La atención sanitaria no para, ayuda a no colapsarla

La atención sanitaria no para, ayuda a no colapsarla

Diversos profesionales del centro de salud de Estella insisten en la importancia de llamar por teléfono para evitar aglomeraciones e invitan a la ciudadanía a seguir los pasos recomendados

El papel de la Atención Primaria y el trabajo llevado a cabo en los centros de salud ha sido y es clave en tiempos de pandemia. Desde el centro de salud de Estella insisten en que es fundamental que los pacientes llamen primero por teléfono para evitar aglomeraciones. También piden comprensión ante la situación e informan de que se siguen ofreciendo el resto de servicios.

Esther Merino, jefa de la Unidad Administrativa del centro de salud de Estella explicaba a Calle Mayor que las profesionales de su unidad son las primeras personas con las que se encuentran o hablan los pacientes. “Desde el pico de la crisis sanitaria se percibe un aumento de pacientes irritados, tanto en pacientes con síntomas compatibles con los del Covid-19, como en aquellos que se han visto afectados por la paralización de especialidades que hubo durante el pico de la crisis”, detallaba Esther. Desde Administración remarcan la importancia de responder a las preguntas que se hacen para gestionar las llamadas y para que el paciente sea derivado y atendido correctamente. “Nosotras estamos en una posición complicada, entre médicos saturados de trabajo y pacientes que demandan una atención inmediata”, indicaba Esther. Desde la unidad remarcan que los pacientes incidan en las llamadas. “Si no es urgente, pueden llamar en horarios de menos colapso como al mediodía o por la tarde. La línea telefónica solo permite atender cuatro llamadas a la vez”, concluía Esther.

Evitar aglomeraciones
Desde la Unidad de Enfermería del centro de salud de Estella, su responsable, Carmen Mauleón, destacaba que la mayor parte de la labor desempeñada en Enfermería ha sido y es asistencial. “Con la llegada del Covid-19 cambiaron los horarios que durante un tiempo fueron de turnos de 12 horas, de lunes a domingo, junto a compañeras del Servicio Normal de Urgencias”, recodaba. En las consultas, lo que se intenta es atender de manera rápida para evitar aglomeraciones y es por ello que se insiste en que se llame por teléfono previamente. En el día a día, la utilización de EPIS es continua y las labores de desinfección se han incrementado después de atender a cada paciente. “Hemos aumentado el número de consultas no presenciales por colapso de agendas médicas, en las que se atienden a pacientes con síntomas compatibles con el Covid-19; hacemos las peticiones de PCRs e informamos de los resultados, tanto positivos como negativos, en cuyos casos se hace el seguimiento, control de síntomas y explicación de las medidas de aislamiento en domicilio. También ha aumentado la atención domiciliaria en pacientes de riesgo mayores de 70 años”. Respecto al resto de labores continúan con los inyectables crónicos agudos, urgencias en el centro y fuera, exámenes de salud, análisis, vacunaciones, etc. “No hay que olvidar al personal de la limpieza que durante toda la pandemia ha hecho un sobreesfuerzo en el centro”, culminaba Carmen.

“Hay que insistir en que se eviten reuniones de muchas personas ya que es necesario cuidarnos entre todos”. Iñaki Abad, director médico del centro de salud.

Desde la dirección médica, Iñaki Abad pide comprensión por la situación. “Ha habido un cambio en el sistema de atención a causa de la pandemia que hay que respetar para evitar riesgos y a ello se añade la sobrecarga de trabajo por falta de personal”, expresaba. Recomienda a la ciudadanía que se vacune contra la gripe y que, para evitar riesgo de contagio, se llame previamente al centro. “Hay que insistir en que las personas hagan caso de las recomendaciones tanto del Departamento de Salud como del Ministerio y cumplan con las medidas de aislamiento, eviten reuniones de muchas personas, etc., ya que es necesario cuidarnos entre todos”, remarcaba Abad, quien solicita además la ampliación de la plantilla. “Me da miedo el hecho de que los profesionales sanitarios ya estamos cansados y saturados y todavía no ha llegado el pico de la segunda oleada epidémica que se espera. Vamos a tener que afrontar el invierno partiendo ya de una sensación de cansancio y saturación”, expresaba preocupado Iñaki Abad, quien anima a todos a cumplir con los pasos establecidos para una correcta atención y para evitar colapsos.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies