Toda una vida en una sola pieza

Toda una vida en una sola pieza

El Museo del Carlismo expone un casco del ejército francés de la I Guerra Mundial donado por la familia del vecino estellés Jean Etchebarne (1896-1956) al Museo Etnológico Julio Caro Baroja

Un pequeño objeto puede contener mucha información. Lo ejemplifica una micro-exposición que ofrece el Museo del Carlismo con una única pieza: el casco de un vecino de Estella, Jean Etchebarne, que combatió en el bando francés durante la I Guerra Mundial. La pieza ha sido donada al Museo Etnológico Julio Caro Baroja y, mediante una colaboración con el Museo del Carlismo, se expone en el patio de este último con entrada gratuita hasta el 8 de diciembre. Después, se trasladará al Museo Vasco de Bayona para formar parte de una exposición temporal.

“La Micro-exposición se puede visitar hasta el 8 de diciembre“

Jean Etchebarne nació en Sauguis, en el cantón francés de Mauleón, el 1 de febrero de 1896. Dieciocho años después estallaba la I Guerra Mundial y en el momento de la movilización el tribunal médico militar de Bayona descarta a Etchebarne por “debilidad”, pero lo envía al servicio auxiliar en 1916. En Bayona se le asigna el número de recluta 1.939 y llega al acuartelamiento como soldado de segunda clase. 

En octubre de ese año se le considera útil para el servicio de armas y el 27 de diciembre se le declara desertor por no presentarse a revista. Detenido en Saint Jean Pied de Port, se reincorpora al ejército en febrero de 1917. Nuevamente, en noviembre de ese año falta a revista. Un consejo de guerra lo condena a cinco años de prisión por deserción a un país extranjero en tiempo de guerra. 

Según el relato de su familia, y como se puede leer en la información que acompaña al casco en el patio del Museo del Carlismo, Etchebarne atravesó los Pirineos en el invierno de 1917 y llegó a Estella donde comenzó a trabajar junto con otro compañero francés. Los avatares de la vida le llevaron a emigrar a Argentina en 1921, donde se empleó como herrero y estañador con una fragua ambulante. 

En 1931 regresa a Estella, se establece definitivamente y abre un taller de reparación de radiadores en la calle Príncipe de Viana. Aún hoy, en la fachada se puede leer semi borrado por el paso del tiempo el nombre del negocio y del protagonista de esta historia: Jean Etchebarne, quien falleció en 1956. 

‘Casco Adrián’

El casco donado por la familia es una pieza de acero de 0’7 mm, aluminio y cuero, denominado ‘Casco Adrián’, y en su día representó un gran progreso en la protección del soldado francés. Hasta el momento, los franceses disponían solamente de un kepis de tela y cuero, que no impedía el impacto de los proyectiles. Por ello en 1915 los soldados comienzan a utilizar calotas en acero que colocaban debajo. 

En septiembre de ese mismo año los nuevos cascos metálicos, diseñados por el general Adrián, se distribuyeron entre las tropas francesas y se utilizaron hasta el final de la contienda. El soldado Etchebarne soldó al casco su pulsera de identificación militar, como se puede ver en la pieza expuesta. La muestra permite recorrer la vida del soldado Jean Etchebarne, como un ejemplo de otras muchas vidas y experiencias relacionadas con la Gran Guerra, de cuyo inicio se cumple este 2014 su centenario. La entrada para ver el casco es gratuita. 

Acceso gratuito al patio del Palacio del Gobernador 

El acceso al patio del Palacio del Gobernador para ver la micro exposición del Casco Adrián es gratuito. Sin embargo, la entrada a cualquiera de las muestras del Museo del Carlismo, la permanente y la temporal, cuesta 2 euros. 

Horarios de visita: de martes a sábado, de 10 a 14 h. y de 16 a 19 h. Domingos y festivos, de 11 a 14 h. Lunes cerrado, excepto festivos. 

Durante el puente de la Constitución: 3, 6, 7 y 8 de diciembre, de 11 a 14 h., y los días 4 y 5 de diciembre, de 10 a 12 y de 16 a 18 h. 

Título

Donación de herramientas antiguas

La jefa de la Sección de Museos del Gobierno de Navarra y directora del Museo Etnológico Julio Caro Baroja, Susana Irigaray, explica que la donación del casco que ha hecho la familia de Jean Etchebarne a la entidad se completa con una colección de herramientas antiguas que Etchebarne empleó en su trabajo como herrero y estañador. Consta de un yunque, un compás de herrero, un soplete y dos martillos de estañador. 

Cabe recordar que el Museo Etnológico, con sede en Merkatondoa, carece de espacio expositivo. Por ello, muchas piezas integran exposiciones en otros edificios de la Red de Museos de Navarra, como el Museo del Carlismo en esta ocasión, o el Museo de Navarra que, actualmente, alberga la muestra ‘Navarra en la mirada de Julio Caro Baroja’, con motivo del centenario del nacimiento del historiador, etnógrafo y antropólogo. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies