DE PASO POR ESTELLA – Jaqueline Klaus – “Después de andar y andar, de repente te encuentras en Lorca un jardín en calma hecho para el peregrino. No lo esperaba”

DE PASO POR ESTELLA – Jaqueline Klaus – “Después de andar y andar, de repente te encuentras en Lorca un jardín en calma hecho para el peregrino. No lo esperaba”

La joven, escritora y bloguera, apunta en un cuaderno todas las impresiones de una experiencia que le permita “encontrarse a sí misma”

Jaqueline Klaus. Alemania. Tiene 30 años y vive en una pequeña localidad de 200 habitantes al noroeste del país.
Escritora y bloguera, se ha tomado un año para viajar, para hacer el Camino, para escribir todas sus impresiones y para conocerse un poco mejor a sí misma.
El 6 de mayo comenzó su aventura en Saint Jean Pièd de Port y tiene dos meses por delante para llegar, sin prisas, a Santiago de Compostela.
De momento, la experiencia le está conquistando.

¿Cuáles son tus primeras impresiones acerca del Camino?
Esta experiencia comienza en Saint Jean Pièd de Port en un hostal que significa peregrino en vasco. Cené con el resto de la gente que estaba allí y nos sentimos como una familia. A través de la concha se crea como una conexión, una comunidad con un mismo objetivo: caminar, y no caminamos en competición, sino que caminamos juntos.

Sientes que no pierdes el tiempo con una breve conversación, cuando preguntas a la gente qué tal va el Camino. Siempre tienes algo en común con el resto sobre lo que hablar. La primera cosa que aprendes es que tú eres un ser humano, un peregrino, y esto te convierte en un igual.

El Camino es mágico. Hoy, por ejemplo, en Lorca, me he encontrado un pequeño jardín preparado para nosotros con diferentes conchas y con comida. El peregrino va caminando entre los campos y no espera algo así. En este lugar hemos podido descansar, compartir experiencias y sacar fotos.

¿Os sentís bien recibidos?
Es más que eso. Nos sentimos honrados. Caminas siete u ocho horas al día, es duro, te exige todo lo que tienes, pero al mismo tiempo estos detalles recompensan.

¿Cómo te encuentras?
Es gracioso, porque cuando llegas al hostal estás exhausta y piensas, “bien, he completado la etapa”. Te das una ducha, haces un pequeño descanso, compartes la experiencia y recargas la energía. Duermes y al siguiente día estas preparada para coger la mochila.

¿Te están gustando los pueblos, el paisaje que encuentras a tu paso?
Me encanta la naturaleza, es muy diferente, y la gente muy agradable.
¿Qué opinas de la gente local?
Cuando ven a un peregrino siempre dicen ¡hola!, ¡buen camino! En los lugares donde paramos encuentras todo lo que necesitas: ropa limpia, camas, el baño, la ducha y siempre te preguntan si necesitas algo, muy dispuestos a ayudarte.

¿Has tenido ocasión de visitar Estella? ¿Qué te parece?
Es una ciudad muy agradable, pero la “siesta” me confunde a veces, porque salí entre las dos y las tres de la tarde, tenía hambre, quería comprar algo, fui al centro y estaba todo cerrado. Los horarios son la parte negativa, quizá porque son lugares pequeños. Pero es una ciudad agradable; en mi opinión, típicamente española por la arquitectura y por el entramado de calles pequeñas y estrechas y con establecimientos independientes, en lugar de grandes superficies.

¿Cuáles son tus razones para hacer el Camino?
Es una manera de hacer un viaje de vuelta a mí misma porque me encontraba perdida. Quiero descubrir qué quiero hacer el resto de mi vida. Aunque caminas cada día y conoces a otras personas, en el Camino estás tú sola y nunca vas a tener la oportunidad de dedicarte tanto tiempo. He oído mucho de la experiencia divina, pero yo me salí de la iglesia hace dos años, veremos si pasa algo de esto o no.

¿Con qué te quedas de la experiencia recorrida?
Con el trozo de cielo construido para nosotros que me he encontrado hoy en Lorca. Para mí ha significado mucho después de haber estado andando y andando, primero con calor, luego con viento. Y de repente te encuentras este lugar en calma, hecho para el peregrino. No lo esperaba. Esperas que la gente te venda las cosas que necesitas como parte del negocio, por supuesto, pero no esto.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies