El Fuero de Estella recordó su origen en la Semana Medieval

El Fuero de Estella recordó su origen en la Semana Medieval

La ciudad del Ega acogió del 15 al 21 de julio un completo programa de actuaciones organizado por la Asociación de Comerciantes, Hostelería y Servicios

La Semana Medieval revivió en su vigésimo segunda edición la época del reinado de Sancho Ramírez, que llegó a Estella en el año 1086, después de conceder a la ciudad un fuero semejante al de Jaca. Numerosos personajes del medievo fueron recorriendo a lo largo de la semana las calles y plazas de la vieja Lizarra. Ciudadanos y visitantes se sintieron durante estos días en una verdadera ciudad medieval llena de actuaciones sorprendentes.

El lunes 15 de julio tuvo lugar la llegada del Rey Sancho Ramírez a Estella. Llegó acompañado por toda su corte, danzantes, músicos y nobles de la ciudad de Estella. El desfile se inició en el Palacio de los Reyes de Navarra y culminó en la plaza de los Fueros, en donde se montó el campamento militar. Ante una plaza abarrotada de ciudadanos y vecinos de las villas colindantes, Inés Bengoa fue la encargada de leer el pregón. Acto seguido, el rey otorgó la ofrenda a su séquito y las acrobacias y danzas en honor al rey animaron el evento. La noche transcurría animada hasta que un combate de caballeros irrumpió en la plaza de los Fueros. Un cuenta cuentos y el espectáculo de ‘Bishuck: el gran dragón’ pusieron fin a la primera jornada medieval.

Pasaron por los juegos más de 2.000 personas, la cena medieval contó con 110 comensales y acudieron al torneo más de 1.000 espectadores

A lo largo de la semana, Estella regresó al año 1086 gracias al gran trabajo llevado a cabo por la Asociación de Comerciantes, Hostelería y Servicios de la ciudad y los más de 90 voluntarios que hacen posible este evento. También hay que reconocer la participación de los vecinos que salen disfrazados a la calle para otorgar a la ciudad un aire más medieval. Los diversos espacios en las diferentes plazas en las que transcurren los actos ayudaron al ciudadano y visitante a sentirse en la Estella medieval.

La plaza de los Fueros acogió los espectáculos fijos que tuvieron lugar a lo largo de la semana; las plazas de Santiago y San Nicolás fueron el epicentro de los juegos medievales; la de la Coronación estuvo presidida por la noria y el tiovivo; y la de San Martín acogió diversos espectáculos. Las tabernas y mesones de la ciudad ofrecieron productos típicos medievales.
Como es habitual, los grandes momentos de la semana fueron el pregón inaugural, la cena medieval en el monasterio de Santo Domingo, que contó con 110 comensales, y el gran torneo medieval en el palenque del coso estellés, con la representación de la Leyenda de Roldán y Ferragut, que contó con más de 1.000 espectadores. Durante el fin de semana fue cuando se notó una mayor afluencia de visitantes, con la celebración de los Mercados de Antaño y la Rúa de los Oficios, en el centro histórico de la ciudad.

El Ayuntamiento apuesta porque la Semana Medieval sea declarada de Interés Turístico Regional

La Asociación de Comerciantes, Hostelería y Servicios de Estella-Lizarra valora de manera muy positiva la semana. “Han pasado por los juegos más de 2.000 personas y se ha notado una mayor afluencia de gente por las tardes, entre semana. El fin de semana atrajo a más turistas y la verdad es que estamos contentos”, declaraba Loreto San Martín, gerente de la asociación.
Ya falta menos para disfrutar de una nueva edición de la Semana Medieval de Estella que quizá sea declara de Interés Turístico Regional.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies