Un proyecto recupera la memoria de las mujeres protagonistas del ferrocarril vasco navarro

El trabajo recogerá testimonios orales sobre la importancia del ‘trenico’ en el desarrollo personal y profesional de las pobladoras rurales

La Asociación Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro, con la colaboración de la Asociación Teder, ha puesto en marcha el proyecto ‘Recuperación de memoria de las mujeres protagonistas del ferrocarril vasco navarro’. El trabajo de patrimonio inmaterial pretende reconocer, por un lado, la importancia del ‘trenico’ en el desarrollo socio económico de Tierra Estella y, por otro, el papel que la infraestructura jugó en la vida de las mujeres rurales, puesto que muchas trabajaron con carácter pionero como jefas de estación, guardabarreras o ‘guardesas’ y en funciones de administración.

El proyecto de carácter antropológico, encargado a la empresa Labrit Patrimonio, se encuentra en fase de inicio y tiene previsto recuperar seis historias de vida mediante seis entrevistas audiovisuales mayoritariamente a mujeres, hijas de ferroviarios o de guardavías, que participaron en labores propias del tren.

A ello se refería la gerente de la empresa, Itziar Luri, durante una rueda de prensa celebrada en el salón de actos de la Mancomunidad de Montejurra. “Estamos en el proceso de elaboración de un listado de personas que hayan participado en las labores del ferrocarril, fuentes orales que aún puedan contar porque lo hayan vivido en primera persona o porque hayan recibido una trasmisión muy grande. Principalmente mujeres, poro no es condición sine qua non”, explicó.

En la recuperación de esta memoria interesa tanto el trabajo y la vida en los pueblos en torno a la vía del ferrocarril, como la accesibilidad a ambientes sociales y académicos que el tren ofrecía a las mujeres. “Cuando tomaban el tren para relacionarse con gente de otros pueblos o para ir a Vitoria donde recibir formación. Muchas consiguieron gracias al tren un trabajo al que de otro modo no hubieran tenido acceso”, añade Luri. Tras la fase de caracterización, o definición de perfiles, vendrá la de entrevistas y, posteriormente, la de difusión.

En la presentación del proyecto participaron también la presidenta de Teder, Carmen Puerta; el alcalde de Estella-Lizarra y actual presidente de la Asociación Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro, Koldo Leoz, y la directora general del Instituto Navarro de Igualdad (INAI), Eva Istúriz. Carmen Puerta destacó la obligación moral de colectivos e instituciones de recuperar y preservar la memoria. “Para que no se quede en el olvido y para poder transmitir en especial esa memoria a la población más joven, para que sean conscientes de lo que somos y de lo que hemos sido. Hay que dar gracias al esfuerzo profesional y personal de las mujeres que han estado alrededor del ferrocarril que, además, cuidaban de familias extensas, de la casa y el regadío”.

Koldo Leoz destacó que después de años de la Asociación dedicados a la recuperación material de la Vía del Ferrocarril, convertida en una vía verde con repercusiones económicas y sociales en la zona, llega el momento de recuperar el patrimonio inmaterial en torno a la Vía. “Durante mucho tiempo se ha puesto en valor su vertiente más física, el trazado y la información para que fuera transitado. Ahora se da un salto a la recuperación de las vivencias personales y las anécdotas y lo hacemos con una mirada femenina. Las mujeres son el hilo conductor de una narración histórica que explica los beneficios que el ferrocarril ha tenido en esta zona de Tierra Estella, actualmente muy afectada por la despoblación, acelerada entre otras cosas por la pérdida del ferrocarril”, dijo.

El Instituto Navarro de Igualdad entiende la recuperación de la memoria de las mujeres como una de sus competencias. “Cuando hablamos de patrimonio intangible, el testimonio de las mujeres es muy importante porque se hace justicia. Generalmente la historia la han contado los hombres y los testimonios de las mujeres han estado invisibilizados. Contribuye a crear conciencia de género”, expresó la directora Eva Istúriz. El proyecto tiene un presupuesto inicial de 15.000 euros, de los cuales 6.000 los aporta el INAI y el resto, la Asociación.

Ferrocarril pionero en el empleo femenino

La técnica de la Asociación Teder Eva Ruiz Melo destacó el carácter diferencial del ferrocarril vasco navarro en el empleo y contratación de mujeres. Se atribuye al ingeniero Alejando Mendizabal, “un adelantado a su tiempo” la actitud pionera. “Mendizabal fue un precursor del empleo femenino, aunque contratar a mujeres también era más barato. Pero no se le puede negar esa visión de que las mujeres podían tener un papel muy importante en estaciones de segunda y tercera, estaciones aisladas, porque ellas eran las que mantenían a su familia y su huerto y tenían esa disponibilidad horaria para estar en las estaciones. Por otro lado, el ingeniero también apostó por dar formación a sus hijas, algo que en aquellos años no era tan habitual”, destacó Eva Ruiz.

El trazado del ferrocarril se extendía a lo largo de 140 kilómetros y unía la estación de Estella con la guipuzcoana de Bergara, pasando por Vitoria. Su construcción duró más de 40 años. Aunque se inauguró en 1927 fue dos años después cuando se electrificó haciendo del conocido ‘trenico’ la línea férrea de vía métrica más importante de la península Ibérica. En la Nochevieja de 1967 la línea se clausuró.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies