El barrio de San Miguel ofreció diversión para todos los públicos

El barrio de San Miguel ofreció diversión para todos los públicos

Los niños disfrutaron con sendas sesiones de cuenta-cuentos en la biblioteca MUNICIPAL como anticipo de las fiestas

El 29 de septiembre, San Miguel. El día del santo trajo consigo en el barrio un programa de actos variado, que se adelantó unos días en el calendario para coincidir con el fin de semana. Así, dos sesiones de cuenta-cuentos para los niños en la biblioteca abrieron boca antes del plato fuerte, el viernes, sábado y domingo. El miércoles, día del santo, una misa en la iglesia de San Miguel, cantada por el coro, sirvió para celebrarlo.

El miércoles 22 tuvo lugar en la sala infantil de la biblioteca municipal la primera actuación de cuenta-cuentos. En castellano, Sergio de Andrés narró ‘Cuentos para partirse de risa’ ante un público de 120 niños y niñas de diversas edades. En Euskera, tomó el relevo el jueves 23 Virginia Alvira, con ‘Munduari Bira’. En este caso el público fue de unas ochenta personas que siguieron de vista los gestos de la narradora y no perdieron detalle de la historia.

El programa tradicional de las fiestas del barrio arrancó el viernes 24 en la plaza de la iglesia de San Miguel, donde se quemó la hoguera. El lugar acogió también la degustación de chistorra y de patatas asadas. Asimismo, la banda de música de Estella aprovechó para deleitar a los asistentes con uno de sus ensayos.

El sábado 25 amanecía con dianas a cargo de las gaiteras Hermanas Duval. Seguía con chocolatada, bombas japonesas y encierro infantil en la plaza Espoz y Mina. A las 11.30 h. ‘The Ababoll´s’ inició un recorrido por las calles del barrio mientras los gigantes txikis se preparaban para salir a realizar también su propio itinerario. Una paellada popular sirvió para reunir a los vecinos. Ya por la tarde, se celebró un campeonato relámpago de mus y brisca, se hizo una suelta de ponis en el Rebote para los más pequeños y la música de verbena animó a los disfraces a bailar en la plaza Espoz y Mina. El torico de fuego, los fuegos artificiales y una cena popular cerraron la jornada del sábado.

El domingo hubo música por las calles con ‘Sampietro Quartet Quintet’ y se organizó una visita guiada al barrio con el arqueólogo Mikel Ramos como guía. Participaron sesenta personas. Ya sólo faltaba esperar al día del santo, el miércoles 29, cuando se celebró misa cantada con la participación del coro de San Miguel en la iglesia homónima.

Numerosos colaboradores y establecimientos del barrio, así como el departamento de Cultura del Ayuntamiento de Estella hicieron posible la celebración, un año más, de las fiestas del barrio

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies