Aprobación en Pleno de la subida de las tasas de la Escuela de Música

Los padres de los alumnos y los profesores pedían la paralización del proyecto

El Pleno del Ayuntamiento de Estella-Lizarra aprobaba en la sesión ordinaria del jueves 5 de mayo la propuesta de subida de tasas de la Escuela de Música Julián Romano en un 25%. El descontento y la oposición por parte de las familias y el profesorado del centro municipal -mostrado de diferentes maneras en los últimos días- no conseguían demorar la puesta en práctica de la medida y se aprobaba con los votos del equipo de Gobierno –EH Bildu, Ahora-Orain y Nabai- en una sesión no carente de debate.

La apertura de una campaña en la plataforma Change.org, diferentes comunicados y una manifestación celebrada el viernes 29 de abril no conseguían mover la postura del equipo de Gobierno que la defendía firmemente.

El equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Estella sustenta su decisión en informes económicos municipales y de la Cámara de Comptos y solicita el apoyo de los Ayuntamientos de la Merindad, dado que más del 50% del alumnado de la escuela no está empadronado en la ciudad del Ega. También defiende que el estudio de un segundo instrumento no es condición sine qua non para que los alumnos continúen después una formación superior, punto en el que discrepa el claustro de profesores. Por lo tanto, el Ayuntamiento apuesta por poner freno a una formación que entiende actualmente ilimitada y otorgará becas para los alumnos de Estella.

El Pleno de mayo estuvo marcado por un amplio debate antes de la votación del único punto del orden del día, en el que intervinieron los ediles municipales y también el público congregado, en buena parte profesores y padres de alumnos, que no ven viable el futuro de la escuela de música con las nuevas tasas. El desconcierto entre familias y profesores quedó patente a través de diferentes intervenciones que no consiguieron conocer de boca de los concejales el ahorro que la medida supondrá a las arcas municipales. El equipo destacó que ese ahorro dependerá de las matriculaciones futuras.

Por su parte, la oposición mostró su opinión. El PSN, con Ignacio Sanz de Galdeano como portavoz, lamentó la falta real de participación ciudadana en un debate a hechos consumados y “de manera impositiva”. UPN fue más directo en la defensa de su postura, como ya manifestó unos días antes en rueda de prensa, y defendió servicios públicos para la ciudadanía, sobre todo en una ciudad cabeza de Merindad que se debe a los pueblos de la comarca, tal y como apuntaron los concejales.

Begoña Ganuza, portavoz regionalista, destacó en varias ocasiones la situación económica favorable del Ayuntamiento de Estella que permitiría mantener la situación de las tasas de la Escuela como hasta el momento. “El Ayuntamiento no es una empresa privada con ánimo de lucro. Ha de presentar servicios al ciudadano, aunque sean deficitarios, como los son muchos, al menor coste posible. La situación de este Ayuntamiento es buena y nos lo podemos permitir, luego están las prioridades que tenga cada ayuntamiento y la gestión política”, destacaba.

El concejal de Cultura, Regino Etxabe, se dirigía al público y apuntaba que no se puede considerar al Ayuntamiento de Estella como el único culpable sin tener en cuenta la implicación de otros ayuntamientos con alumnos en el centro. El Ayuntamiento aporta unas cifras: el coste por alumno, de Estella y de fuera, de más de 400 alumnos. Las familias otros: como el coste de la educación musical de un hijo de hasta 1.800 euros.

Actualmente, el Gobierno de Navarra asume un 11% del gasto de la Escuela de Música Julián Romano, y las familias y el claustro han manifestado ya en varias ocasiones la necesidad de aportación del 33%.

Cerca de 400 personas apoyaron la música
en manifestación


El anuncio de la subida de tasas para los alumnos de la Escuela de Música Julián Romano llevó a los padres a convocar una manifestación que contó con el seguimiento de unas 400 personas. Al son de la música, tocando los instrumentos en lo que parecía una cita festiva, los manifestantes defendieron la música y su enseñanza en clara oposición a la medida tomada por el equipo de Gobierno y que se llevaría a Pleno el jueves siguiente.

Primero los alumnos formados cual banda de música, seguidos de profesores, padres y simpatizantes, el grupo partió del edificio de San Benito y discurrió por la plaza de la Coronación y las calles San Andrés y Mayor hasta llegar ante la fachada del ayuntamiento. Eran las 19.25 horas, casi media hora después del inicio, cuando una de las alumnas leía un comunicado en defensa de la formación musical. Una pancarta protagonizó la protesta con el lema ‘Música para todos’. Al final de la manifestación se repartió entre los alumnos cintas negras que se colocaron sobre la boca en signo de protesta.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies