PRIMER PLANO – Borja Monreal Gaínza – Escritor y periodista – “La pobreza es una lucha global en la que cada uno tiene que aportar su granito de arena”

PRIMER PLANO – Borja Monreal Gaínza – Escritor y periodista – “La pobreza es una lucha global en la que cada uno tiene que aportar su granito de arena”

El autor estellés presentaba su ensayo ‘Ser pobre’ en la biblioteca José María Lacarra

Borja Monreal Gaínza nació en Estella hace 34 años y creció en Logroño. A los 18 años se mudó a Madrid para estudiar Periodismo y saciar su necesidad de contar el mundo. Eso es lo que hace desde entonces. Monreal ha vivido en varios países de Africa y ha viajado por todo el continente para entender las relaciones humanas. Es fundador de la ONG SIC4Change, ha trabajado de analista de mercados, como delegado de una empresa multinacional y de una ONG y ha consolidado su carrera en el campo de la cooperación a través de varias agencias de Naciones Unidas.
Hace unos días, Monreal visitaba su lugar de origen, Estella, y presentaba su último libro, el ensayo ‘Ser pobre’, en la biblioteca pública José María Lacarra.

¿Qué cuenta ‘Ser pobre’?
‘Ser pobre’ es una reflexión sobre cómo viven las personas más vulnerables del planeta y sobre cómo los privilegiados nos relacionamos con ellas. Es un viaje que transporta al lector a lugares diferentes a través de la empatía y de la experiencia de esas personas. Cuenta la miseria que millones de personas sufren día a día, pero también el empuje, la picaresca y la capacidad de sobreponerse que tienen. ‘Ser pobre’ es una foto, en panorámica, del mundo en el que vivimos, con sus luces y sus sombras.

¿Qué se entiende hoy en día por ser pobre y cómo defines la pobreza?
El entendimiento de la pobreza es bastante relativo. Concebimos la pobreza en función de nuestras necesidades y de la capacidad que tenemos de satisfacerlas. Pero estas necesidades las fijamos en base a nuestro entorno, a nuestra cultura, a la concepción que tenemos de la vida. Y esto hace muy compleja la definición de la pobreza. Naciones Unidas define la pobreza como la incapacidad de cubrir las necesidades básicas. La pregunta entonces es: cuáles son estas necesidades. Eso también cambia con el contexto. Lo que está claro es que la pobreza trasciende en mucho a lo material: incumbe al desarrollo personal, social y cultural, a la capacidad que las personas tienen de elegir y tomar decisiones sobre su futuro.

¿Qué objetivos tiene la publicación de este ensayo?
‘Ser pobre’ pretende acercar de una manera sencilla, didáctica y entretenida a personas normales el concepto de la pobreza. Busca hacer que el lector se acerque a otra realidad y empatice. La empatía es el paso previo a la acción. Así que, en última instancia, pretende movilizar al lector a tomar parte en un desafío global: cambiar el mundo.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, ¿la pobreza se ensaña más con el género femenino?
Sí. Y eso es importante destacarlo. Pero creo que lo es mucho más subrayar el rol de la mujer en entornos de pobreza. Su enorme poder, su capacidad de sobreponerse y de cambiar las cosas. Y eso se ve en cualquier país empobrecido, las mujeres son el motor del cambio y cada vez más son conscientes de ese rol, por lo que el cambio cada vez se produce más rápido. El cambio hacia un mundo sin pobreza o es feminista, o no será.

 

¿Tiene solución la pobreza en el mundo?
Claro. Existen los medios y las capacidades, solo falta la voluntad. Y no nos equivoquemos, no hablamos solo de la voluntad política, hablamos de un convencimiento ciudadano de que el mundo no puede seguir siendo el lugar injusto al que nos hemos acostumbrado. Todo nuestro proyecto vital depende del azar de dónde hemos nacido. El resto, es accesorio. Si estudiamos más y trabajamos más, nos va mejor, pero la clave ya fue definida en base al lugar donde nacimos, al sexo con el que lo hicimos y a la clase a la que pertenecemos. Todo pasa porque asumamos nuestra situación privilegiada, y estemos dispuestos a renunciar a parte de esos privilegios por que otros disfruten también de ellos.

¿Somos una sociedad que crece en compromiso social o cada vez se mira más hacia otro lado?
Yo siempre soy optimista. Cada vez hay mas gente convencida de que hay que cambiar. Pero al mismo tiempo coexisten tendencias muy contradictorias. Algo que para mí es ciertamente preocupante es la creciente alienación de la gente. Dedicamos nuestro tiempo a las cuestiones más banales y cada vez somos menos capaces de apreciar el verdadero valor de las cosas, y por consiguiente, de luchar por ellas. Y esto está directamente ligado al compromiso social: no vasta con hacer un click en una foto o darle un like a una publicación, hay que remangarse y luchar, hay que bajar al barro y hacer que las cosas cambien. Y cada vez hay menos gente dispuesta a hacerlo.

¿Qué opinas de la ‘fatiga por compasión’ en el campo de las ONG´s y la cooperación? ¿Es una realidad en la sociedad actual?
Uno de los errores de la cooperación, quizás por una mirada a corto plazo, es hacer que la gente considere que esta lucha es de otros y que con una donación cada uno ya ha cumplido con su parte. Hay que convencer a la gente de que la pobreza es una lucha global que nos afecta a todos y en la que cada uno tiene que aportar su granito de arena. No sólo con una donación, sino actuando coherentemente, ayudando, negando discursos de odio y demandando también a nuestros políticos que cambien. Creo que hay que transitar de la compasión a la justicia social: no hay que hacer algo por pena o caridad, hay que cambiar las cosas porque es lo justo. Así pasa de ser optativo a ser una obligación.

Naciste en Estella, pero has pasado buena parte de tu vida fuera, ¿qué relación mantienes con tu ciudad de origen, vienes a menudo?
Cada día que pasa me gusta más y fortalezco mis vínculos con ella. Creo que después de tantos años fuera cada vez se siente más nostalgia de la tierra. Mi familia está aquí y muchos de mis amigos también. Un árbol puede crecer mucho y echar muchos frutos, pero al final todo su desarrollo depende de sus raíces. Yo las tengo aquí, y muy fuertes. Regadas por el Ega y fertilizadas por los Llanos. Es una casa a la que volver en la que siempre, pase el tiempo que pase, me reciben con el mismo cariño. Y eso no se paga con dinero.

FICHA TÉCNICA

Borja MonrealTítulo. ‘Ser pobre’.

Autor. Borja Monreal Gaínza.

Género. Ensayo.

Páginas. 93 páginas.

Puntos de venta. En Estella, Librería Clarín. En Pamplona, Katakrak. Por Internet, en Amazon, Fnac y Casa del Libro.

Precio. 12€

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies