ASOCIACIONES – CLUB DE OCIO DE ANFAS – El Programa de Ocio, Pilar de la Anfas en Estella

ASOCIACIONES – CLUB DE OCIO DE ANFAS – El Programa de Ocio, Pilar de la Anfas en Estella

En 1976 se creaba el Club Lizarrakoak. Hoy la actividad continúa con fuerza como espacio y tiempo de calidad

Mucho ha llovido y muchas cosas se han conseguido desde que, en 1976, se creara en Estella el club de ocio Lizarrakoak para personas con discapacidad intelectual. Fue la inquietud de las familias lo que hizo posible la formación de Anfas en Navarra en 1961, la apertura de la delegación de Estella en 1972 y la creación del espacio de ocio poco después. Porque el ocio es un derecho, el Programa continúa hoy como un pilar imprescindible de la actividad de Anfas en la ciudad del Ega.

Aunque el camino todavía tenga batallas por conquistar hacia una completa inclusión en la sociedad, se avanza poco a poco. Explica la responsable del club de ocio de Estella, Elena Arive, que la autonomía es una de ellas. En cuanto al ocio, son los socios y los usuarios del programa quienes deciden sobre el destino de su tiempo. “Las actividades las eligen ellos. En realidad, la iniciativa es para que se junten con los amigos y reciban respuesta a sus gustos e intereses, como cualquier persona, y que se relacionen más allá de la familia, siempre con los apoyos que necesitan”.

La delegación de Anfas en Estella cuenta actualmente con dos grupos de ocio: el juvenil, con siete integrantes de edades comprendidas entre los 8 y los 23 años, que se reúnen los sábados de 10 a 13 horas, y el de adultos, con participantes entre los 29 y los 61 años, que se juntan los sábados de 16.30 a 19.30 horas. Recientemente, se ha creado un nuevo grupo en Lodosa, ‘En buena compañía’, que aglutina a otras siete personas.

Lizarrakoak

Las actividades que pone en marcha el grupo de ocio son muy variadas. Desde sesiones de discoteca, hasta talleres de teatro, de cocina, cine y todo tipo de recursos tanto dentro del centro como también fuera, en la ciudad. “A veces lo que hacemos no es otra cosa que ir a tomar un café, al lugar que acuerden, porque buscamos un acceso a los espacios y a la sociedad normalizados. También nos gusta participar en las cosas que se organizan en Estella”, añade la responsable del grupo de ocio.

En esta línea participativa, los usuarios del grupo de ocio de Anfas no se pierden la cita de Caldereros ni el Carnaval ni el Día del Árbol, por dar tan sólo tres ejemplos. Hace unos días, el grupo acudía al programa de radio ‘No es un día cualquiera’, que RNE retransmitió desde los cines Los Llanos.

Además, como acciones de sensibilización, el grupo organiza una chocolatada en Carnaval, pone un puesto de pincho solidario en la Semana Medieval, colabora con la exposición de la Asociación de Belenistas o protagonizan la cuña de radio de la propia asociación. Por si fuera poco, su implicación en la atención al peregrino en el albergue que Anfas Estella abre durante el verano hace posible un proyecto altamente gratificante.

Para el desarrollo del programa de ocio, el grupo cuenta también con el apoyo imprescindible de un grupo de quince voluntarios que permiten cubrir las necesidades tanto dentro como fuera de la sede de Anfas durante los tiempos de ocio. “En el grupo de juveniles cada participante dispone de un acompañante, además de un cuidador contratado, para garantizar la satisfacción de sus necesidades y un ocio de calidad. Con los adultos suelen estar 4 o 5 voluntarios, aunque siempre se garantiza su autonomía”.

Muchos son ya los años de funcionamiento del club, desde que ya era Lizarrakoak, y la actividad es altamente valorada por los propios usuarios y las familias. No en vano, el ocio es una vía de participación social que tiene como objetivos la inclusión y la igualdad. “Las actitudes están cambiando. La gente está más sensibilizada y se va normalizando, aunque todavía queda trabajo por hacer. Hay que seguir insistiendo en materia de sensibilización, sobre todo en los centros educativos, y eliminar todo el sentimiento de pena y pensamientos del tipo no son capaces, porque sí lo son”, apunta Arive.

ASÍ ES

FUNDACIÓN. Como fechas destacadas, Anfas Estella se fundó en 1972, gracias a un colectivo de familiares y amigos de personas con discapacidad intelectual. En 1976, se creó la Escuela Taller, donde se realizaban actividades laborales, terapéuticas, de psicomotricidad y artes plásticas. En ese año se crea también el club de ocio Lizarrakoak, pionero, y hoy más activo que nunca como Programa de Ocio de Anfas en la ciudad del Ega.

NÚMERO DE PARTICIPANTES. En Estella, un total de 22: siete en el grupo de juveniles y 15 en el de adultos.

FINANCIACIÓN. Los socios de Anfas pagan la cuota anual de 90 euros más la cuota mensual por el programa de ocio de 30 euros mensuales.

CONTACTO. Sede de Estella: C/ Cordeleros, 7. Tfno.: 948 554551

ENTREVISTA

José Luis López Asurmendi. Participante veterano del Programa de Ocio de Anfas

José Luis López

“Somos muy amigos. Algunos llevamos muchos años juntos”

¿Qué es lo que más te gusta del grupo de ocio?
En el grupo me lo paso muy bien. Lo que más me ha gustado es Master Chef, que hicimos unos pinchos, se votó el más rico y luego nos los comimos. También me gustó ir a la bolera en Pamplona, la pintura y el programa de radio en los cines.

¿Tienes muchos amigos? ¿Qué tal os lleváis?
Somos muy amigos, algunos llevamos muchos años juntos, Carlos Manuel, Raúl… Somos un grupo de amigos y yo espero que llegue el sábado para juntarnos, aunque en Oncineda también hago muchas cosas y me lo paso bien.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies