Tierra Estella Global: Miguel Sainz y Alicia Garriz, Houston.

“Nuestros hijos tienen la oportunidad de conocer otra cultura y aprender otro idioma”

Las ganas de vivir nuevas experiencias, personales y profesionales, han llevado a Miguel Sainz y Alicia Gárriz, y a sus dos hijos, Mikel y Aitana, a cambiar durante una temporada Estella por Houston, capital del estado de Texas en Estados Unidos. Sainz, químico de formación y profesor de Secundaria, fue seleccionado para el programa de profesores visitantes en Estados Unidos y Canadá del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de España para un periodo de tres cursos académicos.

Un instituto de Houston es su destino, donde también ha encontrado trabajo, igualmente como profesora de Ciencias, su mujer, la estellica y también química Alicia Gárriz. Junto a sus hijos, Mikel y Aitana, de 6 y 4 años, respectivamente, la familia saca partido a la oportunidad de conocer otra cultura, aprender o profundizar en otro idioma y disfrutar en una ciudad del sur de Estados Unidos distinguida internacionalmente por los ámbitos de la salud y la investigación y por acoger la sede del centro de control de misiones de la NASA.

¿Se piensa más la decisión cuando se traslada toda una familia?
Alicia Gárriz. En nuestro caso no. Uno de los motivos del traslado, a parte de nuestro desarrollo profesional, fue la oportunidad para nuestros hijos de conocer otra cultura y aprender otro idioma.

¿Contentos con la experiencia?
Miguel Sainz. Hasta el momento está siendo una experiencia única, tanto en el ámbito profesional como en el personal. Como todos los cambios, al principio fue un poco duro, cambio de cultura y de forma de trabajar, pero teníamos las ideas muy claras sobre lo que queríamos y nos adaptamos enseguida.

¿Y qué tal los niños?
A.G. Mejor de lo que pensábamos. Ellos se han adaptado mejor que nosotros. Mikel tiene 6 años, asiste a un colegio regular, completamente en inglés, y desde el primer día no tuvo ningún problema de adaptación, los niños americanos son muy extrovertidos y eso le ayudó mucho. Aitana, de 4, asiste a otro colegio diferente, su educación está siendo bilingüe durante este primer año, el próximo seguirá el modelo regular en inglés. En Estella, tanto Mikel como Aitana asistieron al modelo TIL de Remontival durante la Educación Infantil, lo cual les ha venido muy bien.

¿Cómo ha cambiado vuestro día a día?
A.G. No mucho, la verdad. El día a día de una familia con niños en Houston es muy parecido al que teníamos en Estella. Entre semana se resume a trabajo, coles, extraescolares, hacer los homeworks… La única diferencia son los horarios. Ellos entran al colegio a la 7.30, comemos a las once y salen a las tres. El fin de semana lo aprovechamos para conocer un poco más de Texas y su cultura.

En el plano laboral, ¿qué diferencias encontráis entre el sistema educativo americano y el español?
M.S. Son muy diferentes. Podríamos escribir un libro… Resumiendo, el americano es principalmente práctico, los niños aprenden los contenidos a partir de la práctica en el aula. También tienen multitud de recursos, tanto informáticos, todos los estudiantes de secundaria poseen su propio portátil cedido por el distrito, como humanos; en mi clase estoy como profesor y dispongo de un assistant teacher y un tutor para que me ayuden. Un aspecto que nos encanta es el fomento de la participación de los alumnos en la clase desde que son muy pequeños.
A.G. Para mí ha sido un cambio radical, nunca antes había impartido clase. Durante nueve años trabaje en BSH lidiando con los proveedores y ahora me toca lidiar con alumnos de 18 años; diferente pero muy gratificante. Respecto a la educación de mis hijos estoy muy contenta, la educación americana me ha sorprendido gratamente.

¿Cómo se ve fuera a los españoles y al país?
M.S. La mayoría de la gente nos ve como personas muy formadas y competentes. Una muestra de ello es que EE.UU. pide más profesionales españoles para el programa, prefieren españoles a pesar de tener a su disposición profesores bilingües mexicanos o centroamericanos. El país está ahora en boca de todo el mundo sobre todo por la crisis, saben que los jóvenes españoles lo estamos teniendo difícil para encontrar un trabajo y conocen que hay muchísima gente dispuesta a emigrar a EE.UU. en busca de oportunidades.

Con perspectiva, desde el otro lado del charco, ¿hacéis una valoración diferente de Estella, de Navarra? ¿Se ve de otra manera?

M.S. Estella nos encanta para vivir, es un lugar tranquilo y con muchos servicios, pero también nos damos cuenta de que es difícil encontrar oportunidades de trabajo.

¿Cómo se viven los orígenes desde la distancia? ¿Qué se echa de menos?
A.G. Sin dudarlo ni un segundo, la familia. Por supuesto, en un futuro volveremos a nuestros orígenes.
M.S. Como dice Alicia, lo que más echamos de menos es la familia.

¿Qué lección estáis aprendiendo de esta experiencia internacional?
M.S. Esta experiencia te aporta una visión global muy importante de la vida. Por el hecho de ser EE.UU., y particularmente Texas, estamos conviviendo con gente de todo el mundo. Es una experiencia muy enriquecedora culturalmente.
A.G. La lección más importante, confianza en uno mismo, ya que somos capaces de mucho más de lo que uno imagina. Por otro lado, el respeto por otras culturas y costumbres diferentes a las nuestras.

¿Animaríais a la gente a dar el paso y probar a salir fuera?
A.G. Por supuesto, pero hay que tenerlo muy claro. Hemos conocido gente que lo ha pasado mal y que ha regresado a España por darle importancia a cosas que realmente son superfluas, como que la ciudad de Houston es demasiado grande, que hace mucho calor o que los niños comen fatal. Hay que entender que es una cultura nueva, diferente y para mí eso no es algo negativo sino enriquecedor.
M.S. Al cien por cien. Como dice Alicia, está siendo una experiencia muy positiva. En el plano profesional estamos aprendiendo muchísimo y, en Educación, es importantísimo tener puntos de vista diferentes para luego poder aplicar lo mejor de cada sistema una vez volvamos a España.

Título

DNI


Nombre y apellidos.
Miguel Sainz Ramírez y Alicia Gárriz Lorz.

Edad. 37 años y 35 años, respectivamente. Estella.

Situación civil. Matrimonio con dos hijos de 4 y 6 años.

Formación. Licenciados en Química.

Profesión. Miguel es profesor interino de Enseñanza Secundaria, ahora desarrolla su trabajo como profesor de Ciencias (Biología, Física y Química), en Houston. Alicia ejerce en Houston, igualmente como profesora de ciencias. En Estella trabajó durante nueve años como Técnico de Calidad de Proveedores de BSH Electrodomésticos.

Idiomas. Los dos hablan español e inglés.

Fecha de llegada. Julio del 2014.

¿Fecha de vuelta? El programa termina en 2017.

Top 3 de Houston


Las visitas no se pueden perder…
1. Un paseo por el Herman Park, con concierto al aire libre incluido.

2. Una vuelta en bici por el Bayou o un café en los jardines de la Universidad de Rice.

3. “Houston es una ciudad grandísima con muchas cosas para hacer. Si alguien decide venir a vernos lo llevaríamos a la NASA, a ver un partido de la NBA y, si es en marzo, por supuesto el rodeo. Houston es una ciudad también muy conocida por sus museos”.

Título

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies