PRIMER PLANO – Víctor Manuel Pascual, pastelero – “No nos da miedo estar expuestos a los clientes”

PRIMER PLANO – Víctor Manuel Pascual, pastelero – “No nos da miedo estar expuestos a los clientes”

El pastelero Víctor Manuel, vecino de Abárzuza, relata cómo se vive el estado de alarma desde su propio negocio, donde día a día atiende a los clientes, cumpliendo a rajatabla las medidas de seguridad contra el coronavirus

Víctor Manuel Pascual Miranda, de 39 años, tiene una larga trayectoria profesional como pastelero y, en octubre de 2019, cumplía uno de sus sueños: abrir su propia pastelería en Estella-Lizarra y deleitar a los clientes con sus dulces especialidades. Contento con la respuesta de la clientela durante estos meses, la semana pasada, los esquemas de negocio se rompían con la llegada del Covid-19. La venta de pan, pasteles y bollería y otros productos alimentarios para llevar, permiten mantener abierta la pastelería y continuar endulzando la vida de los clientes que día a día se acercan hasta Lizar Pastelería.

¿Cómo se actuó en vuestro establecimiento cuando comenzó a extenderse el coronavirus?
Lo primero que gestionamos fue el tema del personal a través de un ERTE (Expediente de Regulación de Empleo Temporal). Después, establecimos las medidas de distancia, de desinfección y solamente ofrecemos producto para llevar.

¿Cómo gestionáis el día a día?
Un poco sobre la marcha, porque es muy poca la clientela que se acerca y vamos con cuenta gotas. Al principio no venía casi nadie pero, poco a poco, la gente ya va saliendo a por el pan y a por cuatro cosas básicas.

“El que la gente venga a por el pan u otros productos a diario, es lo que va a mantener a los pequeños comercios”

“Establecimos medidas de distancia, desinfección y solamente ofrecemos productos para llevar

¿Qué medidas de prevención tomáis?
Mantenemos siempre la puerta abierta para ventilar y para que l

 

a gente no toque la manilla, tenemos desinfectante para las manos al entrar, la raya en el suelo para la distancia, desinfectamos con alcohol los mostradores, las bandejas y todo lo que está en contacto con el dinero, también utilizamos guantes y, cada vez que atendemos a un cliente, nos lavamos las manos con agua y jabón.

¿Da miedo estar expuestos a los clientes?
No, no nos da miedo.

¿Crees que se han tomado las medidas oportunas para frenar esta pandemia?
No lo sé. Lo que sí ha pasado es que se ha creado demasiada alarma en poco tiempo. Hay mucho desconcierto. La gente llena los carros hasta arriba cuando se permite ir todos los días a por alimentos. El que la gente venga a por el pan a diario o a obtener otros productos es lo que nos va a mantener a los pequeños comercios.
¿Cómo vivís el hecho de tener que cerrar como cafetería?
Mal porque es nuestro modo de vida. El café diario con el pastel o el bollo, los desayunos y las meriendas son nuestro día a día. Una mujer que cumplía los años esta semana encargó un pastel y fue un motivo de celebración para todos.

¿Afectará mucho esta situación a la economía?
Sí, el ingreso diario es mínimo. Se mantiene el servicio por las compras del pan y de los productos para llevar. Esto va a ser mucho peor que otras crisis. La situación acaba de empezar y seguro que va para largo, dicen que quince días, pero serán más.

Recomendaciones para los clientes

1-No tocar la manilla de la puerta.

2-Utilizar el desinfectante.

3-Respetar la línea de distancia de seguridad.

4-Nosotros nos encargamos del producto.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies