Santa Ana destina su colecta por la paz a Haití

Santa Ana destina su colecta por la paz a Haití

El dinero recogido, 5.000 euros, se enviará a los damnificados del terremoto en el país centroamericano

Los alumnos del colegio Santa Ana vivieron una año más su Semana de la Paz. Después de trabajar el concepto en clase de lunes a jueves, el viernes culminaba el programa con una fiesta en la zona cubierta del patio. Los alumnos de sexto lucieron pancartas con manos de colores, simbolizando la paz, se leyó un manifiesto y los niños cantaron. Con motivo de la Semana de la Paz, el centro realiza anualmente una colecta que luego la destina a proyectos humanitarios. Como no podía ser de otra manera, Haití será el país beneficiado. La colecta, ha ascendido a 5.000 euros.

En ocasiones anteriores, el dinero se destinaba a los programas educativos dirigidos a los niños huérfanos de la guerra en Ruanda, donde las hermanas de la Caridad de Santa Ana tienen presencia. También la situación extraordinaria del tsunami en Tailandia recibió la ayuda de Estella. Ahora le toca a los damnificados de Haití.

Los alumnos de sexto curso de Educación Primaria Edurne Remón Lacunza e Ignacio Torral Eraso realizaron la presentación en el patio. Su saludo a los asistentes (buena parte, madres de alumnos) estuvo acompañado por deseos de paz y jalonado por cantos. Paula Urra Lasa fue la encargada de leer el manifestó en el que hizo referencia al poder y a la guerra, en contra de la paz. “No busquemos la paz en el dinero, ni el petróleo ni en el poder. Llevan a la guerra, y ésta, a la muerte y a la destrucción”.

El eslogan de este año, realizado por Maite Gil Barbárin rezaba “Compromiso por la paz”. Compromiso que se ratifica cada año en forma de solidaridad mediante la colecta que realizan los alumnos. Los padres de alumnos Alicia Zudaire Azpilicueta y José María Figueroa Cabalgante hicieron entrega al centro del dinero recogido hasta el momento en la campaña escolar.

Los versos de la poetisa Gloria Fuertes sonaron en el acto del colegio Santa Ana. Sirvieron para recordar al pueblo de Haití: “Manos a la obra / basta con una mano para matar / necesitamos dos para acariciar / dos para aplaudir / y todas las manos del mundo para la Paz”.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies