La historia del roscón de reyes

La historia del roscón de reyes

El origen del dulce típico de los días 5 y 6 de enero se encuentra en las fiestas saturnales romanas

Parece ser que el origen del roscón o rosco de reyes no tiene nada que ver con la Epifanía ni con la llegada de los Reyes Magos a Belén para agasajar al Niño Jesús. Su origen se enmarca en las saturnales romanas, las fiestas dedicadas a Saturno, que no eran fiestas para niños, evidentemente, sino para adultos, con el fin de que el pueblo en general pudiera celebrar la paz y la prosperidad, así como el buen tiempo (los días más largos) que empezaba con el solsticio de invierno.

La saturnales no eran para niños pero en ellas está el antecedente del Roscón: se escondía un grano de haba en cualquier lugar de la habitación o incluso de la casa, y a veces entre la miga del pan. Además se entregaba un premio a quien la encontraba, un premio exclusivamente destinado a los esclavos: quedaba libre durante todas las Saturnales que, por cierto, llegaron a ser grandes orgías y bacanales, nada infantiles.

Estas Saturnales paganas llegaron al S.III ya transformadas en una fiesta en la que el protagonismo sí era para los niños. El niño a quien le tocaba el haba se convertía en Rey por un día, y era llamado el Niño Rey.

Ese juego se hizo tradición y se extendió por toda Europa a través de los siglos, enraizando sobre todo en Francia, donde el Niño Rey fue objeto de grandes atenciones, regalos, era vestido de gala, con gran fasto, y se le obsequiaba con un rico y vistoso pastel, ‘Le Gateau du Roi’.
Fue entonces cuando el vulgar grano de haba fue sustituido por algún pequeño objeto, a veces de gran lujo y valor que se escondía en el suculento pastel. La costumbre nos llegó a España con los Borbones y el pastel, ‘Le Gateau du Roi’, adquirió la forma de roscón y fue enseguida bautizado como “Roscón de Reyes’.

Título

Receta del roscón

INGREDIENTES
4 HUEVOS
1 UD. HUEVO (para pintar el roscón)
500 GR. HARINA
12 GR. LEVADURA PRENSADA
1 UD. RALLADURA DE NARANJA
1 UD. RALLADURA DE LIMÓN
1/4 L. LECHE
125 GR. MANTEQUILLA
1 PIZCA SAL
125 GR. AZÚCAR

ELABORACIÓN
Disolver en la leche tibia la levadura, después mezclarla con 175 gr. de harina y la sal, amasarlo todo hasta que esté bien ligado. Hacer una bola con la masa, ponerla en un recipiente tapado con un paño y dejar reposar una hora en lugar cálido (doblará su volumen).
En un recipiente poner 325 gr. de harina, el azúcar, la mantequilla ablandada, los huevos, el agua de azahar (la cantidad según el gusto), la ralladura de naranja y del limón. Amasarlo todo muy bien. Después de que haya doblado su volumen la otra masa, se mezcla con esta otra hasta que esté todo bien incorporado, se hace una bola se humedece toda ella con aceite para que no se seque, se mete en un recipiente tapado con un paño, y se deja reposar durante 3 horas (tiene que doblar su volumen) en lugar cálido.

Pasadas las 3 horas se da forma de roscón a la bola de mas, y se pone en la placa del horno que antes habremos engrasado con mantequilla, se tapa con un paño y se deja reposar 1 hora (casi dobla su volumen).
Después de la hora pintar el roscón con un huevo batido, poner las frutas confitadas, y meter al horno precalentado a 180º durante 45 minutos.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies