PRIMER PLANO – Mª José Urdánoz – “La imagen es primordial en el mundo en el que vivimos”

Natural de Estella, aunque vecina de Pamplona, desarrolla una profesión que gana presencia en las ciudades pequeñas: la de asesora de imagen

www.mariajoseurdanoz.es

Mª José Urdánoz Zabalza cambió hace dos años su profesión de enfermera por la de personal shopper. Después de 25 años de dedicación sanitaria, la pérdida de su empleo trajo consigo una oportunidad: desarrollar una de sus pasiones, la moda. Como asesora de imagen -un oficio que poco a poco se traslada desde las grandes a las pequeñas ciudades- ayuda a sus clientes a crear y actualizar el fondo de armario; orienta para ocasiones especiales y acompaña a quien necesite encontrar su estilo y sacar el mejor partido a su figura.

Personal shopper o asistente de compras, ¿esta profesión ha existido siempre o es una nueva necesidad?
El trabajo de personal shopper es algo que está muy asumido en Estados Unidos y en las grandes capitales. En poblaciones más pequeñas, como Pamplona, ha empezado a funcionar hace poco, hay ya algún centro de formación y de asesoramiento en imagen. Yo desarrollo mi trabajo con un matiz. Intento transmitir que no sólo una persona tiene que ir adecuadamente vestida sino que tiene que saber comportarse en un momento dado.

¿Qué importancia tiene la imagen hoy en día?
La imagen es primordial en el mundo en el que vivimos. En sólo diez segundos nos hacemos una idea de la persona que tenemos delante, puede que nos equivoquemos pero es así. Las personas transmiten información a través del lenguaje no verbal. La imagen es muy importante en un entrevista de trabajo, en un compromiso social, porque refleja nuestra forma de ser, nuestra personalidad.

¿Cómo surge la oportunidad de ser personal shopper? ¿Siempre te ha gustado la moda?
Siempre me ha gustado, aparte de la moda, atender adecuadamente a las personas. Eso lo heredé de mi madre que le gustaba recibir a la gente en casa en mesas muy bien puestas. Siempre me ha gustado servir a los demás, y así lo hice como enfermera durante veinticinco años. Pueden parecer dos profesiones muy distintas, pero tienen en común el contacto con la gente y el cuidado. Después de 25 años me despidieron del trabajo y decidí dedicarme a la otra pasión de mi vida, que es la moda.

¿Qué servicios ofreces como personal shopper?
Como asesora de imagen los servicios son integrales, lo que el cliente solicite, incluidos estudios de color y morfológico para conocer los tonos que más favorecen a cada persona y para poder elegir prendas que equilibren su figura. Hago desde un fondo de armario hasta asesoramiento sobre organización de eventos y protocolo, incluso recomendaciones de peluquería, maquillaje y también de cirujanos plásticos y dentistas en un momento dado.

¿Y a quién los diriges?
A quien se encuentre falto de estilo, quien compra pero no está cómodo haciéndolo o no sabe cómo conjuntar la ropa. A personas muy liadas, sin tiempo para ir de tiendas y probarse, yo les adelanto el trabajo. También recurre a mí quien tiene un evento, una boda por ejemplo, y no sabe cómo acertar, si va de más o de menos, si llevar tocado qué elegir en una boda de etiqueta. Me dirijo a quien tiene diez vaqueros pero no se pone más que uno, a quien tiene un armario que no cubre sus necesidades, a quien no sabe qué ponerse y a quien necesita completar o renovar su fondo de armario. Yo siempre digo que hay que comprar con cabeza y saber combinar las nuevas adquisiciones con lo que ya tenemos en casa.

¿Cuál es el servicio más demandado y cuáles son las pautas de tu trabajo?

Lo más demandado es el asesoramiento de imagen, una puesta al día del fondo de armario y también la compra para un momento puntual. Lo primero es pasarle al cliente un cuestionario personalizado para conocerle lo mejor posible: su profesión, sus aficiones, si tiene niños, si habitualmente acude a compromisos sociales, el tipo de tiendas que le gustan, el presupuesto que quiere destinar, cómo es su personalidad y otras cuestiones personales. Después, estudio su fondo de armario; yo nunca hago un asesoramiento sin conocer su fondo de armario para evitar comprar cosas que no hacen falta. A continuación preparo la ruta de tiendas, voy personalmente y reservo para ir después con el cliente a los sitios elegidos. El proceso puede durar normalmente una tarde o una mañana y, fundamentalmente, me llaman mujeres.

¿Con estilo se nace o se hace?
El estilo se tiene o no se tiene. Hay quien puede ponerse cualquier cosa porque todo le sienta bien y también quien tiene su estilo propio. Yo siempre digo que una persona tiene que ser una misma, y sobre todo estar cómoda. Tiene que transmitir su personalidad siempre, a la vez que ir vestido de manera adecuada a cada sitio. Con mis consejos nunca pretendo disfrazar a la gente porque el estilo propio, si se tiene, no se ha de cambiar nunca. En cierto modo se puede educar, pero lo que no se puede imponer nunca es la elegancia.

La importancia del fondo de armario

El fondo de armario siempre es personalizado, depende de la edad, de la profesión y del estilo de vida de la persona, sea hombre o mujer, pero siempre hay prendas que no pueden faltar.

MUJER
• Vestido negro básico. Polivalente para una boda, para tomar unas copas o hacer una entrevista de trabajo.
• Pantalón de vestir en tonos neutros: negro o crudo.
• Un pantalón vaquero.
• Una camisa blanca.

HOMBRE
• Si no utiliza traje a diario, un traje de color azul marino o gris oscuro, nunca negro.
• Una camisa blanca.
• Unos vaqueros.
• Unos pantalones tipo chinos.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies