Las vidas al centro

Las vidas al centro

Estella se une a otras 20 entidades locales y territoriales en favor de los cuidados

El Ayuntamiento de Estella-Lizarra se ha unido a la campaña de sensibilización ‘Las vidas al centro’, promovida por las diferentes áreas de Igualdad de un total de 81 Ayuntamientos, que representan a 21 entidades locales y territoriales de Navarra. A través de esta campaña quieren poner de manifiesto que “la crisis del Covid-19 vuelve a demostrar que estamos inmersas en una gran crisis de cuidados y que las vidas no están en el centro”.

En un comunicado emitido a los medios de comunicación, las entidades aseguran que “estas nuevas situaciones provocadas por la pandemia se suman a las desigualdades de género ya existentes y de larga trayectoria. La situación actual ha reforzado la división sexual del trabajo y los estereotipos de género, siendo las mujeres mayoritariamente las encargadas del cuidado de niños y niñas, personas dependientes, ancianas, enfermas, del cuidado emocional, los trabajos materiales de cuidados, etc”. Remarcan, además, que “esta crisis ha hecho visible la importancia de revalorizar estos empleos feminizados, que son considerados secundarios, cuando son un soporte fundamental del sostenimiento de la vida, como los servicios de cuidados en el ámbito público y de salud, cuidadoras en residencias y a domicilio, el sector de limpieza, personal de supermercados, los servicios sociales, la educación, etc., han demostrado ser ámbitos esenciales para la satisfacción de las necesidades fundamentales e imprescindibles para que las vidas sigan vivas”. En el escrito defienden que las crisis no suelen contribuir a disminuir las desigualdades, sino que las hacen más visibles y, muchas veces, las acrecientan, pero también son una oportunidad de cambio, para innovar y construir una sociedad mejor, más fuerte, resiliente e igualitaria”. Es por ello, culminan, que “esta crisis evidencia todavía más la importancia de poner las vidas en el centro y cambiar el paradigma, para que éstas y su sostenibilidad sean una prioridad”.

Las entidades locales y territoriales se han comprometido a:

  • Visibilizar el entramado de los trabajos de cuidados que hacen posible la sostenibilidad de la vida.
  • Poner de manifiesto y en valor que la mayoría de estos trabajos imprescindibles, sean remunerados o no, en más de un 75% de los casos, los desempeñan las mujeres.
  • Colocar la sostenibilidad de la vida en el centro de las políticas y de nuestro sistema de organización, sustituyendo al actual modelo.
  • Sensibilizar a la ciudadanía para conseguir un reparto y corresponsabilidad de los trabajos de cuidados en las familias. Un modelo que atienda a las vidas de las personas, bajo los principios de universalidad y singularidad, y al medio natural que necesitamos para seguir con vida.
  • Promover el “buen vivir”, es decir, vidas dignas de ser vividas para todas las personas
  • Reconocer el trabajo del movimiento feminista en sus luchas, demandas y aportaciones.
  • Demostrar desde lo local un sólido compromiso para mantener esta línea de trabajo como prioritaria en la agenda política garantizando la incorporación de la perspectiva de género en los planes y estrategias que se implementen como respuesta a la crisis sanitaria, económica y social generada por el COVID-19.

 

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies