Oasis de mariposas en el entorno urbano

Oasis de mariposas en el entorno urbano

La Asociación de la Vía Verde y Teder ponen en valor el Camino Natural con dos pequeños espacios en Acedo y Estella como refugio para unos de los insectos más bellos del ecosistema

La importancia de las pequeñas cosas reivindica su protagonismo en un nuevo proyecto de la Asociación de la Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro y de Teder sobre medio ambiente y mariposas. La fragilidad de estos bellos insectos se vuelve poética a través de la plantación de dos oasis de mariposas en Estella y Acedo. Son espacios de color y de vida habilitados en tiempos de pandemia que pretenden poner en valor el patrimonio natural del Camino del Ferrocarril a su paso por Tierra Estella y acercar los insectos al entorno urbano.

Un oasis de mariposas se describe como un pequeño jardín de flores que atrae a los insectos ofreciéndoles comida y refugio y que se convierte en un lugar para la conservación y la observación.

La localidad de Acedo tiene desde el 24 de octubre el primer oasis de la Vía Verde ubicado en un talud junto al Camino y Estella puede decir lo mismo tras las labores realizadas el 30 de octubre en la entrada del parque de Los Llanos, junto al puente de la Vía. Romero, espliego, lavanda, hinojo y ruda son algunas de las plantas aromáticas que nutren los dos pequeños jardines y que esperan la llegada de lepidópteros, más habituales con el buen tiempo.

Plantas como el romero, el espliego, la lavanda, el hinojo y la ruda atraen a los lepidópteros, sobre todo en el buen tiempo

La actividad de plantación era el punto de partida de un proyecto más ambicioso titulado ‘Refugio de Mariposas de la Vía Verde’, que cuenta con subvención del departamento de Educación Ambiental del Gobierno de Navarra y que recibe la asistencia de la Asociación Zerynthia, dedicada al estudio, conservación y divulgación de las mariposas.

Desde la Asociación Teder, la técnica Eva Melo explica que el proyecto en la Vía Verde se planteaba de manera más ambiciosa, con la intención de dotar a cada localidad de paso de la Vía con un oasis, pero la situación ha llevado a limitar las acciones a dos puntos: Estella y Acedo.

Píldoras de información

Los espacios dedicados a las plantas que atraigan a las mariposas se van a vallar y se han colocado varios paneles informativos a lo largo del Camino Natural a modo de un pequeño recorrido auto-guiado que ofrece pequeñas píldoras de divulgación sobre estos insectos. También está prevista una exposición en la Casa del Bosque, en Acedo, que se podrá visitar con cita previa y atendiendo a las limitaciones de aforo. “Otras acciones de divulgación tendrán que esperar de momento. Es un proyecto muy bonito que el próximo año tendrá continuación”, apuntó la técnica de Teder.

Las mariposas son un excelente indicador de la calidad medioambiental. Por ello, el proyecto ‘Refugio de Mariposas de la Vía Verde’ pretende, por un lado, preservar el hábitat de las mariposas en las proximidades de la vía y, por el otro, sensibilizar a los usuarios sobre la importancia de su conservación y protección, además de ofrecer un nuevo recurso para el disfrute del Camino Natural y la promoción de sus pueblos.

LABORES DE PLANTACIÓN EN...

Acedo. Junto al lavadero.
La creación del Oasis de Mariposas en Acedo tiene su antecedente en una iniciativa más pequeña realizada el pasado año con la asociación Zerynthia en un talud junto al lavadero. El pasado sábado 24 de octubre el Oasis se ampliaba con nuevas plantas, como punto de partida del proyecto de la Vía Verde.

Explica la concejal y vicepresidente de la Asociación Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro, Ana Sainz de Murieta, que la zona elegida es idónea para las mariposas. En las labores de plantación y colocación de un panel informativo participó un grupo de ocho personas de todas las edades, además de representantes de Zerynthia. “Me parece un proyecto muy bonito porque se desarrolla en el ámbito rural y por la posibilidad de conocer las mariposas”, explicó la edil. Con el tiempo, se plantea la realización de paseos divulgativos.

Estella. Paseo de Los Llanos, junto al puente de la Vía
El Ayuntamiento de Estella-Lizarra ha habilitado un espacio de veinte metros cuadrados en la entrada al Paseo de Los Llanos desde el Puente de la Vía con la plantación de diferentes especies de plantas aromáticas que sirvan de atracción para las mariposas.

La labor corrió a cargo de miembros de la asociación Zerynthia, en concreto acudieron Ruth Escobés y Yeray Monasterio, y personal de la brigada de Servicios. Estuvieron presentes en el acto el alcalde de Estella, Koldo Leoz; representantes de Teder, el concejal de Medio Ambiente, Txemi Pérez de Eulate, y el de Servicios, Jorge Crespo.

LAS MARIPOSAS DE LA VÍA VERDE

Cinco paneles informativos ubicados en el Camino Natural y junto a los oasis de Mariposas presentan los diferentes tipos de mariposas en la zona.

Mariposa Cleopatra y Mariposa Blanca del Majuelo. La Mariposa Cleopatra es una mariposa muy llamativa de color amarillo intenso y con una gran mancha naranja, en el caso de los machos. La Mariposa Blanca es una variedad más discreta, con una veneración negra que destaca sobre un fondo completamente blanco.

Ambas se alimentan de arbustos en su fase de oruga. La cleopatra lo hace de diferentes especies del género Rhammus, mientras que la Blanca del Majuelo se encuentra sobre el endrino y el espino albar.

Mariposa Nazarena y Mariposa Estriada Canela. Son de pequeño tamaño y pertenecen a la familia de los licénidos. La Estriada Canela se puede ver desde la primera semana de marzo y abunda en julio y agosto. Es una especie migradora. Los ejemplares adultos de la Nazarena suelen permanecer en las copas de las encinas y los robles y rara vez acuden a las flores para obtener nutrientes ya que liban las secreciones de las hojas de estos árboles.

Mariposa Ninfa de los Arroyos y Mariposa Ondas Rojas. Ambas variedades pertenecen al grupo de los ninfálidos. Tan sólo usan cuatro patas para caminar. El primer par, el más próximo a la cabeza, no sirve para la marcha pero les aporta capacidades sensoriales.
Las alas de la Ninfa de los Arroyos son iridiscentes, según el ángulo desde el que se miren cambian de color y tienen un tono azul brillante. Se cobijan individualmente en refugios que ellas mismas construyen con hojas. Las Mariposas de Ondas Rojas pasan el invierno formando nidos de seda cerca del suelo.

Mariposas Macaón y Mariposas Chupaleches. Ambas pertenecen al grupo de los papiliónidos. Sus largas colas simulan antenas para desviar el ataque de los depredadores. Es habitual encontrarlas en zonas elevadas. Se concentran en lo alto y los machos compiten por el territorio.

Mariposa Atalanta y Mariposa Cardera. Son especies migratorias, tienen capacidad para viajar miles de kilómetros. Su presencia es especialmente notable en otoño, cuando migran hacia el sur huyendo del frío. Ambas pertenecen a la familia de los ninfálidos, uno de los grupos con mayor número de especies, de vuelo potente y colores habitualmente muy llamativos.

ENTREVISTA

Yeray Monasterio León. Presidente de la Asociación Zerynthia
“Los oasis tratan de atraer mariposas a las ciudades,
desiertos de biodiversidad”

¿Cuáles son los objetivos de la Asociación?
La Asociación Zerynthia es de ámbito estatal y trabajamos en el estudio, conservación y divulgación de la importancia de los lepidópteros, es decir, de las mariposas diurnas y de las nocturnas o polillas. En el ámbito estatal hay casi 7.000 especies, por lo que es uno de los insectos más abundantes de toda la biodiversidad junto con los escarabajos, las abejas y las hormigas.

En comparación con muchos vertebrados recibe una menor dedicación por parte de las administraciones públicas en cuanto a su conservación. Nosotros trabajamos en esa línea, estudiamos las mariposas para saber cómo protegerlas mejor con medidas de conservación, que son efectivas porque ya hay experiencias en el extranjero, y trabajamos la sensibilización social que pasa por todos los públicos y también por las administraciones. Todos sabemos acerca del quebrantahuesos y del lince ibérico pero no tanto de los invertebrados, que son muy importantes para que el ecosistema funcione.

¿En qué consiste el proyecto que desarrolláis en Tierra Estella?
El proyecto se sustenta en los oasis de mariposas, una iniciativa de Zerynthia, de ámbito estatal, que ofrece la herramienta para que cualquier persona o Ayuntamiento lo pueda hacer. Se trata de acondicionar una zona urbana con diversas plantas, siempre autóctonas, que bien son interesantes como productoras de néctar o que no son tan interesantes por sus flores pero sirven para que las mariposas coloquen los huevos y se desarrollen las orugas. De lo que se trata es de atraer a las mariposas a las ciudades, de atraer la biodiversidad al ámbito urbano, que son como desiertos de biodiversidad.

¿Qué importancia tienen proyectos como éste?
Es un ejercicio de cambiar el chip. Tradicionalmente hemos visto una oruga y hemos dicho, ¡qué asco, písala! Este proyecto es un recurso que se utiliza en el ámbito educativo. Si queremos mariposas hay que saber que primero son orugas, y también son muy bonitas. Se trata de hacer un ejercicio en dirección opuesta al rechazo a los insectos, un ejercicio de acercarlos en vez de alejarlos y de cuidarlos.

¿Cuántos tipos de mariposas puede haber en la zona de Tierra Estella?
Está pendiente un estudio y sería muy interesante para detectar especies prioritarias a conservar en el ámbito local. Pero en la zona puede haber fácilmente en torno a un centenar de mariposas diurnas y varios cientos de nocturnas, que son mucho más abundantes. De las 7.000 mariposas que hay en todo el territorio español, diurnas son unas 250, el resto son todas nocturnas.

¿Qué peculiaridades presenta la zona de Tierra Estella para las mariposas?
La geología tiene mucho que ver. Las mariposas y las orugas de cada especie se alimentan de un grupo de plantas en concreto. En zonas calizas encontramos plantas más ligadas a esas calizas que no aparecen en otras zonas con otro tipo de roca. Son especies más especiales porque las plantas son también más especiales, no tan comunes. Esa geología caliza en el entorno y los bosques bien conservados de Tierra Estella, sobre todo de encinar, son muy buenas para mariposas mediterráneas.

¿Cuál es el papel de las mariposas en el entorno?
En general están en la base de las cadenas tróficas. Las mariposas son también buenos polinizadores, muchas hacen esa labor diurna y nocturna, y son fundamentales para la reproducción de las plantas con flor, entre ellas plantas de importancia alimentaria. Todos los frutos del supermercado han tenido que ser polinizados. Siempre hablamos de la importancia de las abejas, pero no es el único polinizador. Las mariposas son también alimento de muchos seres vivos. Tiene su ciclo y, gracias a él, es como si una misma especie fuera cinco especies porque en cada ciclo es alimento para diferentes tipos de depredadores.

¿Cuándo es el mejor momento para observar mariposas en los oasis de Estella y de Acedo?
No se puede garantizar que el sitio sea idóneo y la respuesta brutal por parte de las mariposas, pero siempre va a quedar el poso de la educación ambiental, de haber hecho algo por la conservación de los insectos, que, además, a los niños cala. Algunas especies de mariposas están activas todo el año, pero la mayoría lo está en los meses cálidos, desde mayo hasta septiembre, y son los meses de junio y julio cuando se puede ver un mayor número de especies a la vez. Unas mariposas llegan en primavera, otras al inicio del verano y otras en mitad del verano. También a veces en invierno alguna se despereza y podemos verlas.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies