Teder analizará el consumo energético de 40 edificios públicos

El proyecto ‘Ahorro y eficiencia energética a escala local’ ha sido seleccionado en la convocatoria nacional de ayudas ‘Talento solidario’, de la Fundación Botín

La Asociación de Desarrollo Local Teder pone en marcha su proyecto ‘Ahorro y Eficiencia Energética a escala local en Tierra Estella’ con el propósito de analizar a lo largo de todo un año –desde este noviembre hasta octubre de 2017- el consumo energético de cuarenta edificios públicos, así como el estudio, y propuestas de mejora, de 200 contratos de luz.

La iniciativa es posible gracias a la incorporación al servicio de InfoEnergía de una nueva persona, fruto de la presentación del proyecto de Teder a la convocatoria de ayudas ‘Talento Solidario’, de la Fundación Botín. El proyecto fue elegido junto a otras diez iniciativas a nivel nacional entre un total de 516, lo que le otorga una subvención de 35.000 euros para ampliar el equipo técnico. Colabora también Fundación Caja Navarra.

Para comenzar a trabajar, Teder pedirá a los Ayuntamientos que envíen un listado con sus edificios públicos y documentación para, después, seleccionar 40 priorizando a las localidades pequeñas y aquellos inmuebles en los que el consumo sea importante y se prevea un margen mayor de ahorro. David Labeaga añadió que les gustaría llegar a los 63 ayuntamientos, pero que de momento el límite se ha establecido en 40.

Labeaga destacó también algunas cifras sobre el servicio de InfoEnergía desde su creación hace cinco años. En concreto se han estudiado 2.000 contratos de energía y se han realizado 37 proyectos energéticos que han permitido un ahorro de más de dos millones de kw y en torno a 265.000 euros a entidades locales.

En una rueda de prensa realizada en el albergue municipal de peregrinos –edificio que contará con su propio estudio de mejora energética- se explicaban los pormenores del proyecto que se completa con la realización de 20 charlas divulgativas en el territorio sobre facturación de energía eléctrica y sobre ahorro y eficiencia.

Por parte de la Asociación Teder, acudieron la directora y la gerente, Irache y Cristina Roa, y el técnico de Infoenergía, David Labeaga, quienes introdujeron al nuevo empleado, Javier Martínez Cacho, ingeniero técnico y natural de Pamplona. En representación de la Fundación Caja Navarra estuvieron Javier Fernández y Gemma Botín, director general y responsable del Área Social, respectivamente; la presidenta de Mancomunidad de Montejurra, Marivi Sevilla; miembros de la junta de la Asociación Amigos del Camino de Santiago, gestora del albergue municipal, con su presidente, Javier Caamaño, y el alcalde de Estella, Koldo Leoz.

Leoz intervino en primer lugar para explicar el compromiso del Ayuntamiento con la eficiencia y exponer algunas medidas de ahorro que el consistorio implementará en breve, con el cambio a LED del alumbrado público en Estella o la optimización energética de sus edificios públicos. “No es sólo una cuestión económica, sino un compromiso con el planeta en la optimización de los recursos”.

Por su parte, Javier Fernández, de Fundación Caja Navarra, destacó el interés de Teder por la eficiencia energética, se refirió a la alianza y colaboración público- privada del proyecto, reconoció el trabajo de Teder y el carácter innovador de un programa que suponía generar un puesto de trabajo de calidad.

“Hay que valorar mucho el trabajo de Teder porque su proyecto ha sido elegido a nivel nacional, lo que implica el tremendo trabajo que están haciendo”, decía. La presienta de Mancomunidad también destacó el beneficio económico que el proyecto aportará a los ayuntamientos de Tierra Estella. Tras las intervenciones, los asistentes realizaron una visita al albergue.

Cambio de ventanas en el albergue de peregrinos


Uno de los estudios energéticos que Teder realizará es el del albergue de peregrinos municipal.
Se verá de qué manera se puede reducir el consumo eléctrico evaluando cuestiones como el aislamiento de balcones y ventanas, el uso de máquinas expendedoras y de otros electrodomésticos, como lavadoras y secadoras. El proyecto coincide en el tiempo con la voluntad del albergue de realizar una inversión en el cambio de ventanas y balcones que permitan el ahorro energético y que ofrezcan mayor confort.
Desde hace veinte años el albergue no ha invertido en esta cuestión. Cuenta con quince balcones y dos grandes cristaleras tanto de entrada al edificio como de salida al patio trasero. La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Estella-Lizarra apuntó que la actuación se realizará en una o en varias fases en función del presupuesto.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies