Villatuerta, pionera en la habilitación de una zona de juego libre y natural

Los niños de la localidad han participado en el proceso creativo, en la decisión y en la construcción de un parque alternativo acorde a sus deseos y necesidades

Un lugar en el que los niños pueden esconderse, en el que pueden subir alto, escalar y, en definitiva, dar rienda suelta a la imaginación. El lugar existe y es un espacio creado con materiales naturales en una zona verde junto al río en Villatuerta. Se trata del nuevo parque para el juego libre en cuyo diseño y creación han participado activamente los vecinos más pequeños de la localidad. A falta de plantar césped y de realizar las últimas adecuaciones, los niños podrán disfrutarlo intensamente en breve.

La nueva zona de juego se ha habilitado en la trasera del centro de salud, junto al lugar donde patinan y donde también se encuentra un parque de juego de módulos convencional. La creación del nuevo espacio la impulsa el Ayuntamiento con el acompañamiento de Txusma Azcona, director de la Escuela Infantil municipal Arieta, de Estella. El diseño se inspira en la filosofía y en las propuestas de pedagogo italiano Francesco Tonucci, así como en los movimientos ‘slow’, de vuelta a la calma y en defensa del desarrollo de las personas.

La iniciativa comenzaba a gestarse el pasado mes de marzo, con un trabajo previo en tres talleres. Durante tres encuentros los niños pudieron experimentar el juego a través de materiales convencionales, no de juguetes, lo que permitió poner sobre la mesa sus demandas y necesidades. Cada una de las tres sesiones reunía en el centro de jubilados de la localidad a cerca de 40 niños.El objetivo era escucharles activamente, tener en cuenta sus aportaciones, observar su juego y reconocer sus gustos e intereses para propiciar el objetivo final: el diseño de un parque infantil atractivo.

Los talleres revelaron sus intereses: el juego con material no estructurado, las acciones de entrar y salir, de llenar y vaciar, de atar y juntar, construir y destruir, tapar, entrar, esconderse, subir, bajar, deslizarse, saltar, escalar… acciones que se traducirían en la elección de elementos para integrar el parque.

Por ello, la construcción de una chabola, el diseño de cuestas, la colocación de estructuras para subir y bajar y para saltar, realizadas con palos, troncos y arena, conforman el nuevo rincón de juego que ya se puede ver en la localidad. Los niños dibujaron sus propuestas y participaron posteriormente, junto a sus familias, en la habilitación del parque.

“Lo que importa es que estén cómodos en su gran zona de juego y que la entiendan como su espacio porque han participado en la construcción y porque les entretiene. De esta manera los niños también se sienten parte del pueblo”, explica el alcalde del municipio, Asier Urra. En definitiva, de lo que se trata es de que se ubiquen en su propio territorio, el ‘territorio de la infancia’. •

Tres talleres de creatividad


El trabajo previo a la construcción del nuevo ‘Territorio de la infancia’ fueron tres talleres en los que participaron en torno a 40 niños en cada uno. En ellos disfrutaron del juego libre con objetos cotidianos que nada tenían que ver con los juguetes –palos, trozos de madera, pinzas de la ropa, cadenas y cartones de huevos-,. También diseñaron con plastilina y dibujos su parque de juegos ideal y dieron sus opiniones sobre lo que les gusta. Posteriormente fueron los niños y las familias, ayudados por la brigada municipal, los que construyeron un espacio que, en breve, se abrirá para el juego.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies