Los más pequeños vuelven a divertirse en los parques infantiles

Los más pequeños vuelven a divertirse en los parques infantiles

Las instalaciones se desinfectan a diario, pero se recomienda el uso de geles hidroalcohólicos

El domingo 21 de junio se reabrieron las instalaciones que más han echado de menos los peques de la casa. Con la entrada en la nueva normalidad, los parques infantiles se han desprendido de las cintas que marcaban su clausura y han recibido la visita de numerosos menores, que esperaban con ansia poder jugar en estos espacios. Desde el Ayuntamiento informaron de que la empresa Cespa desinfecta las instalaciones a diario, pero se recomiendo el uso de geles desinfectantes para prevenir posibles contagios. Es por ello, que el Ayuntamiento contempla la posibilidad de facilitar gel hidroalcohólico en estos espacios.

El lunes 22 de junio, muchos de los parques infantiles de la ciudad recibieron a los primeros niños y niñas en sus instalaciones tras más de tres meses cerradas. Nahia y Xabier Mauleón, por ejemplo, disfrutaban en los columpios situados entre los parkings de la zona de la estación. Su madre, Susana Ciriza, informaba a Calle Mayor de que están muy contentos. “No han dudado en utilizarlos, ya tenían muchas ganas”, expresaba. En el mismo parque también cuidaban de su nieto Unai, Dori Sagasti y José Antonio Osinaga, a quienes también acompañaba una prima del pequeño llamada Blanca. “Teníamos muchas ganas de poder columpiar a nuestro nieto. La verdad es que le gusta mucho”, comentaba Dori.

En el parque también se encontraba la pequeña Lorea Otamendi bajo la atenta mirada de su abuela, Josefina San Martín. “Le cuido porque sus padres están trabajando, la verdad es que agradecemos que se abran los parques, el verlos cerrados daba mucha pena”, reconocía Josefina. En el resto de las localidades de la merindad, los parques infantiles también están abiertos. En Villatuerta, en los jardines cercanos al centro de salud, el lunes 22 de junio por la mañana eran pocos los vecinos que paseaban por la zona. Íñigo Díez disfrutaba con su hijo Markel y su sobrino Paul, quienes jugaban subidos en los troncos del parque. “Prefieren estar en los troncos que utilizar los columpios. Han estado tanto tiempo sin utilizarlos que ya ni los demandan, se han acostumbrado”, comentaba Díez.


A pesar de que las instalaciones ya se pueden utilizar, hay que respetar las normas de seguridad recomendadas. “El Ayuntamiento de Estella es consciente de que los niños y niñas han padecido especialmente esta pandemia y han tenido que esperar hasta ahora para poder hacer uso de los parques, por lo que se están redoblando esfuerzos para agradecer el comportamiento ejemplar y la valentía que han tenido en estos meses. De ese modo, el día 3 de julio se podrán utilizar ya las piscinas del Agua Salada y también se ha ampliado la limpieza y desinfección de estas zonas de ocio”, informaban desde el Consistorio. Si todos somos responsables, la alegría continuará en las calles y parques de la ciudad y de las localidades de Tierra Estella.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies