Nuevos árboles y un paseo por la orilla del río en la campa del Santo Sepulcro

Nuevos árboles y un paseo por la orilla del río en la campa del Santo Sepulcro

El Ayuntamiento ha plantado 16 olmos y plantea trazar un sendero accesible junto al cauce del Ega

Varias son las actuaciones previstas en la campa del Santo Sepulcro que responden a la voluntad del Ayuntamiento de Estella-Lizarra por poner en valor la zona y responder a las peticiones de los vecinos mediante un proceso participativo. Hace unos días se plantaban 16 olmos donados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno de España y en breve se realizará un sendero accesible en la ribera del río.

Una reunión promovida a finales de febrero entre responsables de las áreas municipales de Medio Ambiente, Servicios y Participación Ciudadana recogía las demandas de los vecinos para mejorar la zona, puerta de entrada a la Estella monumental. Entre ellas, el trazado de un camino, el sembrado de nuevo césped y la mejora del sistema de riego son las medidas prioritarias, que se pondrán en marcha en los próximos días, según explicó el concejal de Medio Ambiente, Txemi Pérez de Eulate.
A estas peticiones -algunas ya realizadas anteriormente por los vecinos- se suman otras: la adecuación de una pared junto al río en las proximidades del Centro Psicosocial Ordoiz; de un acceso cómodo al río para las canoas, a modo de embarcadero móvil; la colocación de más bancos que, además, promuevan el encuentro; la dotación de baños públicos a la entrada de Estella; de juegos infantiles; la mejora de la iluminación y el pintado en el asfalto para diferenciar el espacio para los peatones y los coches. “Terminado el proceso de recogida de propuestas, ahora hay que valorarlas y se pondrán en marcha en la medida de lo posible”, explicó el edil.
De momento, ya se pueden ver los olmos plantados, dieciséis de un total de 35 donados por el Gobierno de Navarra y que sustituyen en la campa a otros que estaban enfermos.
El resto de los ejemplares donados se guardan para futuras actuaciones. Se trata de olmos (ulmus minor) que han sido clonados y que son resistentes a la grafiosis, una enfermedad producida por un hongo que afecta a esta especie. Son árboles de ribera y autóctonos de Europa. “Aprovechando la ocasión de que nos cedían los árboles, el equipo de Gobierno vio la oportunidad de actuar en esta zona, muy mejorable y no del todo cuidada, y por eso se decidió convocar un encuentro con los vecinos para exponer lo que queremos hacer y escucharles en sus demandas”, apuntó Pérez de Eulate.

 

Tala de los ejemplares en riesgo

Hace unas semanas se hacía público un diagnóstico sobre el estado de los árboles de Estella que se pronunciaba sobre la necesidad de reponer en un corto plazo de tiempo 17 ejemplares por diferentes defectos y lesiones. El concejal de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Txemi Pérez de Eulate, explicó que en breve se va a proceder a talar los que presentan un mayor riesgo. La repoblación, sin embargo, esperará de momento hasta contar con una planificación más completa que tenga en cuenta diversos factores.
Cabe recordar que el informé se redactó en el verano de 2019 a raíz de la caía de un árbol de gran porte en el paseo de Los Llanos. Entonces se analizaron 46 ejemplares situados en Los Llanos, la orilla del río, la plaza San Martín, el Che, la plaza de Santiago y la calle Juan de Labrit para hacer la valoración.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies