Villatuerta ‘recupera’ los altorrelieves de la ermita de San Miguel

Villatuerta ‘recupera’ los altorrelieves de la ermita de San Miguel

El Ayuntamiento inauguró las réplicas de piedra, colocadas en la fachada del colegio, en el contexto de las fiestas de San Veremundo

San Veremundo dio un año más el pistoletazo de salida a las fiestas en la comarca. Del 7 al 10 de marzo, la localidad disfrutó de un programa festivo con una novedad. El viernes, después de la procesión, el Ayuntamiento inauguraba la colocación en la fachada del colegio público de las réplicas de nueve altorrelieves y una losa fundacional, que se encontraban en la fachada de la ermita de San Miguel. Por su valor, los originales fueron enviados para su conservación en 1954 al Museo de Navarra. Ahora sus réplicas ocupan un lugar privilegiado a la vista de vecinos y peregrinos en pleno Camino de Santiago.

“La vecina Isabel Goñi, socia de Amife, fue la encargada de inaugurar las fiestas desde el balcón consistorial“

La alcaldesa del municipio, María José Fernández, se dirigía a los vecinos asistentes ante el colegio y les explicaba un proyecto que calificó de colectivo. Allí se encontraban el resto de los protagonistas de la historia: el estellés Domingo Llauró, quien esculpió las reproducciones de los nueve relieves y la losa fundacional; el vecino de Villatuerta, José María Ocáriz, que impulsó su exposición con carácter divulgativo y Luis Mañeru, autor de un libro sobre la historia de Villatuerta, en el que se han basado los textos del panel informativo que acompaña a las reproducciones. 

“A Domingo se le ocurrió la idea, compró la piedra y la talló. Otro vecino del pueblo se empeñó en que se expusiera y compró también alguna piedra. El Camino de Santiago nos pareció un buen lugar para colocarlas, para que la gente sepa que hubo relieves, que formaron parte de nuestra historia y que tienen que estar”, apuntó Mª José Fernández. 

Los nueve altorrelieves y la losa fundacional componen uno de los primeros conjuntos escultóricos monumentales cristianos del siglo X en España. La ermita que los acogía, San Miguel, se encuentra a 1,5 km de la localidad siguiendo el Camino de Santiago. Se trata de una de las primeras iglesias prerrománicas en la zona del Pirineo occidental, datada en torno al año 970. Los relieves son de arenisca, cuadrangulares, de unos 400 cm en cada lado. 

Procesión 

Hasta el lugar elegido se acercaba un grupo de vecinos, después de la celebración de la procesión de San Veremundo. A las once y media se celebraba misa y cuarenta minutos después, el santo, a hombros, recorría varias calles del municipio. Encabezaba la comitiva, portando la cruz, el vecino José Luis Goñi. Detrás, el párroco, David Antona Antona, acompañado de cuatro niños monaguillos. Las andas del patrón las portaban diferentes vecinos que se iban turnando el privilegio. Entre otros participaron José Ignacio Undiano, Carlos San Martín, Javier Sanz de Galdeano, Carmelo Lizasoáin, Antonio Pinillos, Reyes Ganuza y Lourdes Azcona.

Por segundo año, la procesión recorrió durante veinte minutos el barrio bajo. Desde la iglesia se realizó un itinerario circular por la calle San Veremundo, la Ronda Senda Moronda y la avenida Estella para volver al templo. La Corporación municipal participaba en uno de los actos centrales del programa por su tradición. Portaba la bandera, la concejal Goreti Urra. 

Las fiestas de San Veremundo 2013 comenzaban en el Ayuntamiento el jueves 7 de marzo, cuando la integrante de la Asociación de Personas con Discapacidad Física de Tierra Estella (Amife), Isabel Goñi Lara, prendía la mecha del cohete. Seguía una misa de vísperas y la quema de la hoguera, que pudo realizarse, a pesar de las lluvias durante la tarde. En el programa de San Veremundo no faltaron los espectáculos taurinos en El Raso, las vueltas al pueblo con la txaranga, los toricos de fuego, la cena popular el viernes para 200 personas, la música, el baile de disfraces, las actuaciones infantiles ni los partidos de pelota, entre otras actividades.

Título

Figuras humanas, animales y motivos religiosos

El conjunto de los relieves está formado por nueve losas de arenisca, cuadrangulares de unos 40 cm. cada lado. Siete de los altorrelieves se encontraban juntos, en el muro sur de la ermita de San Miguel, distribuidos en una franja por debajo de la cornisa que corona el alero de la ermita. En el conjunto se localizan animales como perros y un gallo, la representación de una ceremonia religiosa, una figura humana que alza los brazos, un personaje a caballo (obispo) y una figura antropomorfa con una pierna cruzada (mono). Los más significativos son los que representan a Cristo Crucificado y el arcángel San Miguel, además de la lápida fundacional. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies