Trasladado a la antigua oficina de Turismo el Archivo Histórico Municipal de Estella

Trasladado a la antigua oficina de Turismo el Archivo Histórico Municipal de Estella

El servicio de consulta está ya disponible y se puede realizar de martes a viernes

El Ayuntamiento de Estella-Lizarra ha trasladado al edificio de la antigua oficina de Turismo, anexo al Museo Gustavo de Maeztu, el Archivo Municipal. Se trata del conjunto de la documentación histórica de la ciudad desde el siglo XI hasta 1975, que está ya disponible para la consulta de investigadores e interesados. Como excepción, los documentos más antiguos, aquellos que nutren los Fondos Especiales, se custodian en la pinacoteca desde 2011.

El Archivo Municipal se divide en tres grandes bloques. Por un lado, los fondos Especiales, compuestos por 88 piezas, fechadas entre 1164 y 1812. Son fondos creados por Pedro Emiliano Zorrilla Echeverría en 1908 tras el cambio de ubicación del Ayuntamiento. Entre los fondos especiales, custodiados en la segunda planta del Museo, se encuentran los dos documentos más antiguos: el Fuero concedido a la ciudad en 1164 por el rey Sancho VI El Sabio y el proyecto de confirmación de los Fueros en el reinado de Teobaldo I (1234-1253).

El segundo bloque de documentos lo integran los antiguos libros de cuentas, catastro, obras públicas, censos, registros de entradas y salidas, arbitrios y racionamientos, entre otros. Por último, un tercer grupo incluye en 1.342 cajas la documentación relativa al Hospital de la Gracia, elecciones, quintas, libramientos, suministros y beneficiencia.

Edificio de dos plantas

El Archivo se distribuye en las diferentes estancias del edificio de dos plantas, cuyo acceso se realizará exclusivamente desde el patio del Museo Gustavo Maeztu a través del ascensor y la puerta trasera del edificio anexo. Las personas que deseen consultar el Archivo deberán rellenar una solicitud detallando la documentación necesaria. La consulta se realizará en la biblioteca del Museo con cita previa.

La nueva ubicación del Archivo permite una adecuada conservación de la documentación, además de su control. El cambio se ha hecho realidad con una inversión que ronda los 15.000 euros. Fue el personal de la brigada municipal de Servicios y el del Museo quienes, durante el confinamiento especialmente, centraron esfuerzos en el traslado, en la catalogación y en la disposición del Archivo.

Respecto al edificio, se han pintado las paredes, se ha adecuado con mobiliario y se ha instalado un sistema de control de la humedad para la buena conservación de los documentos. Una subvención que espera recibir el Ayuntamiento permitirá avanzar más en la conservación y consulta, preparando la digitalización de los documentos más importantes.

El alcalde de la ciudad, Koldo Leoz, y el concejal de Cultura, Regino Etxabe, acompañados de la directora del Museo Gustavo de Maeztu, Camino Paredes, y de la presidenta del CETE, Merche Osés, presentaron el nuevo edificio del Archivo Municipal. Etxabe destacó las mejoras que proporciona la nueva ubicación para cumplir con la necesaria salvaguarda de la documentación en condiciones adecuadas, así como la salvaguarda de la seguridad.

El alcalde Leoz destacó la importancia de la historia y la memoria de un pueblo para su futuro. “Este traslado sirve para dignificar, reordenar y que la gente pueda conocer mejor la documentación y poder avanzar hacia un futuro prometedor de Estella-Lizarra. Seguiremos mejorando el Archivo año tras año pero el resultado es estupendo”, dijo.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies