Las Fiestas de Los Arcos y el arte de cocinar pochas para 1.600 comensales

Las Fiestas de Los Arcos y el arte de cocinar pochas para 1.600 comensales

Un total de 340 kilos de pochas se repartieron en el Día de las Cinco Villas y Berrueza

Mucho cariño, buena mano, paciencia, tiempo y más de 25 años de experiencia son los secretos para cocinar 340 kilos de pochas para 1.600 comensales. Este año, Ignacio Yániz, Carlos Oyón, José Miguel Mayora, José Alberto Ortigosa y alrededor de diez personas auxiliares, que ayudan a los chefs a cortar y preparar los condimentos, fueron los grandes ‘masterchefs’ de las Fiestas de Los Arcos. Alrededor de 1.600 comensales disfrutaron de este rico manjar, el 19 de agosto, Día de las Cinco Villas y Berrueza.

A las 12:30 horas, el aroma a las pochas cocidas se percibía en la denominada calleja de la Cárcel. Un total de 18 cazuelas –con una capacidad para 80 raciones cada una– contenían los 340 kilos de pochas con pimiento, puerro, cebolla, ajo, tomate, zanahoria, chorizo y jamón. Algunas de las cazuelas ya tenían la piedra azul, símbolo de que la sal ya se había añadido. Si son dos piedras, significa que también se ha incluido al aceite de oliva. “Tres puños grandes de sal por cazuela y dos o tres vueltas con la cuchara”, apuntaban los cocineros. Calle Mayor preguntó a los chefs si también son los ‘cocineros de pochas oficiales’ de sus hogares. La respuesta fue unánime y, entre risas, coincidieron en que siempre les critican que son capaces de cocinar para 1.600 personas y no para un número más familiar o reducido. Desde las nueve de la mañana, los cocineros y ayudantes se acercan hasta el lugar para picar y preparar todos los condimentos. La cocción de las pochas finaliza hacia las 13 horas y reposan hasta las 15 horas, momento en el que los comensales –arqueños y arqueñas, peregrinos y alcaldes de las Cinco Villas y Berrueza así como de otras localidades vecinas de la merindad– ya están preparados en la calle Mayor para disfrutar del manjar.

Unas fiestas para todas las edades
Con un presupuesto de más de 82.000 euros, el programa de Los Arcos incluyó actos para todas las edades. El 14 de agosto, Javier Chasco, alcalde de la localidad, prendió la mecha del cohete anunciador de las fiestas. La decisión fue tomada por el grupo municipal ya que consideraron que, tras ser investido de nuevo como alcalde, merecía lanzar el cohete de este año. Muy emocionado, Javier Chasco se dirigió a su pueblo, desde el balcón del ayuntamiento, y ofreció los tradicionales ‘vivas’ y ‘goras’ a Santa María, San Roque, Los Arcos y Navarra. La música irrumpió en la plaza y junto con la comparsa de gigantes y cabezudos, se llevó a cabo el recorrido por las calles del pueblo.

El presupuesto de fiestas ascendió a más de 82.000 euros

Especial mención merecen las orquestas y grupos musicales, que se eligen con especial cuidado para que agraden a todas las edades. El concierto de Puro Relajo se repitió, este año, ya que fue un gran éxito en las anteriores fiestas. Entre los actos más destacados también están los religiosos. La procesión en honor de los santos Santa María y San Roque se celebró el 15 de agosto. La misa del viernes, en la que el club de Jubilados de Los Arcos homenajeó a Ana María Ábalos, Mª Ángeles Arzoz, Federico Ascorbe, Miguel Bujanda, Mª Ascensión García de Galdiano, José Luis Irisarri, Manoli Langarica y Josefina Sanz de Acedo, fue muy emotiva. Los niños y niñas realizaron la ofrenda floral a la Virgen, el 17 de agosto, y las asociaciones locales se reunieron en la eucaristía del domingo, 18 de agosto. Los actos taurinos y las salidas de la comparsa de gigantes y cabezudos son dos de los eventos más queridos por los arqueños y arqueñas.
Las actividades infantiles aumentaron el sábado, 17 de agosto, dedicado a los más pequeños. Irati Busto fue la encargada de lanzar el cohete. Después, un gran parque infantil instalado en el frontón de Las Cercas, hizo que los más peques se lo pasaran en grande. Espectáculos infantiles, el encierro y el torico pusieron fin a la jornada dedicada a los niños y niñas. La juventud reservó ánimo para el último día de las fiestas, el martes día 20, en el que celebraron una comida popular. En esta jornada también tomó relevancia el deporte, con el circuito Villa de Los Arcos. Del 14 al 20 de agosto, los arqueños y arqueñas vivieron los mejores siete días del año.

Gigantes, cabezudos y dantzaris se unen a los 100 años de la jota ‘Los Arcos en Fiestas’

La comparsa de gigantes y cabezudos de Los Arcos vive las fiestas de la localidad de manera muy intensa. Todos los días recorren las calles de la localidad persiguiendo a los más pequeños. Entre porteadores y ­dantzaris suman unas 60 personas. Este año, los seis gigantes –siendo el Arqueño y la Arqueña los últimos en incorporarse– tuvieron la oportunidad de bailar la jota ‘Los Arcos en Fiestas’ –el día 15 después de la misa–, en el año en el que se cumple su centenario. Esta obra la compuso para Los Arcos el gaitero estellés, Evaristo Pérez de Lazarraga, para agradecerles las numerosas veces que acudió a tocar a dicha localidad.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies