Los 65 años de historia de Agni

Joaquín Ansorena firma un libro que recoge la trayectoria de la emblemática industria de Estella, hoy BSH

La historia se nutre de hechos y de vivencias, como las que incluye el libro ‘Agni. Un taller, sus fábricas y una historia’. La publicación recorre, mediante diferentes artículos, imágenes y testimonios, los 65 años de la empresa de Estella, una de las más emblemáticas del tejido industrial de la merindad, desde su creación en 1949 hasta el traslado en 2014 de la producción y la plantilla a Esquíroz-Pamplona. La historia la teje, por encargo de la dirección de BSH Electrodomésticos España, el también estellés Joaquín Ansorena Casaus, cuya vida profesional ha estado siempre ligada a la empresa.

Su compromiso personal con Agni y con la historia de la ciudad del Ega ha guiado a Ansorena en la difícil tarea de condensar y recoger los datos más importantes de la historia de una de las empresas más importantes de Estella. El autor pone sus propios recuerdos sobre hechos de los que él mismo fue testigo o partícipe. “El proceso de realización del libro ha sido largo, sobre todo por la compilación de documentos. Hay que tener en cuenta que la empresa cambió varias veces de ubicación”, explica.

El objetivo de la publicación es dejar constancia de la importancia que tuvo la empresa en la zona, en un momento de cambios sociales. “Se trata de rescatar del olvido muchos años de ilusión de la gente que fue protagonista del cambio de la agricultura a la industria, del campo a la ciudad; en definitiva, el progreso contra la tradición, y Agni abrió la espita del desarrollo de Tierra Estella. Agni fue cómplice necesario para su desarrollo, para la liberalización del trabajador, especialmente de la mujer, y trajo consigo inquietud por la formación”, destaca Ansorena.

La historia de Agni, hoy factoría de la multinacional de capital alemán BSH, comienza con la inquietud de Ángel y Nicolás Ruiz de Alda, que viajan a Alemania en la década de los 40 del siglo XX y conocen el invento de la lavadora automática. Junto con la familia Jaen toman contacto con Félix Ros, técnico en aviación, quien se compromete a fabricar la lavadora en Estella.

“Las lavadoras son el principio, y desde los talleres Ros, primera sede de la empresa, la producción va creciendo, lo que lleva a un primer traslado a la calle Astería, paso previo a la construcción de la fábrica de Agni en la Pieza del Conde o el Barrio de la Merced”. Allí, tras su apertura en 1961, se ­de­sarrolla toda la gama de producto y nace también el más emblemático de la factoría, la estufa de infrarrojos, que se fabricará y comercializará hasta el año 2008.

Agni atravesó diferentes avatares, desafió a la globalización con la creación de Safel, que comercializó las marcas Agni, Crolls, Corcho y Superser. Momentos difíciles llevaron en 1988 a la empresa a solicitar la ayuda del Gobierno de Navarra y en 1991 la empresa pasa a integrarse en la multinacional Bosch Siemens. Mientras tanto, Agni sufría en 1987 un nuevo traslado, al término de Legardeta de Villatuerta, donde ocupó 37.000 metros cuadrados.

“En los años 2000 se vislumbra un horizonte de absoluta internacionalización y BSH inicia el lanzamiento de varios productos, como los aparatos de aire acondicionado, el deshumidificador y el lavavajillas, en unos momentos de feroz competitividad y con los mercados de Oriente como principal competencia”. Era en 2014 cuando se cerraba la planta de Villatuerta y toda la producción y la plantilla se traslada a la factoría de la empresa en Esquíroz-Pamplona.

Explica Ansorena que la publicación es un homenaje a la empresa de Estella y un recuerdo al despegue industrial y personal de mucha gente. “Incluido un servidor. Esta historia podría ser el germen de mis memorias. Llegué a Agni muy joven y he vivido muchas peripecias. Me formé dentro de la empresa, por lo que mi lealtad me llevó a aceptar la responsabilidad de este encargo”.

Reparto entre los trabajadores y venta solidaria


Se han editado 1.000 ejemplares del libro para repartir entre los trabajadores de Tierra Estella e instituciones.
También se ha puesto un pequeño número de ejemplares de la publicación a la venta, en las librerías Clarín e Irrintzi, cuya recaudación se destinará íntegra a la Asociación Cáritas. Publicaciones Calle Mayor se ha encargado del diseño y la maquetación.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies