La izquierda abertzale considera suficientes 3.700 nuevas viviendas en el PGOU

La izquierda abertzale considera suficientes 3.700 nuevas viviendas en el PGOU

Emma Ruiz ve desproporcionada la posible construcción de 6.486 viviendas en Estella en los próximos diez años

La concejal no adscrita Emma Ruiz presentó sus alegaciones al Plan General, cuyo plazo de exposición pública terminó el 18 de febrero. En opinión de la edil de la izquierda abertzale de Estella, el Plan no responde a un modelo de ciudad “adecuado”, agrede al Plan Especial de Protección del Casco Histórico (PEPRI) y al Plan Especial de Los Llanos. En su opinión, se ha tramitado en plena burbuja inmobiliaria, por lo que la construcción de 6.486 nuevas viviendas es inviable. En su alegación apuesta por reducir ese número a un máximo de 3.700. Además, el 50% debería de ser de protección oficial y un 10% se destinaría a uso público social.

Emma Ruiz y Patxi Lage explicaron que la posibilidad de construir 6.480 viviendas en 2,25 millones de metros cuadrados de suelo urbanizable responde únicamente a un “pelotazo urbanístico. “Ordenación del Territorio prevé un aumento poblacional en los diez próximos años de 500 habitantes, mientras que el Plan prevé entre 17.000 y 20.000. En el caso de que no se desarrollen ni se construyan, se complica el desarrollo del Plan en cuanto a dotaciones y servicios. Sólo puede haber dos razones: o el interés recaudatorio, el contribuyente pagaría la recalificación de rústica a urbanizable, o bien dejar en manos privadas el futuro de la ciudad”, declaró Lage.

El grupo destacó varios fallos en la memoria del Plan, como un convenio firmado con Nasuinsa para el desarrollo del Polígono Industrial, que quedó sin efecto. Para ajustarse a un crecimiento lógico proponen en el documento eliminar suelo urbanizable de la Zona 1 (Estella-Bearin), Zona 2 (Valmayor), Zona 4 (Estella-Ayegui), los sectores 1, 2 y 5 del Área de Reparto 1 (Ibarra), el suelo urbanizable sectorizado industrial del Área de Reparto 4 (Ordoiz), el AR-5 (Belástegui) y la UE-11 como suelo urbano no consolidado (dentro del Casco Histórico).

La UE-11 hace referencia a las traseras de las casas de la plaza Santiago. “Son patios que configuran una forma de vida característica de la historia y tradición del casco histórico de la ciudad. Es el PEPRI el documento que ha de regular los usos”, detalla la alegación. Por otro lado, la alegación denuncia incumplimiento del convenio entre el Ayuntamiento y el Gobierno de Navarra sobre dotaciones relacionadas con los departamentos de Salud, Educación y Medio Ambiente.

En cuanto al proyecto Calle Norte, el documento introduce diferentes determinaciones, las más importantes: que comience en la rotonda de Renolit, que se incluya el área de Renolit y que entre Renolit y San Pedro de Lizarra no se posibilite construir más de 200 viviendas.

Respecto al Parque de Los Llanos, la izquierda abertzale insiste en que se mantengan los elementos estructurales morfológicos y estipula cambios en las normas de usos y de aprovechamiento. Destaca que se mantenga un mínimo del 60% de cada parcela libre de construcción y que el aprovechamiento medio será de 0.34 uas el metro cuadrado.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies