De Estella a Marruecos, sin fronteras

De Estella a Marruecos, sin fronteras

El estellés Andrés Beraza relata cómo a raíz de un viaje para descubrir el desierto se enamoró del pueblo bereber y acabó apoyando y coordinando desde Estella la asociación ‘Amigos sin fronteras’ de Midelt

La novela ‘Los Amigos del Desierto’, del escritor Pablo D’Ors, despertó en el estellés, Andrés Beraza, la necesidad de vivir y sentir el desierto. En búsqueda de un viaje interior y encuentro con uno mismo, contactó con el autor para que le aconsejara a qué zona acudir y acabó viajando a la localidad de Midelt. En el desierto, Andrés Beraza no sólo sintió la inmensidad en medio de la nada, también tuvo la experiencia de la soledad habitada y un encuentro personal muy profundo donde descubrió mayores cotas de autenticidad y libertad interior. A parte de esta experiencia, lo más relevante fue el encuentro con el pueblo Bereber, del que se enamoró. Fruto de su amistad con Younes y Soufianne surgió la oportunidad de crear la asociación ‘Amigos sin fronteras’ que, a través de campamentos con voluntarios europeos, ofrece clases de idiomas, juegos, bailes e intercambios de culturas a niños y niñas sin recursos.

A medio camino entre Fez y el desierto, en el medio Atlas, se encuentra el pueblo de Midelt. “No sólo tuve una experiencia personal muy íntima y profunda también me enamoré del pueblo bereber. Tienen unos valores esenciales que me cautivaron. Son personas muy abiertas con todo el mundo y tienen un sentido de la solidaridad muy grande, viven la vida con mucha gratitud y confianza. De alguna manera encontré una humanidad que en nuestra sociedad, más avanzada, se ha perdido”, expresaba Andrés Beraza. Estos viajes a Marruecos permitieron que la vida le diera la oportunidad de lanzarse al mundo del voluntariado, a raíz de conocer a Younes y Soufianne. “Estos amigos ya trabajaban con niños y niñas en campamentos de verano y querían crear su propia asociación en el pueblo. Me pidieron ayuda porque a pesar de que podían crear la asociación, necesitaban la ayuda para el tema de búsqueda de jóvenes voluntarios. Al principio no sabía si iba a ser capaz de ayudarles porque yo no tenía experiencia en temas de voluntariado, pero al pedírmelo con tanta franqueza dije que sí, volví a Estella, cree una página web y un proyecto para conseguir voluntarios. Soy su enlace desde aquí”, informaba Andrés Beraza, quien agradece a la empresa Tex y al colegio Mater Dei, de Ayegui, por la aportación del material escolar que utilizan en el campamento, así como al arzobispado de Pamplona que organiza cursos gratuitos de voluntariado, imprescindibles para cualquier persona que quiera hacer una experiencia de voluntariado y quiera adquirir herramientas y competencias sólidas que le permitan un desempeño satisfactorio para poder viajar con las ideas claras y una actitud adecuada hacia una cultura y sociedad muy diferente a la nuestra.

Vivencias auténticas
El primer viaje de voluntariado fue hace dos años. Desde Estella acudieron seis personas que aportaron sus conocimientos a niños y niñas en la localidad de Flilou. “Este primer viaje no fue a Midelt, ya que las personas involucradas de allá decidieron que había que trabajar en esa localidad”, explicaba Andrés. El segundo viaje fue a Midelt, el año pasado. Acudieron trece voluntarios de los cuales cuatro eran de Estella: Beatriz de Toro, Xabier Nicuesa, Maialen López y el propio Andrés Beraza. El resto procedían de Tudela, Bilbao y Pamplona. “En los campamentos lo que se hace es dar clases de idiomas, sobre todo de francés e inglés. Durante el verano no tienen recursos de ocio y estos campamentos les abren muchas puertas ya que aprenden los idiomas, juegan y se crean lazos de amistad entre culturas. También educamos en temas de igualdad y derechos de la mujer”, explicaba Andrés. Uno de los aspectos más importantes es el diálogo intercultural que se crea entre los voluntarios. “Es muy bonito ver cómo durante la experiencia se van quitando prejuicios. Al fin y al cabo se convive con el pueblo bereber y con personas de diferentes ideologías y creencias. Cabe destacar que esta iniciativa sale de ellos y nosotros accedemos a colaborar, por lo que la experiencia que los voluntarios viven allá es muy auténtica”, recalcaba Beraza. Además del trabajo en los campamentos, lo voluntarios tienen la oportunidad, los fines de semana, de conocer el entorno de Midelt. La próxima experiencia que unirá a personas de Estella y Marruecos será en julio de 2020. ¿Te animas?

Amigos sin fronteras

La asociación Amigos sin fronteras es una pequeña organización bereber, sin ánimo de lucro, situada en la localidad del Atlas marroquí denominada Midelt. Con la ayuda de voluntarios extranjeros, trabajan en la promoción de la educación de los niños y niñas ya que consideran que es la mejor herramienta para el desarrollo personal y social de la región. Para ello, organizan campamentos de verano con profesorado voluntario donde los niños y niñas reciben clases de idiomas, juegan, bailan y abren sus mentes y miradas. Los valores que identifican a la asociación son la promoción de la amistad, la interculturalidad, la igualdad entre hombre y mujeres y la solidaridad. El objetivo es asentar estas bases para crear una sociedad más justa y humana.

Entrevista

Beatriz de Toro Elizalde
48 años – Ejerce como profesora
Licenciada en Filología Inglesa y graduada en Maestro
de Educación Primaria

“En cuestión de convivencia, ‘menos es más'”

¿Cómo surgió esta oportunidad de voluntariado?
En un principio, Andrés me propuso colaborar con la asociación participando en la organización previa de las clases, pero tanto Andrés como mi familia me animaron a ir a Marruecos y hacer ese trabajo in situ.

¿Qué te aportó?
Lo importante no es lo que me aportó a mí, sino lo yo puedo aportar a los demás. Hay que ser conscientes de que no vamos de vacaciones, ¡vamos a trabajar! Y para comprender cuál es nuestra labor es muy importante acudir a los cursos de formación previos al voluntariado. Todo lo que vivimos fue para mí una experiencia vital que me aportó muchas cosas. En primer lugar, una experiencia de este tipo te hace poner los pies en la tierra y te recuerda que en cuestión de convivencia “menos es más”. No son necesarias tantas cosas superfluas para ser feliz y disfrutar. De hecho, una vida más austera sin tecnología y grandes comodidades te lleva a pasar más tiempo con tus compañeros charlando, compartiendo tareas y estrechando lazos.
Para mí ha sido muy importante la relación con mis compañeros ya que han roto estereotipos y prejuicios que con la edad adquirimos sobre los jóvenes. Finalmente, me gustaría destacar el sentimiento de agradecimiento que diariamente recibíamos por nuestra colaboración. El respeto que los habitantes de Midelt nos tenían por colaborar con ellos es uno de los valores que hemos olvidado en la sociedad actual. Los monitores, profesores, etc., son tratados con respeto y cariño por los alumnos y sus familias porque para ellos la educación es primordial para tener un futuro mejor y no siempre tienen acceso a una educación de calidad.

¿Qué labor desempeñaste allá?
En principio, mi tarea consistía en la organización previa de las clases, pero una vez te encuentras en el lugar donde vas a trabajar, es necesario reestructurar todo ya que hasta ese momento no sabemos exactamente los espacios con los que contamos, el número de alumnos que acudirán a las clases, sus edades y niveles, etc. Además de la tarea organizativa, todos los voluntarios teníamos una labor docente y en mi caso impartí clases de inglés a un grupo de alumnos universitarios.

¿Repetirás la experiencia en 2020?
Si las circunstancias me lo permiten (espero que así sea) por supuesto que repetiré. En caso de no poder ir a Marruecos, me gustaría seguir trabajando con la asociación desde España

Entrevista

Xabier Nicuesa Azanza
18 años – Estudiante Grado Superior Integración Social

“Mi experiencia como voluntario ha sido inmensamente
gratificante”

¿Cómo surgió esta oportunidad de voluntariado?
Desde siempre había querido hacer un voluntariado e irme a otro país, primero para ayudar a las personas y segundo para aprender otras culturas, otro modo de vivir, etc. Esta oportunidad surgió un día que estábamos hablando en familia sobre los voluntariados y les dije que me gustaría hacer uno en el verano. Conocí a Andrés y pude realizar este viaje tan maravilloso y gratificante.

¿Qué te aportó?
Nuevos amigos y amigas con los que hice muy buen trato y me ayudaron mucho en los momentos de bajón. Gracias a este voluntariado, he conocido una realidad que yo no sabía, ni tenía idea sobre las circunstancias que ocurren, en este caso, en Marruecos. He crecido como persona porque, aunque en un principio los voluntarios vamos con la idea de ayudar a personas necesitadas, la realidad es que las personas de allá acaban ayudándote mucho.

¿Qué labor desempeñaste allá?
En el colegio en el que estábamos, dividimos a todo el alumnado en tres clases. En la primera clase estaban los niños y niñas más pequeñas. Con ellos pintábamos, jugábamos, bailábamos y cantábamos. En la segunda clase, se enseñaba francés, se realizaban juegos y se daban clases para que aprendieran. En la tercera clase se enseñaba inglés, a base del francés, porque las personas que acudían a esta clase ya tenían un conocimiento de francés.

¿Has colaborado como voluntario en otros lugares?
Esta ha sido mi primera experiencia como voluntario, pero a lo largo de mi vida me gustaría seguir siendo voluntario, para seguir progresando como persona, para seguir ayudando a la gente necesitada, para aumentar mis habilidades sociales y porque me viene muy bien para mis estudios.

¿Repetirás la experiencia en 2020?
Mi experiencia como voluntario ha sido inmensamente gratificante y espero poder repetir esta maravillosa experiencia. Por último, recomiendo a todas las personas para que hagan, por lo menos, una vez en su vida, un viaje como este porque les va a venir muy bien a ellos, como personas, y a las personas que vayan a ayudar.

Entrevista

Maialen López Abrego
23 años – Antropología social

“‘Amigos sin fronteras’ es una de las asociaciones en las que se puede confiar”

¿Cómo surgió la oportunidad de voluntariado?
Vi una publicación en internet sobre el voluntariado que me llamó la atención, pero ahí quedó. Después de un tiempo me volvió a rondar la idea de hacer voluntariado por lo que busqué información y, tras observar que era algo que iba conmigo, me animé a integrarme.

¿Qué te aportó?
Mucho amor y aprendizaje personal. Aprendí en el día a día de las cosas más simples, incluso limpiando la casa al estilo marroquí. Sentí mucho amor por todas las personas con las que estuve, tanto de las voluntarias que íbamos de Navarra como con las voluntarias y personas de Midelt, las niñas, incluso observando a las personas, el paisaje, las casas, etc… Ha sido una experiencia increíble.

¿Qué labor desempeñaste allá?
Estuve dando clases de inglés junto a otras voluntarias a un grupo de unos 30 jóvenes de edades comprendidas entre los 14 y 20 años. La mayoría no hablaba en inglés, pero sí que conocían algo. Tratamos de aportar a todas las personas por igual. La barrera del idioma fue un gran reto que creo que superamos muy bien, pues supimos cómo entendernos, hablando en francés o con lenguaje humano, con quienes hablaban en árabe o bereber.

¿Has colaborado como voluntaria en otros lugares?
No, fue mi primera experiencia como voluntaria y no será la ­última.

¿Repetirás la experiencia en 2020?
La vida da muchas vueltas y brincos y no me gusta adelantarme, pero es una de las posibilidades. Igualmente recomiendo a todas aquellas personas que sienten algo cuando escuchan sobre voluntariado para que se anime a realizarlo, seguro que disfrutarán mucho ofreciendo su tiempo y amor, y sin duda ‘Amigos sin fronteras’ es una de las asociaciones en las que se puede confiar.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies