Familias de Navarro Villoslada piden que vuelvan sus columpios

Familias de Navarro Villoslada piden que vuelvan sus columpios

Los vecinos de la zona próxima a la avenida de Yerri solicitan que se reponga el parque retirado cuando comenzaron las obras del edificio ‘Terrazas del Ega’

Más de dos años han pasado ya desde que el parque infantil ubicado en la explanada entre el río y la calle Navarro Villoslada –entorno de Yerri y la plaza de toros– fuera retirado como consecuencia de las obras de construcción del nuevo edificio de viviendas ‘Terrazas del Ega’. Desde entonces y, pese a la reclamación de los vecinos incluso mediante una campaña de firmas, los columpios todavía no han regresado a su lugar, en una zona joven donde se estima que viven más de cincuenta familias con niños.

En su momento, antes del inicio de la construcción del nuevo edificio, el parque infantil que daba servicio a las familias de la zona estaba equipado con dos columpios, un tobogán y un balancín. Tras su retirada, los columpios no vuelven y los vecinos ni tan siquiera saben dónde están. Durante dos años, tiempo en que el número de niños se ha incrementado en la zona, los vecinos han contactado con el Ayuntamiento en varias ocasiones, tanto en la anterior legislatura como en la actual, sin obtener una respuesta clara.

Se trata de una zona joven en crecimiento donde viven en torno a cincuenta familias con hijos pequeños

Explica uno de los vecinos, Carlos Lerga, que de la promesa de colocación de unos nuevos columpios en el lugar durante la pasada legislatura se pasó a una negativa rotunda poco después. “Lamentamos la falta de seriedad y de compromiso por parte del Ayuntamiento. No pedimos nada que no hubiera, sólo queremos que nos pongan lo que ya teníamos”, explica.

En el lugar donde antes estaba instalado el parque ahora se levanta una pirámide de cuerdas para escalar sobre un terrario, una dotación que no se ajusta a las necesidades de los más pequeños y que instaló la constructora fruto de un acuerdo con el Ayuntamiento de Estella-Lizarra. “Es insuficiente porque en el momento que los críos han subido tres veces ya se aburren. Además, no es seguro para los más pequeños”, añade Lerga.

Hace un año, en mayo de 2023, los vecinos de Navarro Villoslada presentaron en el Ayuntamiento una instancia general con 315 firmas recogidas para conseguir volver a dotar al barrio de columpios. Siguen esperando que su deseo sea escuchado.

Una asociación vecinal en ciernes

La unión vecinal creada en la zona a raíz de la reclamación de los columpios ha llevado a generar inquietud por crear una asociación en el barrio que defienda otras cuestiones de interés ante las entidades públicas.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies