Estella se vistió de fiesta en honor de la Virgen del Puy

Estella se vistió de fiesta en honor de la Virgen del Puy

La ciudad del Ega vivió cuatro días de actividad en la calle en torno al 25 de mayo

Parecían las fiestas patronales de agosto. Del 24 al 27 de mayo, Estella se transformó por completó con motivo del día de la Virgen del Puy. Durante estas cuatro jornadas el buen tiempo y el calor hicieron su acto de presencia lo que animó a vecinos y visitantes a disfrutar en la calle de todos los actos del programa. El blanco y el rojo que cientos de jóvenes lucieron a lo largo del sábado recordaba más si cabe el ambiente de los primeros días de agosto. El baile, las comidas populares, la grabación del ‘Conquistour’, de ETB, y un desfile teatralizado de tropas carlistas fueron algunos de los momentos más multitudinarios de las fiestas pequeñas de la ciudad del Ega.

“El programa reforzó el hermanamiento con Saint Jean de Pièd de Port”

Con un presupuesto que rondaba los 18.000 euros y gracias este año, especialmente, a la colaboración de numerosos colectivos y asociaciones del municipio, se tejían los momentos de entretenimiento en las calles. Este año, además, se estrechaban lazos más fuertes con la localidad francesa hermanada con la ciudad del Ega, Saint Jean de Pied de Port. El intercambio cultural se fortalecía, sobre todo, en materia cultural y deportiva, además de institucional, y Estella era testigo de un concierto entre los franceses Ipar Alai y los músicos de la escuela de música Scherzo mientras que Merkatondoa acogía partidos de fútbol entre el Izarra y el Donibani Garazi. 

El día 24, víspera del Puy, comenzaba la fiesta a última hora de la tarde, con un pasacalles a cargo de la charanga ‘Alkaburua’ y música de gaita y toro de fuego en la plaza de los Fueros. Esa tarde, los vecinos de la barriada del Puy se reunían en la basílica para rezar una salve a la patrona. La fiesta continuaría durante tres jornadas más.

Viernes 25. Día de la Patrona 

El viernes 25 de mayo, día de la Virgen del Puy, fue el día más institucional en Estella. El Ayuntamiento en cuerpo de Corporación partía del edificio consistorial pasadas las diez y media de la mañana y, acompañado por su séquito habitual, iniciaba el ascenso hasta la basílica del Puy. La comitiva la encabezaban seis parejas de danzaris mayores de Ibai Ega, seguidos por cinco parejas txikis y los gaiteros. Detrás otras doce parejas infantiles de Larraiza y cinco de los mayores, seguidos por ocho parejas de niños del grupo de danzas Virgen del Puy y San Andrés, ambos grupos acompañados de los gaiteros. 

La banda de música, con 55 integrantes, iba detrás y hacía de avanzadilla para el Ayuntamiento de Estella y el de Saint Jean de Pied de Port, que habitualmente acompaña en este día. Por la calleja de los gaiteros, ascendieron a la basílica, a través de la calle del Puy y Valdeallín. A las once, el Ayuntamiento presidía la misa mayor, una de las muchas que se oficiaron durante todo el día en la basílica. 

Por la mañana y por la tarde la actividad se desarrollaba también en la plaza Santiago con motivo de la sexta edición de la comida popular que organiza la Asociación de Comerciantes, Hostelería y Servicios y que gira en torno al gorrín. De hecho, era el plato principal de un menú típicamente navarro. La organización adquirió 45 gorrines de granjas de Tierra Estella para asar. La comida estuvo amenizada con la música mexicana de Chuchín Ibáñez y no faltaron los bailes. 

La música lograba reunir en la vecina plaza de los Fueros a las ocho de la tarde al público joven con motivo del Festival de Músicos Noveles, organizado también por la Asociación de Comerciantes. Actuaron ‘Rocke4’, ‘Cero a la izquierda’ y ‘Red Bullet’

Sábado 26. Día de la Juventud

Los jóvenes fueron los protagonistas principales del sábado. La jornada se consolida año tras año y la cita mejora, esta vez con dos novedades, fundamentalmente. Por un lado, los jóvenes incentivaron que la juventud vistiera de blanco y rojo y, para ello, lograron que los bares hicieran un descuento del 20% en la bebida a quienes se animaran con la indumentaria típicamente festiva. La medida tuvo efecto porque el blanco y el rojo predominaron en las calles desde la mañana en el cohete en la plaza de la Coronación, en una comida popular para 300 comensales y en el resto de actos de la jornada. 

                                                                    

Por otro lado y como segunda novedad, Estella fue testigo de la grabación de una prueba del ‘Conquistour’, una iniciativa de ETB para seleccionar mediante pruebas itinerantes a concursantes para ‘El Conquistador del Fin del Mundo’. La producción se puso en contacto con los jóvenes organizadores de la fiesta y les sugirió la formación de un grupo de estelleses que se enfrentara a un grupo de ex concursantes del reality. 

Los intrépidos estelleses fueron el capitán Iñigo Lasheras Galdeano, Javier Quintana Azanza, Iñaki Elcano Salanueva, Leyre Sanz de Galdeano Martínez, Miren Torral Royo y Francisco Morales Mesa. Por parte de los ex concursantes estuvieron en Estella el capitán Mikel Goñi, Miguéliz, Esti, David Seco, Lobo e Isa. Una prueba en la plaza de los Fueros el sábado por la mañana, que consistió en corte de tronco y alzado de paca de paja, permitió clasificar al equipo estellés. Ambos equipos participaron en la comida popular, antes de retomar la grabación del programa en la plaza de toros por la tarde. 

El programa presentado por Julen Iantzi quedó ensombrecido por un accidente en la plaza de toros con una vaquilla durante el duelo. La vaquilla envestía al participante estellés, Íñigo Lasheras, y le producía una herida en la cara. A pesar del incidente, la organización calificó de muy positiva toda la jornada, desde la participación en la comida, en la cual aumentó el rango de edad, hasta el seguimiento de la prueba televisiva en ambas plazas. “Atrajo a mucha gente y generó una gran expectativa. La valoración global es muy positiva y el público disfrutó mucho con el equipo local y con el de los ex conquistadores”, apuntaba una de las organizadoras de la fiesta de la juventud, Nuria Zabala. El próximo año, la organización recaerá en la quintos o nacidos en 1985.

 

A las ocho de la tarde, el baile se adueñaba de la plaza de los Fueros, adonde se trasladaba de nuevo toda la atención. Ante un público multitudinario se celebró el XII Día del Baile de la Era, con la actuación de los danzaris de Ibai Ega y ex danzaris. Ejecutaron danzas tradicionales, como por ejemplo las Jotas Navarra, Iturrieta, y Fandango, El Corroncho, El Desmayo y el Zortziko Julián Romano.

El festival, que comenzó con los danzaris txikis y siguió con las parejas adultas, estuvo precedido por un pasacalles que condujo a todos los participantes desde el ayuntamiento hasta el epicentro de la fiesta. El objetivo de esta cita es contribuir a la conservación de los bailes folclóricos tradicionales. 

Domingo 27

El sonido de los cañones despertó a los menos madrugadores, que debían ser pocos a juzgar por el numeroso público que siguió una de las actividades más importantes del domingo de fiestas del Puy. A las doce y media, las tropas carlistas y liberales desfilaron desde el Santo Sepulcro hacia el centro de Estella para recrear enfrentamientos en diferentes puntos y desplegar su armamento. La batalla final entre las tropas de Carlos VII y los liberales se libró en la plaza de los Fueros, de público hasta la bandera. 

 En torno a 125 personas participaron en la recreación de las guerras carlistas, con el general Zumalacárregui, encarnado por Juan Sánchez Guardamino; el general Mendiri, en la persona de Fernando Ripa, y el general Elío, representado por José Carlos Iribarren. Organizaba el acto la Asociación Tierras de Iranzu. 

 Además de escuchar el sonido instrumental de la banda de música de Cirauqui, en la mañana del domingo se oyó el estallido de los cañones presentes en el desfile, cargados en diversas ocasiones. Estas piezas armamentísticas fueron cedidas por la Asociación de Recreaciones Históricas Urgull Histórico. Fabricados en S.A.P.A. (Andoain), eran exactas reproducciones de los cañones de la época que participaron en la primera Guerra Carlista. Desde Estella viajaron a Bélgica para participar en la recreación de la Batalla de Waterloo. Entre el armamento destacaban igualmente los mosquetones y los fusiles Remington que portaban los soldados. 

 Mientras en la plaza de los Fueros el espectáculo de la guerra captaba la atención, en la vecina plaza Santiago, la delicadeza del trabajo manual con los bolillos entretenía a unas mil encajeras. Llegadas desde diferentes Comunidades Autónomas hasta la ciudad del Ega, mostraron su trabajo e intercambiaron experiencias. La comparsa de gigantes y cabezudos fue la ausencia más importante en el programa de fiestas del Puy.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies