sus cincuenta años de casados y guardan una bonita historia detrás que han querido compartir con el lector. Solamente una de las parejas, la formada por Alfredo Martínez López y Sagrario Hermoso de Mendoza, no ha podido acudir a la cita con Calle Mayor, pero estarán dispuestos el lunes para disfrutar de un bonito día festivo reservado para ellos.

César Martínez y Elisa Marcos
De León a Estella

César Martínez Rodríguez, de 75 años, y Elisa Marcos Mielgo, de 69, son naturales de la provincia de León y vecinos de Estella desde 1963. Este año cumplirán sus 50 años de casados; medio siglo de una ceremonia que celebraban en Benavides del Río, en su tierra natal. La relación profesional de César Martínez con Hermoso de Mendoza trajo hasta Estella a la pareja.

Después, el marido entró a trabajar a la fábrica de Renolit, donde estuvo treinta años, labor que compatibilizó con la de profesor de autoescuela. Por su parte, Elisa Marcos, trabajó durante los primeros años en Estella para la familia Ros.

En la vida no todo ha sido trabajar, “aunque se ha trabajado mucho”, dice el marido. También han sabido disfrutar, en concreto de las fiestas. “Hasta ahora las hemos vivido bien. Ahora vamos a los actos que podemos; a la procesión, nos gusta mucho ver las charangas, que animan y también ir a la plaza de toros a ver las corridas. La verdad es que desde un principio nos hemos integrado muy bien en Estella y tenemos una cuadrilla de amigos muy majos”, añade la mujer.

Recierda Elisa Marcos que antiguamente la cuadrilla salía a torear, “éramos una cuadrilla muy fiestera. Y a mi marido ir a almorzar le ha gustado siempre. Ahora nuestras fiestas son más tranquilas”, añade.
El matrimonio, que se muestra muy contento con el detalle del homenaje el lunes en la plaza, tiene dos hijos, Yolanda y Mikel, y tres nietos: Sara, Unai y Ion.

José Luis Ortiz y Josefa Romero
Encuentro entre A Coruña y Tarifa

Josefa Romero Fidalgo, de 70 años, y su marido, José Luis Ortiz Campos, de 74 años, celebraron el 3 de enero de este año cincuenta años de casados. Ella de A Coruña, Galicia, y él de Tarifa, Cádiz, se conocieron en Guipúzcoa, en Pasajes, cuando ambos vivían ahí por motivos de trabajo. Se casaron y tuvieron seis hijos, con una diferencia de edad de 10 años entre la más joven y la más mayor.

La familia vivió 18 años en Irún antes de trasladarse definidamente, en el año 85, a Estella. José Luis Ortiz, camionero autónomo de profesión, pasaba por la ciudad en numerosos viajes de trabajo. “Mi marido conocía Estella porque pasaba muchas veces con el camión. Un día vimos un anuncio de que se vendía una casa. Fuimos a conocer el pueblo, nos gustó y nos vinimos aquí a vivir con nuestros seis hijos”, dice Josefa Romero.

Los últimos cuatro años han viajado a Tarifa en tren a visitar una pareja de amigos y suben a Galicia haciendo parada en ciudades como Salamanca. “Si por mi fuera yo estaría siempre viajando, hace dos semanas hemos estado por Asturias”, cuenta José Luis Ortiz.

En fiestas de Estella el matrimonio suele irse de vacaciones, aunque las veces que han decidido quedarse, las barracas con los nietos han sido siempre una cita obligatoria. Las corridas de toros también forman parte de sus fiestas de Estella al igual que la verbena de la plaza y la Despedida de los Gigantes. Actualmente viven en su casa de Belastegui y tienen nueve nietos de entre 12 y 23 años.

Gema Martínez Moreno y Francisco Mateache Elizalde
De Alemania a Estella

Gema Martínez Moreno, de 70 años, y Francisco Mateache Elizalde, de 75, celebraran sus 50 años de casado el próximo 28 de agosto. Ella de Allo y él de Arellano, se conocieron hace casi 50 años en fiestas de la primera localidad. “Me sacó a bailar y piqué. Un año y medio más tarde me casé con él. Somos muy felices y lo volvería a hacer”, cuenta Gema Martínez.

Dos años después se casaron en la iglesia San Juan de Estella y se fueron a vivir a Alemania. Francisco Mateache tenía allí familia y comenzó a trabajar en una fábrica de cervezas. En Alemania nació su primera hija. A los tres años, Gema Martínez dejó la localidad a cuarenta kilómetros de Stuttgart para regresar a la capital navarra junto a su hija. Casi tres años después regresaba el marido.

De Pamplona, donde nació la segunda niña, se mudaron a la ciudad del Ega y Francisco Mateache comenzó a trabajar de auxiliar en el hospital García Orcoyen, donde estuvo dieciocho años. “Nos gustaba Estella porque estaban nuestros amigos y familia y veníamos mucho de visita”, cuenta Mateache. Pasan largas temporadas en Allo en verano y les gusta viajar. “Este año estuvimos en Salou y en octubre nos vamos a Benidorm con nuestros amigos”, relata Mateache.

Tienen pensado celebrar su aniversario dos veces, coincidiendo con el final de fiestas de Allo harán una comida con sus amigos y a la semana siguiente se reunirán con su familia. “Haremos dos comidas y, además, viene mi nieto de Alemania, que está trabajando allí, y va a ser muy especial. El homenaje también nos hace ilusión”, dice Martínez.

 

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies