Las ferias fusionaron tradición y novedad

Las ferias fusionaron tradición y novedad

Cientos de personas disfrutaron, del 29 de noviembre al 1 de diciembre, de la tradicional feria de ganado, mercado de artesanía, concursos de queso y jaca navarra así como de las novedades relacionadas con el mundo ecuestre y gastronómico

Las Ferias de San Andrés transcurrieron según lo esperado a pesar de que la lluvia hizo acto de presencia la tarde del sábado, 30 de noviembre, día del patrón San Andrés y jornada central de las ferias. Cientos y cientos de personas disfrutaron a lo largo del fin de semana de actos tradicionales como la misa en honor del patrón, la feria de ganado, el mercado de artesanía, los concursos de queso y jaca navarra y con las actividades nuevas del programa como los paseos en calesa y el cabalgar de los jinetes en el paseo de la Inmaculada. Tradición y novedad se dieron cita en las Ferias de San Andrés 2019.

El día del patrón, San Andrés, coincidió este año con la feria de ganado, el sábado 30 de noviembre. La jornada contó con decenas de actos y actividades que atrajeron a la ciudad a cientos y cientos de visitantes, no sólo el sábado sino también durante el domingo, 1 de diciembre. “La valoración de las ferias es muy positiva. Mucha gente me ha transmitido que ha gustado el programa de este año. Sé que los paseos en calesa tuvieron muy buena acogida y que se hicieron colas y también me han preguntado a ver si el año que viene se podría volver a colocar el césped en la Inmaculada para el galope de caballos. Y no sólo el sábado, las actividades del domingo tuvieron una muy buena acogida como, por ejemplo, la búsqueda de trufas. Estamos contentos”, declaraba Cristina Pérez, edil de Turismo, a Calle Mayor.Desde la asociación de Comerciantes, Hostelería y Servicios valoraban las ferias de manera similar al año pasado. “Los hosteleros han trasmitido una valoración positiva de estos días. El sábado hubo bastantes comidas y cenas y el domingo la mayor afluencia de gente fue a la hora del vermut”, detallaba Loreto San Martín, gerente de la asociación. En cuanto al comercio, las ferias coincidieron con la campaña del ‘Black Weekend’. “Los comerciantes comentaron que se notó afluencia de gente pero quizá algo menos que cuando esta campaña no coincide con la feria”, apuntaba Loreto.

Las nuevas actividades relacionadas con
lo ecuestre tuvieron éxito entre los asistentes

Otros datos relevantes son los de la feria de ganado, que contó con 106 cabezas de las cuales se vendieron 85.
El programa de ferias arrancó el viernes, 29 de noviembre, a las 19:30 horas con el Torneo Social Olentzero del cuatro y medio, organizado por el club Lizar Jai de pelota, que se celebró en el frontón Lizarra, a las 19:30 horas. Las primeras notas musicales fueron a cargo de los gaiteros Ruiz Echeverría, en la plaza de los Fueros. El teatro, torico de fuego y la cena de bertzolaris en la peña la bota, dieron paso a la jornada central de las ferias.

30 de noviembre.
Día de San Andrés

La aurora de San Andrés, a cargo de la agrupación de auroros ‘Adriano Juaniz’, despertó de manera melódica a los habitantes de la ciudad del Ega en el día de su patrón. Desde las ocho de la mañana, diversos ganaderos descargaron a sus animales en la plaza de Santiago. A lo largo de la jornada matutina, vendedores y compradores se dieron cita, en esta plaza, para negociar. De un total de 106 cabezas, se vendieron 85. La plaza de toros estuvo abierta a lo largo de la mañana para que los compradores de caballos de monta y enganche pudieran contemplar y probar los animales. La tradicional simulación de bajada de ganado desde la sierra atrajo a numerosos espectadores y los jinetes lucieron sus caballos por las calles centrales de la ciudad. Uno de los actos principales del día fue el XVI Concurso de Quesos de Urbasa-Andía, que este año contó con nueve participantes, una cifra algo inferior que en años anteriores. El público decidió que el mejor queso fuese el de los hermanos Mónica y Patxi Ruiz de Larramendi, de Eulate. El segundo premio fue para Marimar Castro, de Abárzuza, y el tercero para Gustavo y Marta Pérez de Albéniz, de Aranarache. A los actos tradicionales relacionados con el mundo del ganado y la gastronomía se unían los oficiales.

En el concurso
de Jaca Navarra participaron 13 explotaciones ganaderas con un total de 67 cabezas

A las 10:45 horas, se producía la salida en Corporación del Ayuntamiento, acompañado por su comitiva oficial, que se dirigió hasta la iglesia de San Pedro, donde tuvo lugar la misa en honor del patrón San Andrés. La feria de artesanía así como las actividades novedosas relacionadas con lo ecuestre, como el peinado y trenzado de caballos, los paseos en calesa, el homenaje a Eduardo Hermoso de Mendoza -por la involucración y aportación de ideas para que las Ferias salgan adelante cada año-, el intercambio de danzas entre los grupos Virgen del Puy y San Andrés y Surcos de Órbrigo, y la degustación de 2.000 hamburguesas de potro, en la plaza de San Martín, pusieron fin a una mañana llena de entretenimiento. La lluvia se presentó en Estella por la tarde lo que provocó el cierre de los puestos de la feria de artesanía. Pero la lluvia no impidió que los vecinos del barrio de San Pedro ofreciesen una rica chocolatada. El centro cultural Los Llanos acogió el festival de danzas y las luces de Navidad iluminaron la tarde noche de San Andrés. Los partidos de pelota añadieron el toque deportivo a la jornada y la música y el torico de fuego dieron paso a una noche de juerga, para los más animados, y de descanso, para el resto.

Domingo 1 de diciembre.
Jaca Navarra y
Gastronomía típica

Estella-Lizarra dio la bienvenida al mes de diciembre inmersa en la celebración de sus ferias más populares. La plaza de Santiago fue sede del duodécimo Concurso Morfológico de Jaca Navarra, que organizan Intia y Jacana. Participaron 13 explotaciones ganaderas con un total de 67 cabezas, según los datos aportados por Intia. El galardón al mejor lote del concurso fue para Óscar Aguirre, de Eulate; el mejor animal de la feria, un ejemplar de Gotzon Urabayen, de Iturgoyen; mejor semental, el caballo de Eduardo Braco, de Aspurz; la mejor hembra del concurso, una yegua de Simona Haro, de Eulate; mejor potro de menos de 3 años, el de Urtasun-Iriarte, de Arbonies; la mejor potra de menos de 3 años, la de Juan Mª Iparaguirre, de Arantza; y la explotación más laureada en concursos morfológicos de Estella, la de José Antonio Oria, de Vidaurre. Otro de los grandes eventos del domingo, que este año se incorporaba como novedad en el programa, fue la exhibición de búsqueda de trufas con perros, que tuvo lugar en Los Llanos. Las mujeres tomaron protagonismo en las gastro-experiencias con mujeres del ámbito rural, que contó también con degustación de productos artesanales de productoras de Tierra Estella. La casa de la juventud acogió una cata de vinos Denominación Origen Navarra, que también fue novedad. Por la tarde, destacaron los bailes del taller de Danza Popular de Tierra Estella y la visita guiada con perspectiva de género “Mujeres ilustres de Estella Lizarra”. Un espectáculo de magia en el centro cultural Los Llanos y el torico de fuego pusieron fin a unas ferias inolvidables.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies