PRIMER PLANO – Josu Reparaz y Josu Sueskun – directores entrante y saliente de Lizarra Ikastola

La historia de Lizarra Ikastola va ligada a las personas que en algún momento han formado parte del centro escolar. Josu Reparaz Leiza será sin duda una de ellas. Treinta años de dedicación, primero como tutor y desde el 2000 como director, han traído consigo numerosos objetivos cumplidos en una labor tan viva como es la educación.

Josu Reparaz cierra a finales de este mes una etapa profesional y abre otra al frente de la dirección de la Federación de Ikastolas de Navarra. En Estella pasa el turno al frente del centro educativo a Josu Sueskun Cabasés, profesor desde hace quince años que, después de unos meses de transición, el próximo mes de septiembre asumirá el cargo en solitario con ilusión y consciente de la responsabilidad y de los retos implícitos en sus nuevas funciones.

JOSU REPARAZ.
DIRECTOR DE LA IKASTOLA DESDE 2000 HASTA 2015

“El gran reto de la educación es crear ciudadanos”

FECHA DE NACIMIENTO. Arbizu, 17/7/1965
AÑOS EN EL CENTRO. Desde septiembre de 1986. En 2000 comienza su andadura como director.
FORMACIÓN. Magisterio y Filología Vasca

¿Cómo fueron tus inicios en Lizarra Ikastola? ¿Cómo recuerdas el primer curso?
Lo recuerdo como un año lleno de ilusión y muy intenso a nivel de trabajo. Estaba a cargo de la tutoría de 8º de EGB, una clase no muy numerosa pero complicada. La distancia de edad era la mínima que podía haber, de seis años, y fue un constante reto, no tanto de contenidos sino de gestión de un grupo de adolescentes de 14 años. Se unió la ilusión por compartir piso con varios compañeros, vivir en una ciudad nueva… Tengo muy buenos recuerdos.

¿Qué valoración realizas de esta etapa?
Tengo la sensación de haber estado en un lugar muy acogedor en el que se ha trabajado mucho. Destaco el esfuerzo de todo el colectivo de familias, de profesores, de ex alumnos y de alumnos. Como profesor he aprendido mucho y como director he podido llevar a la práctica muchos sueños, proyectos que, aunque complicados, han contado con la ayuda de todo un grupo de personas, porque el centro nunca ha tenido miedo a innovar. Por otro lado, aquí he pasado más de la mitad de mi vida y la ciudad y sus gentes me han hecho sentir como en casa.

¿Qué te llevas contigo?
Todo lo que sé de Educación y de gestión de equipos lo he aprendido aquí. Me llevo haber contado con gente que me ha ayudado a hacer realidad utopías a nivel educativo; un grupo de amigos para toda la vida y haber contribuido a formar personas que ahora están por el mundo me llena de satisfacción. Me voy contagiado del auzolan de las familias y lo trasladaré a mis nuevos quehaceres.

¿El campo de la educación ha cambiado mucho en este tiempo?
Cuando empecé estábamos con la gramática a tope, pero en los últimos años creamos textos y hacemos revistas, con la convicción de que la escuela ha de dar soluciones a la vida personal, social y profesional. La educación no se basa en que el profesor transmita, sino en que todos aprendamos de todos. La escuela ya no es unidireccional, todos tenemos algo que decir. Por otro lado, la disciplina. No hemos ido a peor sino que hemos ganado mucho. De estar basada en la jerarquía y la autoridad, pasa a estar basada en los valores personales.

¿Cuáles son los principales retos que afronta la educación en la sociedad actual?
El gran reto está en crear ciudadanos. La escuela ha de poner como eje a la persona, más que al alumno. El reto está en que los gobiernos sean valientes e implanten programas que así lo entiendan, cono por ejemplo en Finlandia, y se podrá evitar problemáticas como el acoso o el ciberbulling. La escuela tiene que apostar por la creatividad, por dar contenidos y aumentar el espíritu crítico.

Josu Sueskun toma el relevo en Lizarra Ikastola, ¿le das algún consejo?
A Josu lo valoro muchísimo y hemos hecho la transición perfecta. Durante este tiempo le he transmitido cómo hago las cosas y tiene toda la gestión recogida en la red; luego en septiembre verá si le funciona. No soy de dar consejos si no me los piden pero le diría que sea coherente con lo que piensa, hace o dice y que esto a veces tiene consecuencias que no son fáciles de asumir, pero que no se tambalee. También le digo que el objetivo es que el alumno se desarrolle al máximo.

¿Cómo va a cambiar ahora tu trabajo?
Cada día descubro algo nuevo, pero tengo ilusión e intentaré hacer lo mejor posible. Esto no es nada parecido al trabajo en la ikastola, es un trabajo muy institucional, pero intentaré que mi labor no pierda su sentido último: la educación.

 

 

JOSU SUESKUN. NUEVO DIRECTOR DE LIZARRA IKASTOLA
“Es un centro vivo, muy fuerte y con un equipo maravilloso”

FECHA DE NACIMIENTO. Pamplona, 28/07/1974
AÑOS EN EL CENTRO. Desde 2001. Tutor y profesor de Matemáticas y Física.
FORMACIÓN. Ingeniero industrial

¿Cómo afrontas tu nuevo papel al frente de Lizarra Ikastola?
Con muchísima ilusión. Soy una persona muy cauta y es un cargo que, a la vez que ilusión, genera mucha responsabilidad. Este no es un centro cualquiera, sino que surge de la gente que veía la necesidad de que existiera, y tiene mucho peso emocional. Todos esperamos que Lizarra Ikastola siga creciendo, por lo que la responsabilidad es alta. Es un centro vivo, muy fuerte, y con un equipo maravilloso.

¿Pensabas que algún día podrías ser su director?
A la hora de asumir el cargo de director hubo un proceso de consulta entre los compañeros y hubo gente que quiso que yo lo asumiera. En estos quince años me ha tocado tratar con todo el profesorado y conocer los distintos proyectos, así que no llego a este puesto de sorpresa. Conozco bien el centro y a los profesionales, por lo que todo va a ser más sencillo.

¿Crees que va a cambiar tu día a día en el centro?, ¿de qué manera?
Voy a seguir dando clase de Física a cuarto de la ESO. Para mí dar clase es una pasión. La razón de ser de Lizarra Ikastola son sus alumnos y el contacto con ellos me va a ayudar para una buena gestión. La conexión con el aula permite una gestión mucho más real.

¿Cómo es este centro que tiene ya más de 40 años de historia?
Destaca por su carácter cooperativo, lo que significa que los padres son un motor muy importante en la toma de decisiones. Hace que se impliquen en la educación de sus hijos y el nivel de motivación es altísimo. Los profesionales también tenemos un nivel de motivación altísimo. El carácter humano caracteriza a la ikastola, la conexión fuerte entre padres, profesiones y alumnos. También es importante la proyección que el centro tiene en Estella. Es un centro escolar de Estella y para Estella. Nuestros alumnos son de aquí y es bonito que participen con actividades en la ciudad.

Comienza una nueva etapa en el centro, ¿se plantean nuevos proyectos, nuevas ideas?
Son varios los pilares que definen a la ikastola, entre ellos el pedagógico, y en este se plantea una continuidad. Hay proyectos en marcha que hay que limar y actualizar. Por mi perfil más técnico, veo cuestiones que sí se podrían mejorar, como el empleo de las nuevas tecnologías y las redes sociales, que va con los tiempos.

¿Qué te enseñan los alumnos?
Aprendes a conocerlos, a saber qué quieren, qué les preocupa, conoces diferentes tipos de personas, de cerebros, de reacciones ante unas cosas y otras… Es gratificante que te den su confianza y saber que les ayudas a avanzar.

¿Un consejo, un deseo, para Josu Reparaz en su nueva etapa?
Que siga siendo él mismo. Tiene un sexto sentido que le hace acertar en la toma de decisiones, intuición para la gestión y una pedagogía muy alta. El colectivo de ikastolas sale muy beneficiado. Tener gente cómo él en la dirección es una suerte.

Título

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies