Halloween, la otra fiesta de los difuntos

La cita de disfraces cobra más fuerza cada año, sobre todo entre los más pequeños

Los colores oscuros en las telas y los brillantes rojos de rostros sangrientos eran la tónica en la estética de Halloween que se pudo ver el lunes 31 de octubre en las calles de Estella cuando la luz del día ya había caído. La tradición anglosajona del Halloween se asienta con fuerza en Estella en los últimos años y se entiende como una pequeña fiesta de disfraces en la que el “Truco o trato” se escucha por todas las esquinas.

En esta ocasión abría sus puertas para la concentración de disfraces, si bien, las buenas temperaturas trasladaron la fiesta a la plaza de los Fueros. Los niños, en cuadrillas, algunos acompañados por sus padres, también disfrazados, disfrutaron de una tarde única. La fiesta continuaba por la noche para los jóvenes que no quisieron dejar pasar la fecha sin divertirse en los bares.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies