PRIMER PLANO – HÉCTOR LEZÁUN Y BEATRIZ LACARRA – Autores del mural del skate park

PRIMER PLANO – HÉCTOR LEZÁUN Y BEATRIZ LACARRA – Autores del mural del skate park

Los dos jóvenes de Estella firman el grafiti ‘Skateboarding California Dream’ de la pista de Los Llanos

Desde finales de octubre el skate park de Los Llanos luce una estética renovada y actual gracias al nuevo mural ‘Skateboarding California Dream’. Sus paredes se han pintado y varias frases en cuatro idiomas -inglés, japonés, castellano y euskera- animan a los aficionados a este deporte a superarse y a pensar de manera global. El resultado es la plasmación de la idea de los estelleses Héctor Lezáun Pegenaute y Beatriz Lacarra Martínez de Ibarreta, de 29 y 28 años, respectivamente, que resultó ganadora en el concurso de mural-grafiti convocado desde el área de Juventud del Ayuntamiento de Estella-Lizarra y que estaba premiado con 1.000 euros.
Héctor Lezáun es diseñador industrial freelance en Bilbao y Beatriz Lacarra trabaja como arquitecta en Pamplona. Han formado el equipo perfecto. Cuentan su experiencia.

“Es un concurso, algo que hemos hecho en nuestro tiempo libre, y nos hemos quedado muy contentos”

“El diseño pretende transmitir unos valores y una imagen global que conciencie a los chavales locales”

¿Cuál es la idea del diseño? ¿Qué quiere transmitir?
Héctor Lezáun. Es un diseño sencillo que pretende transmitir unos valores y una imagen global que conciencie a los chavales locales. Por eso, las frases en inglés y japonés, además de castellano y euskera, son motivadoras, de superación. Va dirigido a un público joven que debería tener ambición de crecer y de mejorar en un deporte que es internacional. Suponemos que tendrán ídolos de otros países.

Por otro lado, la idea y el diseño tienen un trasfondo local y de conciencia con el medio ambiente.
Hemos utilizado elementos sencillos y colores planos, actuales pero con un toque retro. Creemos que por sencillo el diseño puede ser atemporal. Busca jugar con las propias formas de las paredes para potenciarlas o vestir el entorno. No se trata de usar la pared como lienzo sino emplear todo el volumen del skate park.

¿Cómo decidís presentaros, y de manera conjunta?
H.L. Estaba en la piscina y leí el anuncio en Calle Mayor. Contacté con Beatriz porque es amiga de la cuadrilla. Hicimos una pequeña investigación sobre intervenciones de este tipo o de arquitectura exterior para ver qué es lo que se hace ahora, cuáles son los colores de tendencia y cómo se trabaja en el contexto de los deportes extremos.

¿Sois aficionados al skate?
H.L. Hace muchísimo que no hago skate, pero lo he disfrutado. Ahora de vez en cuando cojo la tabla y los patines. Como anécdota, cuando se hizo la pista en Estella, en 2004, fui una de las personas que, con los amigos, recogimos firmas para su construcción.

Beatriz Lacarra. Nos solíamos reunir mucho en la zona del skate Park para ver a los chicos de la cuadrilla hacer skate, pero nosotras no hemos hecho nunca.

¿Qué importancia creéis que tiene este espacio en la ciudad?
H.L. Ahora estoy un poco desconectado, pero sí veo que los chavales están bastante motivados. Cuando paso por allí hay mucha gente, y estos días que hemos estado pintando siempre se acercaba alguien para preguntar cuándo se iba a abrir. Estaban ansiosos, con ganas de utilizar la pista. Sí echo en falta en el skate park la presencia de tablas, porque ahora casi todos utilizan patinetes.

¿Contentos con el resultado?
B.L. La verdad es que sí. En el momento que estás pintando y vas viendo cómo quedan las imágenes, en directo, te vas motivando. Sabíamos que el hormigón no iba a ser regular, pero esas irregularidades le dan más esencia. Las paredes tienen una historia y este trabajo forma parte de ella.

¿Esperabais ganar?
H.L. Yo no tenía expectativas. Íbamos con una propuesta buena, pero no pensaba que fuéramos a ganar el concurso. Yo me he presentado varias veces al concurso de carteles de Fiestas de Estella y no he tenido la suerte, o no se ha valorado mi trabajo. El tema de los concursos es un poco espinoso.

B.L. Héctor me lo propuso hacer y cuando íbamos elaborando la propuesta, sin conocer el trabajo de los demás, le veía posibilidades.

¿Habéis participado en alguna otra actuación similar?
H.L. En cuanto a murales yo sólo he tenido una, en el Hotel Casa Luisa, de Ayegui. Era un mural en un espacio interior que representa el Camino de Santiago.

B.L. Héctor sí que ha hecho más cosas, pero la verdad que yo no tengo experiencia previa en ningún proyecto artístico. Era la primera vez, pero estoy muy contenta con el resultado del trabajo, con independencia de haber ganado.

¿Cómo ha sido la realización?
B.L. Te enfrentas con gran expectativa, pero también con miedo. Era la primera vez que pintaba al aire libre en paredes que no sabes cómo van a estar. El primer fin de semana que nos pusimos a trabajar cogimos las mezclas de colores en la tienda de pinturas y bajamos al skate. Empezamos a tope, primero poniendo las cintas de carrocero, que fue lo que más costó. Cuando empiezas a pintar y ves cómo va quedando, te da esperanza, vas avanzando. El primer fin de semana aplicamos la pintura base y quedó pendiente para el siguiente los detalles en otros colores y las plantillas con espray. Alguna pared nos dio más problemas y hubo que aplicar más capas de pintura, pero en general fue bastante rápido. Es un concurso, no es algo profesional, algo que hacemos en nuestro tiempo libre, y nos hemos quedado muy contentos.

¿Se respetará?
B.L. Lo espero. No es un mural demasiado artístico, hay muchas partes planas sobre las que se puede hacer grafitis. A mí me parece que ha quedado precioso y espero que se respete así como está, pero es un sitio de uso de la gente. Mientras no se corrompa mucho la idea original, entendemos que los grafitis forman parte del skate.

¿Os parece justa la polémica surgida en torno a vuestra propuesta ganadora del concurso?
H.L. Me pareció un poco turbia la polémica previa. Me pareció de poco agradecidos, sobre todo los grupos municipales que hicieron apelaciones, como UPN y PSN. Es un tema que no debería haber trascendido a lo político, es decepcionante. El premio de 1.000 euros no da para pagar el trabajo que hemos realizado, por lo que deberían estar agradecidos y mostrar una actitud de ayuda a iniciativas y propuestas como estas.

B.L. Entendemos que es un concurso, algo que no tiene tanta trascendencia. Cuando leímos las bases, consultamos con el ayuntamiento y nos dieron el Ok. Cuando nos llamaron para comentarnos incidencias, nos extrañamos, pero con el respaldo municipal no le hemos dado importancia. Hemos hecho nuestro trabajo y ya está.

El Skate Park de Los Llanos es punto neurálgico de la reunión de jóvenes. En tiempo de pandemia, vosotros que sois jóvenes también, ¿queréis dar algún mensaje, más allá del de vuestra obra, en relación con los tiempos que corren?
B.L. El skate park es un sitio donde los jóvenes se pueden desahogar, un punto de encuentro entre amigos, y la práctica del deporte es algo positivo. Siempre que se use y se disfrute con responsabilidad, está bien.

H.L. Sobre la responsabilidad de reunirse o no reunirse, pienso que si lo hacen con las medidas oportunas, está muy bien. A mí lo que me parece importante y me gustaría es que quedara claro el mensaje que quiere comunicar el mural: “piensa global, actúa local”.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies