PRIMER PLANO – ÁLEX HINOJOSA – CAPITÁN DEL C.D. IZARRA – “Estar siete temporadas seguidas en 2ª B es como ganar un título”

PRIMER PLANO – ÁLEX HINOJOSA – CAPITÁN DEL C.D. IZARRA – “Estar siete temporadas seguidas en 2ª B es como ganar un título”

El equipo albiazul se salvaba del descenso en una temporada atípica marcada por la crisis sanitaria

Álex Hinojosa Costela (Estella, 17/12/92), uno de los dos capitanes del C.D. Izarra, celebra en representación del equipo la séptima temporada consecutiva en la categoría 2ª B. Después de una temporada difícil, por los resultados y por la situación sanitaria, el club lograba la permanencia, muy luchada, que sabía a victoria. Hinojosa se refiere a la unión del equipo y al empuje de la afición como razones del éxito del mantenimiento del equipo en la categoría.

A nivel personal, el centrocampista afronta la recuperación tras una grave lesión sufrida el pasado mes de febrero que le obligaba a liderar desde la gradas. El jugador, canterano, ya ha anunciado que la próxima temporada seguirá en el equipo y espera hacerlo, cuanto antes, en plena forma.

¿Cómo se encuentra el equipo tras haber conseguido el objetivo de la permanencia?
El equipo está eufórico. Hemos conseguido algo que nadie se esperaba, incluso cuando quedaban siete u ocho jornadas yo creo que ni nosotros pensábamos que podríamos salvarnos. Hemos conseguido lo impensable, salvar la categoría cuando peor estaban las cosas. El equipo está súper contento y con ganas de que empiece la nueva temporada para que siga la racha.

Siete temporadas es una cifra histórica.
Para un equipo como el Izarra estar solamente una temporada en 2º B ya es un logro, por lo que permanecer siete temporadas en la categoría es como ganar un título, una pasada. Cuando vine al Izarra y pudimos jugar un año en 2ª B ya para mí era impensable, así que haber sido partícipe de estos siete años es súper bonito, la verdad.

¿Cuáles han sido las claves de la permanencia esta temporada?
La unión del equipo, sin duda. Cuando peor estaban las cosas supimos ser una familia, animarnos los unos a los otros y remar todos en la misma dirección. Esa ha sido la clave, independientemente de la forma de jugar o los planteamientos de partido. Todos hemos puesto nuestro granito de arena para que esto salga adelante.

“Cuando peor estaban las cosas, supimos ser una familia, animarnos unos a los otros y remar todos en la misma dirección”

De las siete temporadas, ¿cuál recuerdas como la más complicada y cuál como la más especial?
La más complicada y la más especial son la misma: el tercer año que estábamos en 2º B, la temporada 2015-2016. Fue el año que hicimos Play Out, tuvimos que jugar partido de ida y vuelta contra el Llagostera a todo o nada: el que ganaba se salvaba y el que perdía descendía. Ese año fue complicado, estuvimos tres entrenadores más un entrenador interino en dos ocasiones. Salvarnos en el último partido fue una pasada. Por otro lado, esta temporada también ha sido complicada por mi lesión.

¿Cómo se vive la competición desde la grada?
Se pasa mucho peor que cuando estás jugando. Cuando juegas, aunque no puedas controlarlo todo, estás ayudando al equipo, eres partícipe de ello y te sientes así. En la grada no puedes hacer nada en los malos momentos y sientes mucha impotencia. He pasado muchos nervios.

Como capitán, ¿has sentido la responsabilidad de seguir siéndolo fuera del campo, en lo que respecta al apoyo emocional?
Por supuesto. Desde que me lesioné tenía claro que mi labor era animar al equipo desde fuera. Animarles y hacerles sentir que en los momentos difíciles confiaba en ellos. Espero que haya servido de algo.

¿Confiabais en lograrlo?
La esperanza es lo último que se pierde y nosotros tenemos una frase dentro del equipo: “el Izarra siempre se salva”. Solemos decirlo a la gente que viene de fuera cuando las cosas se ponen complicadas. Estamos acostumbrados a estas situaciones, quizá manejamos mejor los nervios y funciona.

¿Cómo defines al grupo que os tocó?
La gente decía que el grupo era fácil, asequible, pero eso no es así. Nosotros sabemos que en 2ª B, estés en el grupo que estés, juegues ante quien juegues, es súper complicado ganar, los partidos son muy igualados. Sí que es verdad que ha sido un buen grupo en cuanto a desplazamientos, porque evitas hacer noches fuera de casa. Me acuerdo cuando íbamos a Galicia, que nos pegábamos todo el fin de semana viajando. Ahora desplazarnos al País Vasco, a La Rioja y a Aragón como lejos es mucho más cómodo.

En el plano personal, ¿tu mejor y tu peor momento de esta temporada?
El peor, sin duda, es la lesión. Aunque no me lo he tomado mal, sino como un reto personal que superar. ¿El mejor momento? Quizá el gol que marqué contra el Ebro, porque fue bonito, pero por lo demás, cada vez que ganamos un partido es una inmensa alegría.

¿Qué tal va la recuperación? ¿Qué objetivos tienes de cara a la próxima temporada?
No me marco ninguna fecha específica para poder jugar, lo que quiero es recuperarme bien. Tengo roto el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y el menisco externo. Llevo dos meses y medio operado, la recuperación parece que va por buen camino y mi objetivo es empezar a hacer entrenamientos por mi cuenta y poco a poco ir viendo al equipo. Respecto a la próxima temporada, he decidido que voy a continuar.

Ha sido una temporada atípica por la situación sanitaria, ¿cómo lo ha llevado el equipo?
Ha sido una temporada rara sobre todo porque al principio no podía venir gente al campo. Ha sido muy frío. En el momento que se relajaron las medidas y dejaron entrar al público, que fueron los socios, lo notamos. Solo con los socios y los familiares ya sientes ese ánimo que te da ganas de correr más en los momentos difíciles. Por eso, en las claves de la permanencia, la afición también ha sido importante.

Por otro lado, esta temporada no se han vendido entradas, por lo que ha sido un año complicado también para el club a nivel económico. Al final, los clubes humildes como el Izarra dependen muchísimo de las taquillas. Esperemos que para la próxima temporada se pueda recuperar la normalidad.

¿Cómo es la afición del Izarra?
Sobre todo es fiel. Vayan como vayan las cosas siempre vienen al campo. Conocemos las caras, y es un gran apoyo.

¿Habéis podido celebrar la permanencia de alguna manera?
No lo hemos podido celebrar como hubiéramos querido. Simplemente hicimos una comidica en el bar del campo. El día que conseguimos la salvación fue faena porque habíamos ganado, pero no podíamos celebrar porque teníamos que esperar al partido de Las Rozas, que se jugaba a las nueve. Así que todos nos fuimos a casa y nos enteramos por separado de la salvación. Hicimos video-llamadas y audios pero, vaya, en un año diferente, una celebración diferente.

Un jugador formado en diferentes clubes

Alex Hinojosa, de 28 años, se inició en el fútbol con 5 años, en el Arenas de Ayegui. De Ayegui pasó al Estella donde jugó durante cuatro temporadas. Se produjo la fusión del Estella con el Izarra y el estellés pasó al Izarra donde jugó en categorías inferiores hasta Juveniles. En juveniles, hizo la pretemporada con el primer equipo, pero era complicado seguir porque jugaba en 2ª B y era un salto muy grande, así que fichó por el Zarramonza, en Tercera División, y después otros dos años por el Txantrea, también en Tercera. Hace siete temporadas, el centrocampista regresaba a casa, al Izarra, y desde ese momento ha disputado las siete temporadas consecutivas del equipo en 2º B.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies