Museo Gustavo de Maeztu, un templo de arte con 25 años de vida

Desde sus inicios, la pinacoteca municipal de Estella ha avanzado con paso firme y decidido, siempre acorde a los tiempos que le han tocado vivir, en defensa de una cultura al alcance de todos

Los museos son templos de cultura que conservan viva la memoria del pasado. Independiente del alcance geográfico, de la densidad de la colección que albergue, esté dedicado a la pintura, a la historia o a cualquier otra disciplina, sea de titularidad pública o privada, todo Museo forma parte de la vida de la ciudad en la que se encuentra y de sus ciudadanos como canal de conocimiento y sensibilidades. El Museo Gustavo de Maeztu es el templo del arte en Estella desde su apertura al público en 1991 en torno a la figura del pintor Gustavo de Maeztu (1887-1947). Este 2016, la pinacoteca municipal de carácter monográfico cumple sus 25 años de vida.

La existencia y razón de ser del Museo Gustavo de Maeztu están íntimamente relacionadas con la voluntad del artista. El pintor alavés pasó la última etapa de su vida en Estella, ciudad por la que sentía total devoción, lugar en el que creó y que hoy conserva su memoria.

El amor de Gustavo de Maeztu por la ciudad se plasmó en su deseo de ceder al municipio su obra, una voluntad que ejecutó la familia del artista tras su fallecimiento en 1947. Las obras del taller de la calle Astería y las de su casa, en la calle Mayor, forman hoy parte de los fondos del Museo y aúnan de manera indisociable los nombres Gustavo de Maeztu y Estella.

Aunque Maeztu ya organizaba en su propio taller exposiciones en la primera mitad del siglo XX, no fue hasta el 14 de junio de 1991 cuando el proyecto de museo se materializó y cuando el Gustavo de Maeztu abrió sus puertas en el majestuoso palacio de los Duques de Granada, en pleno Camino de Santiago, ruta de encuentro y de intercambio de culturas. El Gobierno de Navarra, con Román Felones en Cultura, y el Ayuntamiento de Estella, que entonces dirigía Rosa López Garnica, habían firmado un acuerdo de colaboración que hacía el proyecto realidad.

Primeros pasos

Continente privilegiado, obra de prestigio en su interior y alma para hacer latir el Museo durante 25 años. Directora entonces y directora hoy, la vida de Camino Paredes Giraldo también está unida a la historia del Museo. Y junto a la suya, las de los dos trabajadores, siempre al servicio de la entidad: Desireé Gastón y Manuel Jordana.

“Después de las pruebas de la oposición fue, a finales de marzo, cuando empecé a trabajar. Me tocó, por tanto, la selección museológica, el primer inventario, trazar las pautas de lo que el Museo es hoy, porque un Museo va más allá que los cuadros colgados. Hay muchas otras cuestiones que trabajar de manera paralela”, cuenta Camino Paredes, quien recuerda también el papel que desarrolló Francisco Beruete. “Mostró mucha sensibilidad por que se abriera al público el Museo y dio forma al primer embrión”.

Han pasado los 25 primeros años de historia del Museo; la mayoría de edad queda ya lejana cuando se alcanza el primer cuarto siglo de vida. “En este tiempo el Museo ha cambiado absolutamente. Ha dado un giro de 180 grados, sobre todo en los últimos siete u año años, cuando se ha conseguido hacer de él un museo altamente moderno, un museo del siglo XXI, con toda la colección informatizada”, añade Paredes.

De hecho, la colección del Museo Gustavo de Maeztu fue declarada en 2013 Bien de Interés Cultural (BIC), lo que le otorga un régimen de protección especial: las piezas son inseparables de su entorno e inexportables, y se necesita autorización para realizar en él cualquier tipo de restauración.

Con el paso de los años, el fondo artístico se ha ido restaurando, conservando y catalogando. Una amplia selección de las pinturas del artista se puede ver en la exposición permanente del Museo en nueve de sus salas del área expositiva. En los últimos tiempos, a estas labores se han sumado nuevas actividades, siempre relacionadas con el arte y englobadas en la denominada Área Didáctica, que ha permitido una mayor apertura al público con momentos de encuentro más allá de las salas. El esfuerzo realizado desde la entidad se traducía en 2015 en una cifra que rozaba los 17.000 visitantes.

Al continuo mantenimiento y mejora de los espacios se ha sumado la creación de otros nuevos: una sala dedicada a la realización de los talleres y una biblioteca especializada en arte que supera los 40.000 ejemplares. Se encuentra abierta al público para su consulta.

Porque un Museo es un ente vivo, en continuo movimiento, el trabajo no para detrás de los muros del Palacio de los Reyes de Navarra. Explica su directora que una ambición, en curso, es la creación de Centro Documental de los Hermanos Maeztu: el Gustavo pintor, el Ramiro escritor e ideólogo de 1989 y María, activa defensora del movimiento feminista.

Educación y servicio

Faceta educadora y vocación social son dos valores que la directora Camino Paredes destaca cuando habla del contenido y la proyección del Museo. “Sobre todo en estos tres años hemos desarrollado el aspecto educativo, con talleres para niños y la apertura de la biblioteca y, por supuesto, está el carácter social del Museo, porque todo lo que se hace es gratuito para el usuario. El carácter social en estos tiempos es muy importante porque, además del cariño que la entidad recibe, también quiere dar”. De hecho, la pinacoteca de Estella es el único museo de Navarra totalmente gratuito para el público.

En 25 años, el Museo ha pasado por mejores y por peores momentos y es, sin duda, en la última etapa, con la crisis económica de 2008 y los recortes en Cultura, cuando más ha sufrido, incluso por su permanencia. La práctica de la imaginación ha permitido sacar adelante cada año una completa programación de exposiciones y de actividades.

El Museo recibió en 2015 del Ayuntamiento 146.000 euros, cantidad a la que se suma un valor estimado de 199.600 euros por las actividades que han visto la luz gracias al patrocinio de mecenas del siglo XXI como Revistart, Obra Social La Caixa, Calle Mayor, Fundación CAN, Senelier y Estudio 10, entre muchos otros.

El agradecimiento de un pintor a una ciudad, el de Gustavo de Maeztu hacia Estella, gestó un proyecto duradero en el tiempo que ha ido creciendo en servicio y difusión y que se ha mantenido acorde a los tiempos. ¿Hacia dónde va? ¿Qué le espera mañana? “Hacia la total consolidación con el reto de mantenerse, de no envejecer, de estar siempre activo y de tener todo su sentido; hacia la consecución del deseo de seguir siendo el reflejo y la memoria viva de la sociedad y de latir a su ritmo”, destaca su directora, Camino Paredes.

DATOS


Ubicación.
Palacio de los Reyes de Navarra.
Calle San Nicolás, 1.

Contacto.
T. 948 546 037. E-mail:
museogmaeztu@estella-lizarra.com

Entradas.
Gratuita. Todos los servicios del Museo son gratuitos.

Horarios.
De martes a viernes, de 9.30 a 13 h. Sábados, domingos y festivos, de 11 a 14 h. Lunes, cerrado.

Personal.
Dirección: Camino Paredes.
Técnicos: Manuel Jordana y Desiré Gastón.

Web.
www.museogustavodemaeztu.com
Incluye la agenda de actividades e información sobre la entidad, sobre
Gustavo de Maeztu y de todos sus servicios.

QUÉ OFRECE

El Museo Gustavo de Maeztu ofrece al público, siempre con carácter gratuito, la posibilidad de vivir una experiencia estética.

Exposición permanente de la obra de Gustavo de Maeztu. Ocupa nueve salas en dos plantas. Recorrido por el trabajo y la obra de Gustavo de Maeztu. Las salas se encuentran completamente renovadas.

Exposiciones temporales. Se renuevan aproximadamente cada dos meses. Son muestras sobre la pintura del siglo XX y XXI.

Fondo artístico municipal. Colección de retratos de Reyes y Reinas, propiedad del Ayuntamiento de Estella.

Biblioteca. Integrada por 4.000 ejemplares, libros de arte, fundamentalmente, y de literatura. Fondo informatizado que se puede consultar desde la página web del Museo.

Centro de documentación. El Museo realiza un incisivo trabajo de investigación sobre la figura de Gustavo de Maeztu, extendida ahora a los hermanos Maeztu: Ramiro y María. La información está disponible para el usuario que desee consultarlo.

Espacio didáctico. Recién acondicionada una sala en la planta del sótano para la realización de los talleres. El Museo ofrece continuamente talleres temáticos dirigidos a todos los públicos, dentro de su área de Didáctica, con el objetivo de lograr el mayor acercamiento a la ciudadanía.

EL ARTISTA Y SU COLECCIÓN


Gustavo de Maeztu y Whitney nació en Vitoria el 30 de agosto de 1887. Pronto su familia se traslada a Bilbao (1894), donde se iniciará en el mundo del arte bajo la tutela de los pintores Antonio Mª de Lecuona y Manuel Losada. Con 17 años participa en su primera exposición, la de Bellas Artes de Bilbao de 1905. En 1907 se traslada a París, donde completa su conocimiento de la pintura española clásica. A partir de 1912 recorre gran parte de la geografía española y en 1919 se instala en Londres.

De regreso a Bilbao en 1921, vive los años de su esplendor creativo y de reconocimiento a su calidad artística y su prestigio: participa frecuentemente en exposiciones (Bilbao, San Sebastián, Madrid, Barcelona, etc.). Los encargos que recibe en 1935 desde Navarra le obligan a recorrer su geografía en busca de escenografías. En uno de esos viajes conoce Estella, donde le sorprende el inicio de la guerra civil y a donde traslada toda su colección. Muere el 9 de febrero de 1947, cinco días después de que el Ayuntamiento de la ciudad lo nombrara Hijo Adoptivo. Tras su muerte, su familia, conociendo los deseos del artista, decide ceder gratuitamente al Ayuntamiento de Estella todas las obras, muebles y objetos que dejó a su muerte en su estudio de la ciudad.

La colección del Museo Gustavo de Maeztu está compuesta por 504 obras que el pintor vitoriano, afincado en Estella hasta su fallecimiento en 1947, legó a la ciudad. Entre ellas sobresalen 100 pinturas al óleo y más de 300 dibujos realizados con diversas técnicas, desde el carbón, el gouache, la tinta, o la cera. Incluye también autolitografías, placas litográficas y alguna muestra de sus esculturas, ejecutadas con cueros repujados o con cemento coloreado. Se trata de una parte importante de su obra plástica y gráfica, articulada en torno en torno a la figura femenina, los retratos, bodegones y paisajes.

Programa de celebración del 25 aniversario


La celebración en 2016 de los 25 años del Museo está cuajada de citas ineludibles, que se suman a la actividad habitual en sus espacios. El grueso de la celebración se reserva para los meses de abril y junio.

Exposición de la familia Maeztu. Por primera vez, desde el mes de abril, verán la luz y se mostrarán al público los retratos que Gustavo de Maeztu realizó de sus hermanos María y Ramiro, como homenaje a la familia. El de la madre, Juana Whitney, ya se puede ver expuesto.

Conferencia de Juan María de Prada.
16 de abril. El escritor ofrecerá una conferencia sobre el Siglo de Oro.

Concierto del Coro y la Orquesta de la Universidad de Navarra.
17 de abril.

Conferencia de Carlos Mata y espectáculo de danza. 4 de junio. La actuación estará centrada en los cuadros de Gustavo de Maeztu, a cargo de la Escuela de Danza de Andrés Beraza.

Simposio ‘Los Maeztus o la evocación de una época’. Mes de junio. La mirada y punto de vista de tres escritores tejerá con evocación literaria la época en que vivió Maeztu (11 de junio). Mauricio Wiesenthal pronunciará la conferencia ‘La Europa de los Maeztu’ (18 de junio). Luis Antonio de Villena, ‘La España de Los Maeztu’, y Tomás Yerro, ‘La Navarra de los Maeztu’ (25 de junio).

Proyecto de exposiciones ‘Miradas cruzadas’. Paco Ocaña mostrará una selección de fotos que recorren los 25 años de historia del Museo, desde su apertura hasta la actualidad, a partir de marzo. En junio, Pedro Irulegui dará, también mediante fotografías, la visión que desde el Museo se obtiene de la ciudad de Estella. Por último el artista Fermín Alvira expondrá en octubre sus obras en diálogo con las de Gustavo de Maeztu.

ENTREVISTA. CAMINO PAREDES. DIRECTORA


“El Museo está pleno en todos los sentidos”

¿Qué supone para el Museo la celebración de este 25 aniversario?
Es una fecha muy bonita, muy importante para el Museo. Supone haber pasado un primer itinerario formativo y constructivo y supone encarar el futuro con la constatación de que el Museo está pleno en todos los sentidos, pese a las turbulencias de la vida, pesa a las circunstancias. Es como un acto de reafirmación.

¿Qué percepción tienen los estelleses de su Museo?
Es complicado, porque la gente es muy diversa. Hay gente que es usuaria habitual del Museo, y que en unos casos nos aplauden y en otros nos sacarán peros, lógicamente, lo cual es bueno. Hay quien lo contempla desde la distancia con interés relativo, pero lo que todo el mundo tiene que saber es que el Museo está abierto. El Museo de esta pequeña comunidad de Estella ha nacido por ella y para ella y por eso todo este esfuerzo de llamada. También existe un tipo de público que está siempre por llegar y otro que no tiene miedo de venir muchas veces. Ambos públicos, los que están por llegar y los que repiten, son los dos retos más importantes y por ellos hay que esforzarse mucho.

¿Se ha conseguido durante estos 25 años que Gustavo de Maeztu forme parte de la vida de la ciudad?
Este es otro gran reto. Durante todos estos años y con todo el trabajo que se va haciendo, la figura y la obra se conocen cada vez más. Mi percepción no es objetiva, pero sí tengo una constatación que es un buen medidor. Cuando hace cinco años el Museo pasaba un momento difícil y hubo que pedir ayuda a la ciudadanía para no cerrar, gracias a la colaboración de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago un grupo de voluntarios vino a vigilar todos los fines de semana. Cuando la ciudadanía hace eso por su Museo es porque hay ligazón y cariño.

¿Qué impresión se llevan los visitantes del Museo?
Siempre muy positiva y muy favorable, los comentarios son muy bonitos. Se sorprenden del empaque del edificio, de su belleza, de las obras de Gustavo y de cómo está todo presentado. La gente se sorprende de que con 25 años de trayectoria esté todo tan nuevo. En ello juega un gran papel el esfuerzo del pequeño equipo del Museo: Desiré, Manolo, la colaboración de Ibai… Tratamos al Museo como a nuestro niño y eso la gente lo percibe.

¿Un deseo de cumpleaños para el Museo?
Que este hijo tan querido del Ayuntamiento de Estella siga siendo la memoria viva de la ciudad.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies