Multitudinaria fiesta del espárrago en Dicastillo

El producto navarro atrajo hasta la localidad a miles de personas que disfrutaron de una jornada en la que el vino y el pacharán también fueron protagonistas

El espárrago cumplió como anfitrión en Dicastillo el domingo 10 de mayo. Desde media mañana, la localidad recibía a los visitantes dispuestos a disfrutar de un programa preparado en torno al producto de Navarra, que compartió protagonismo con los vinos de la zona y el pacharán. La gastronomía convivió también con el arte, gracias a una visita guiada a la parroquia San Emeterio y San Celedonio y una explicación de la imagen de Nuestra Señora de Irache, una de las tallas románicas de mayor valor de Europa.

La jornada era la segunda edición de una fiesta que, por segundo año consecutivo, organizaba exclusivamente el Ayuntamiento sin la implicación de la Orden del Espárrago de Navarra, que trasladó su capítulo de entronización de cofrades a Mendavia por desacuerdos con el consistorio. La cita se celebraba en Mendavia la víspera.

La celebración, con carácter estrictamente popular, cobraba más valor y autenticidad en palabras de la ex alcaldesa y ahora concejal del municipio, María José Sagasti. “El hecho de hacer una fiesta popular nos ha permitido dedicar más tiempo a prepararla pensando en la gente; antes se preparaba sobre todo para los cofrades. Pensamos que ha sido una buena decisión por su parte ir a Mendavia para poner promocionar nosotros el producto mediante una fiesta bastante completa”, decía.

La edil hacía referencia también al que calificó de “invitado especial”, la Plataforma de Alta Tensión, en defensa de Dicastillo y su entorno, que a media mañana realizó un acto reivindicativo en la plaza del pueblo con lectura de comunicado incluida. “Sin la reivindicación de pueblos vivos no hubiéramos dado la vuelta a la feria”, añadía Sagasti, quien definía como positivo el trabajo y el esfuerzo realizado desde el Ayuntamiento para sacar la jornada adelante con un presupuesto cercano a los 11.000 euros.

La fiesta en Dicastillo comenzaba a las diez de la mañana con la apertura del mercado de productos de artesanía y agroalimentarios, repartidos entre la plaza de los Fueros y el rebote. Los visitantes pudieron así pasear por la localidad y disfrutar de sus rincones y la arquitectura típica de la zona. Mientras los mayores daban una vuelta y adquirían productos artesanos, los niños pudieron entretenerse en la carpa habilitada junto a la iglesia donde se realizaron diferentes talleres.

Copas D.O.

Las bodegas tradicionales, ubicadas en los bajos de varias viviendas de Dicastillo, se preparaban para iniciar a media mañana la degustación de vinos D.O. Navarra. Por el precio de 7 euros, los visitantes adquirían un bono en un stand junto al porche del consistorio que les daba derecho a cinco consumiciones, bien de vinos o de pacharán Zoco y Berezko, elaborados en Dicastillo. En este caso, la empresa se ubicó en el exterior del Palacio de la Vega.

Además de Zoco, participaban en la degustación la bodega local Emilio Valero-Laderas de Montejurra, Bodegas Urabain (de Allo), Pago de Larrainzar (de Ayegui), Bodegas Lezaun (de Lácar) y la cooperativa San Cristóbal, de Cirauqui. Con el vino y el pacharán, el visitante pudo tomar también un pincho y hacer boca para el momento central de la jornada: la degustación popular de espárragos.

Un grupo de unas veinte personas, miembros de las asociaciones de Dicastillo, se implicaron en la preparación de las raciones. Trescientos setenta kilos de producto fresco adquirido a agricultores locales, pelados y cocidos en la conservera de Allo, fueron servidos de tres en tres en bandejas independientes y aderezados con aceite del trujal Mendía, de Arróniz. En total, 2.700 raciones en las que se emplearon en torno a 15 litros de aceite.

A la una y cuarto, se abrían las vallas para dejar paso a una larga fila de personas dispuestas a probar un producto excelente. Unos minutos antes, un jurado determinaba los nombres de los ganadores del XIX Certamen Espárrago de Dicastillo para elegir el mejor de la localidad y el mejor de Navarra, que fueron para Pedro José Collado y para José Iván Parra, respectivamente, este último cogido en una finca de Lazagurría. Formaron el jurado el presidente del consejo regulador, Miguel Mateo; un compañero del consejo, Marcelino Etayo; Ana Juanena, técnica del Intia, y Luis Osés, de Conservas Osés.

La fiesta gastronómica en Dicastillo contó con una mayor y omnipresente animación en las calles gracias a la participación del Taller Popular de la Danza de Tierra Estella, que ejecutó sus coreografías, a la banda local Bizkarra con su música y al grupo de jotas

Título

Visitas a la Virgen


Novedad este año fue la organización de una visita guiada a la parroquia de San Emeterio y San Celedonio, a cargo del párroco Enrique Arellano, quien explicó las peculiaridades de la talla de la virgen de Irache, que duerme en la iglesia de Dicastillo. La talla románica, gemela de Santa María la Real de Pamplona y realizada en plata, es una de las más importantes de Europa, obra del orfebre y escultor Reinalt, y está datada en el siglo XII. Se caracteriza por una altura de 1,25 m, superior a la mayoría de las imágenes marianas sedentes, y por la delicadeza de su talla, con cuatro capas de vestido y sus pliegues, que se distinguen perfectamente, además de un lazo anudado en la espalda. La imagen regresaba recientemente de una exposición de arte religioso en Madrid.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies