PRIMER PLANO – David Villanueva Domínguez, campeón de España de Pesca – ““El título me brinda la oportunidad de viajar y conocer una forma de pescar diferente”

PRIMER PLANO – David Villanueva Domínguez, campeón de España de Pesca – ““El título  me brinda la oportunidad de viajar y conocer una forma de pescar diferente”

El triunfo nacional ha dado al joven de Ayegui el pase para el Mundial, que se celebrará en Europa el próximo año

David Villanueva Domínguez, de 28 años y de Ayegui, representará a España en el Mundial de Pesca en la modalidad Señuelos Artificiales, que se celebrará en 2022 en un país europeo todavía por determinar. Los buenos resultados en el concurso provincial de Navarra en el mes de junio le permitieron, junto a otros tres compañeros, integrar el equipo navarro que disputó del 8 al 11 de julio en la Seu d´Urgell el campeonato nacional.
Villanueva, bioquímico de profesión e hijo del también gran aficionado a la pesca de competición José Ramón Villanueva, se proclamó campeón individual de España, lo que le permitirá medirse con los mejores del mundo en una experiencia única. También subcampeón de Navarra en la modalidad Salmónidos Lance, participará en el nacional en 2022. Retos no le faltan.

¿Qué supone este triunfo?
Como pescador es todo. Los pescadores de competición vamos al nacional con la mentalidad de ganarlo algún día. Poder conseguirlo con 28 años es una satisfacción personal muy grande. Me gusta pescar, me gusta la competición y seguiré intentándolo todos los años que pueda. Llevo como seis seguidos compitiendo y, en todas las ocasiones, he integrado el equipo de Navarra. Estoy muy contento.

¿Fue una competición difícil?
Ganar un nacional, sea la modalidad que sea, nunca es fácil. Influyen muchos factores externos y necesitas ese poco de suerte para que te salga bien. Somos muchos pescadores, el tramo y la hora se te asigna por sorteo y eso es cuestión de suerte.
Durante la competición en La Seu d´Urgell las truchas no dieron la cara. Estábamos cerca de Andorra, donde hay un pantano, y los andorranos sueltan agua en función de la demanda de electricidad, por lo que el río de la mañana a la tarde podía crecer tres veces su caudal. Me tocó pescar en la hora que vino toda la subida, mientras que el que quedó segundo pescó al revés, con el río bien. Fue difícil, no se cogieron muchas truchas, por alguna razón no picaban. Allí decían que había mucho pez, pero me cuesta creerlo. Fue un concurso muy disputado, de hecho me quedé a un punto del segundo.

¿Quién te introdujo en el mundo de la pesca?
Viene de familia. Mi abuelo pescaba, le enseñó a mi padre y mi padre me enseñó a mí. Mi padre me llevaba al río en silleta. Empecé a competir con él y ahí seguimos los dos. Me enseñó a pescar y todo lo que sé hasta ahora se lo debo a él. Espero que nos queden muchos años de competiciones, disfrutándolas, porque es cierto que la competición acaba cansando.

¿El pupilo supera al maestro?
Es difícil decirlo. Él es muy buen pescador y tiene mucha más experiencia que yo. Le ha faltado esa pequeña suerte porque también ha estado a punto de ganar un nacional individual varias veces. Mi padre ha estado en los equipos que dieron los dos oros a Navarra.

¿Dónde se va a celebrar el Mundial?
Este año es en Polonia, pero el próximo, en el que yo participaré, aún no se sabe. El título del nacional me brinda la oportunidad de vivir una experiencia diferente, de viajar, de conocer un país, una forma de pescar y una manera de hacer las clasificaciones diferentes.

¿Impone medirte con los mejores de sus respectivos países?
Impone, como impone competir a nivel nacional. Aquí en España tenemos gente muy buena, no es necesario ir a otros países a buscarla. En Castilla-León ahora mismo hay gente que pesca muy bien, gente que ha quedado campeona del mundo.

¿Cómo te vas a preparar para el Mundial?
Intentaré ver qué tipo de río es y qué tipo de trucha hay. Si por aquí tenemos algún río parecido, iré a practicar.

¿Cuáles son las destrezas de un buen pescador y qué se entrena?
Lo más importante es saber leer el río. En cada momento la trucha actúa diferente y la tienes que buscar en diferentes sitios. En una competición es importante el tramo en el que te toca pescar; si tienes que hacerlo aguas abajo o aguas arriba, si has de recoger más rápido o más despacio… Te tienes que adaptar al momento. Así que la capacidad de adaptación es fundamental para un buen pescador.

¿Es difícil entrenar?
Es difícil, pero la base del entrenamiento siempre es la misma. Ajustar el lance debajo de la rama se consigue con horas de río.

¿Te gustaría que el Mundial se celebrase en algún país, en algún río en particular?
Sinceramente, con la experiencia que va a suponer ir a un mundial me conformo. Puestos a elegir, mejor si no es Francia ni Portugal, que están cerca. Por lo que he podido ver, Eslovenia, República Checa, Noruega, Finlandia tienen unos ríos preciosos y allí se han celebrado mundiales de mosca. Veremos donde nos toca.

¿Qué tiene para ti la pesca? ¿Por qué te gusta?
Poder ir al río, desconectar de la rutina de la semana, estar tú solo con el entorno, para mí no tiene palabras. Me gusta compartir la afición con mi padre y competir con él y con los amigos. Mientras competimos todos somos iguales pero cuando termina nos vemos y estamos juntos, y eso me gusta.

¿Te mueves mucho para pescar? ¿Navarra es suficiente?
Actualmente Navarra es una pena, va a menos. Aquí tenemos dos meses de pesca en la zona superior, que es donde puedes entrenar para un nacional, y en esos dos meses solo puedes pescar diez días, por lo que estamos muy limitados. Aparte de eso, la trucha en Navarra también va a menos. Si seguimos así, llegará un momento en que se tendrá que vedar todo, como ya se hizo hace unos años. No queda más remedio que salir fuera de Navarra. Vamos sobre todo a La Rioja, me gustan mucho sus ríos, y también a Castilla y León, a Lérida y a Aragón.

¿Qué pasa en los ríos de Navarra?
Hay muchos factores. Uno de ellos es el furtivismo y la vigilancia escasa, por no decir nula. Llevo pescando desde los cinco años y en estos 24 años me han pedido la licencia cuatro veces. Quien quiere hacer el mal lo puede hacer. Por otro lado, cada vez tenemos más estiajes, los ríos se quedan con menos agua en verano, la temperatura aumenta y entonces la trucha no puede desovar bien; luego tenemos riadas muy fuertes cuando está la puesta de las truchas en el río.
Pero, sobre todo, el problema es que la pesca sin muerte, que poco a poco se va introduciendo en Navarra, es minoritaria. Seguimos siendo una comunidad muy tradicional, especialmente en la zona de Estella, y falta la conciencia de ir al río para disfrutar de un deporte, no para llenar un arcón.
Puedes matar una o dos truchas y comértelas en casa pero no coger 20, regalarlas a tus amigos o tirarlas al contenedor. No, porque no las tenemos y no es sostenible.
Luego está el tema de los pantanos. Por ejemplo, en la zona de Irati, Itoiz se ha notado mucho, pero hay otros pantanos en los que, dice Medio Ambiente, se mantiene el caudal ecológico, pero es que es el de hace 20 años, cuando los deshielos eran más tarde y llovía el doble. Hay que revisarlo.

¿Cómo están el Ega y el Urederra?
El Ega llevo sin pescarlo desde los 16 años, es un río que no vale para preparar competiciones. Deberían cuidarlo más para los chavales, repoblar para que se diviertan, porque existe una gran afición en Estella. Esto no es una zona superior, aquí ha habido truchas, pero tenemos el mismo problema, en verano el río se queda sin agua, sin olvidar que la calidad del agua es pésima.
Y el Urederra es una pena. Cuando era pequeño, mi padre me llevaba en silleta debajo de Zudaire. Ahora el río no tiene nada que ver. Pozos que cubrían dos metros y medio los puedes pasar por la cintura. Por alguna razón se quedó sin trucha, se ha llegado a introducir y poco a poco va progresando, pero no tiene nada que ver a lo que fue, uno de los mejores cotos de España.

¿Es fácil iniciarse en la pesca o es necesario practicar mucho y ganar experiencia?
Para pasar una jornada en el río, no hace falta tener mucha experiencia ni mucho poder adquisitivo para comprar material. Cualquiera puede iniciarse e ir aprendiendo para llegar al nivel que considere.

¿Cuáles son tus aspiraciones, al margen del Mundial?
Llegar a ganar la modalidad de salmónidos lance en el nacional. Soy subcampeón de Navarra y lo intentaré el próximo año. En septiembre también tenemos un nacional que no es oficial, es un master por parejas en León, en el que participamos los hijos por un lado y los padres por otro.

A destacar

El sitio más bonito en el que ha pescado.
“Decir uno es difícil porque estamos en muchos ríos, pero cualquiera de La Rioja es especial, por el entorno, el tipo de trucha y porque está al lado, cerca de casa. Si tuviera que elegir un escenario de un nacional o de una competición, sería el Piloña, en Asturias”.

Su mejor ejemplar.
“No le damos mucha importancia a la talla. No soy personalmente un pescador que busque la trucha grande para la foto. En competición, una trucha grande te puede quitar más de lo que te puede dar, porque si inviertes 15 minutos y se te escapa, son quince minutos que has perdido y que podrías haber empleado en pescar dos o tres más pequeñas, que dan los puntos”.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies