Primer plano: María Castejón, experta en cine y mujer

Primer plano: María Castejón, experta en cine y mujer

“Ahora la mujer es una superwoman: cuidadora, ama de casa y trabajadora; también ha de ser y estar estupenda”

De su padre tomó el espíritu guerrero de la política; de su madre, la afición al cine. María Castejón Leorza (Estella, 25/12/1975), doctora en Historia, funde ambas vertientes: la reivindicativa -en defensa de los derechos de la mujer- y el poder gráfico del cine para hablar de género. Su primer libro, ‘Fotogramas de género. Representación de Feminidades y Masculinidades en el cine Español. 1877-1989’ veía la luz en noviembre de 2013. Ahora llega una continuación, en unos días en las librerías, con igual título que el primero pero centrado en la década de los 90.

El cine y el análisis de los personajes femeninos permiten a María Castejón entender y explicar la situación de la mujer que, asegura, con la llegada al mercado del trabajo sin abandonar las responsabilidades anteriores y en una sociedad en la que impera la imagen, se ha convertido en una superwoman.

María Castejón, hija del que fuera alcalde socialista de Estella José Luis Castejón, se acercó hasta su ciudad para ofrecer un taller sobre mujer y cine a través del área de Igualdad. Licenciada en Historia y en Humanidades, está especializada en representaciones de género en el campo audiovisual. Su nuevo libro se puede adquirir a través de su blog http://mariacastejonleorza.com/.

¿Cómo surge tu interés por la situación de la mujer?
Siempre he sido bastante guerrera. Mi padre era político y entendía la política como se entendida hace 20 años, de servicio a la ciudadanía, no para medrar, y siempre he tenido bastantes posibilidades de desarrollar mis inquietudes. Pertenezco a la generación de los 90, que llegamos a la universidad en masa, en un momento en el que ya se habían publicado muchos libros sobre historia de las mujeres, lo que permitía investigar sobre ello. Era consciente de que era privilegiada, mi situación no era como fue la de mi madre ni la de mi abuela, aunque tampoco estaba todo solucionado. Siempre me ha interesado el tema de las injusticias y las ­de­sigualdades y centré mi tesis doctoral sobre las mujeres y el cine.


La tesis dio lugar al primero de tus libros y ahora sale a la calle una continuación. ¿Cuál es su mensaje y qué propósito tienen estos libros?

Los libros amplían un poco mi tesis doctoral. Siempre me ha gustado el cine, mi ama me trasladó la inquietud del cine desde muy pequeña. Siempre pensaba que sería muy interesante hacer una historia de las mujeres en España a partir de las películas, de ahí viene la tesis y los libros. En el proceso de tesina a tesis me di cuenta de que no tenía mucho sentido hablar solamente de la representación de las femineidades sin relacionarla con las masculinidades, que no es del todo habitual. Ha resultado un mapa a partir de más de 30 películas sobre la evolución de la situación de las femineidades y masculinidades en el cine. El cine siempre habla de las mujeres, aunque sean personajes secundarios, y tiene una cosa muy importante, nos muestra cómo se relacionan las mujeres y los hombres.

¿Qué imagen proyecta el cine de las mujeres?
Normalmente la de mujer cuidadora, la buena, la virtuosa, la buena madre o, si no, la mujer mala o sexuada. Coges peli de los 50 y solo hay amas de casa; ahora las mujeres del cine trabajan, pero el modelo sigue siendo el mismo. En mis análisis intento dar una visión positiva. Hay pelis que es imposible, pero hay otras en las que encuentras resquicios, lo que está claro es que el cine nos infra representa, en comparación con los personajes masculinos que son personajes héroes, como Clint Eastwood, Charlton Heston, hasta Rambo, e incluso los ahora héroes frikis que se quedan con la chica. Cuando hay heroínas están absolutamente sexualizadas, por ejemplo Tomb Raider o Kill Bill. Actualmente donde se dan muchas rupturas en cuanto a representaciones de los personajes femeninos es en las series de televisión, como Aida.

¿Qué opinas de ‘50 sombras de Grey’ y su personaje femenino?
He visto la primera película y no la encuentro excesivamente machista, salvo en el personaje de él, con ciertas perversiones y con cierto dirigismo porque estas perversiones se deben a que su madre no le cuidaba y se dedicaba a fumar crack, y a que una amiga de la madre le inició en todo esto. Eso es absolutamente machista y denunciable. Por lo demás, ella, al menos en esta primera película, elige, lo que ocurre es que en un país tan influenciado por el catolicismo todo lo que tiene que ver con la sexualidad se sobredimensiona.

¿Cuál es actualmente el papel de la mujer en la sociedad?
El que ha tenido siempre, el de madre, cuidadora, esposa y, aparte de todo esto, el de trabajadora y moderna. Hemos pasado en cuarenta años de tener que estar en casa aguantando a, de repente, en el 75, ser la mujer más moderna como si no hubiera pasado nada. Las mujeres hemos avanzado mucho pero la sociedad no ha avanzado tanto, y en un modelo en el que estamos muchas es el de superwoman: ser cuidadora, dedicarte a tu casa, trabajar, realizarte, ser una persona estupenda y estar guapa, con la presión de una sociedad que solamente ha cambiado a nivel legal y en las formas. Tenemos muchas más tareas y vemos que no somos libres.

¿Qué principales batallas tienen aún que librar las mujeres?
A nivel laboral, la brecha salarial y el techo de cristal siguen siendo una realidad. Trabajar la corresponsabilidad no significa que seamos nosotras las que cuadremos nuestra agenda. Restan batallas a nivel sexual, el estigma de la puta sigue estando ahí, la violencia de género, la violencia simbólica… Cuando la sociedad cree que hemos conseguido todo no hay más que tirar de estadísticas.

¿Qué espacio ocupa la mujer en el campo de la política?
Ahí están. En las redes sociales se decía que con la victoria en Andalucía de Susana Díaz el feminismo está de enhorabuena, ¿qué, cómo? No porque una mujer esté en el poder tiene que ser feminista, además por lo general una mujer que ha llegado al poder ha tenido que pasar por tanto… Sí me apetece destacar que la meritocracia es un mito, no puede funcionar en una sociedad desigual, en la que las mujeres estamos marcadas por la maternidad, por el trabajo, por las renuncias, porque el hombre no renuncia. Meritocracia no puede ser baremo en una sociedad desigual. La política es una trinchera.

Dentro de 25 años, ¿cómo imaginas la situación de la mujer?
Fastidiada. Ahora que estamos en modo elecciones, hay un eslogan clarísimo: “la revolución será feminista o no será”, pero cuando llegará no tengo ni idea. El feminismo es la revolución que más ha hecho por las vidas en el siglo XX y en el XXI.

Título

Cuatro en línea


Tu modelo femenino. Actrices, normalmente. Uma Thurman, Geena Davis, Carmen Maura y Verónica Forqué.

Una ‘superwoman’. Cualquier mujer cotidiana que trabaja, aspira y tiene hijos.

El mejor papel femenino del cine de los últimos tiempos. Ana, de ‘Las mujeres de verdad tienen curvas’, y Lola Herrera en ‘Función de noche’.

La política más valiente. Clara Campoamor. En los tiempos actuales, Teresa Rodríguez, de Podemos Andalucía, y Ana Colau.

Título

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies