La nueva Corporación visitó el Centro Miguel de Eguí

La nueva Corporación visitó el Centro Miguel de Eguí

El presidente de la sociedad pública Gedemelsa, Ricardo Gómez de Segura, convocó un consejo de administración para impulsar el trabajo en el CTEL

El presidente de la sociedad pública Gedemelsa, Ricardo Gómez de Segura, convocó al consejo de Administración a una reunión de trabajo. El objetivo era informar sobre la situación del Centro Tecnológico Miguel Eguía, el Parque tecnológico y el Polígono Industrial. Después de la reunión, los concejales del Ayuntamiento de Estella visitaron las instalaciones. “Es muy importante que todos tiremos del mismo carro en un tema tan importante para Estella”, decía Gómez de Segura, concejal de Nabai.

“La convocatoria de un puesto especialista en impresión funcional quedó desierta”

El Centro Tecnológico Miguel de Eguía tiene en la actualidad cuatro trabajadores. Con el apoyo del Cemitec, el equipo técnico trabaja en proyectos de investigación en impresión funcional. Xabier Troyas, gerente del CTEL, explicó durante la visita la intención de contratar a una quinta persona, un júnior especialista en impresión digital. “Pero no hemos recibido ninguna candidatura y el puesto se queda sin cubrir. En cuanto a seguir creciendo, nuestra situación ahora es de prudencia; veremos en función de la financiación”. 

Dos de los técnicos del CTEL, Nuria Zabala y Joaquín Castán, explicaron el trabajo de investigación en los tres laboratorios del centro. “En el primer laboratorio estudiamos las diferentes tintas; en el segundo, obtenemos muestras en laboratorio a pequeña escala; y, en el tercero, comprobamos que las muestras del laboratorio funcionan”, explicó Nuria Zabala. 

Tintas tiempo-temperatura

En la actualidad, el CTEL investiga, entre otras cosas, sobre antenas de radiofrecuencia impresas y en proyecto de electro-luminiscencia. “Trabajamos en hacer tintas que existen aplicables a la impresión. Tenemos un acuerdo con la Universidad Pública de Navarra y con el Centro Nacional de Seguridad Alimentaria en la invención sobre tintas de tiempo-temperatura para verificar la cadena de frío”, añadía Xabier Troyas. Durante la visita se conocía también el trabajo en la planta piloto, donde se realizan prácticas y ensayos. 

El vivero de empresas del Centro Tecnológico tiene desde junio como único ocupante al centro de investigación medioambiental Fidima. La responsable del Área de Residuos Orgánicos, María Uresandi, guió a los visitantes por las instalaciones y explicó el trabajo en dos laboratorios. En Fidima trabajan en la actualidad nueve personas en diferentes líneas de trabajo, como residuos orgánicos, aguas, reciclaje de materiales de alta tecnología o valorización energética. Una segunda empresa, In2, podría trasladarse al vivero en un corto plazo.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies