Ker Kalí denuncia el parón del proyecto de refuerzo escolar

Ker Kalí denuncia el parón del proyecto de refuerzo escolar

El programa municipal, que afecta a un centenar de alumnos, está vigente desde 2010 y beneficiaba a escolares de Primaria y primer curso de la ESO

La asociación gitana de Estella, Ker Kalí, denunció públicamente el pasado 20 de octubre el parón que sufre el proyecto municipal socio educativo de refuerzo escolar que en Estella afecta a más de 100 escolares. Gestionado por este colectivo desde 2010, el servicio ofrecía refuerzo tras las clases a escolares de Primaria y primer curso de la ESO de los cuatro centros educativos de la ciudad: Santa Ana, Mater Dei, Ikastola Lizarra y Remontival.

Los beneficiarios de este proyecto recibían clases de refuerzo tras el horario escolar, en aulas cedidas por los propios centros educativos, que a su vez eran los encargados de evaluar las necesidades y realizar las derivaciones pertinentes. Eran impartidas desde hace cinco años por tres monitorias contratadas por Ker Kalí. De los más de 100 alumnos acogidos a este programa tan sólo un 10% eran gitanos, lo que convierte al colectivo local en un ejemplo de integración social. Por su parte, el Ayuntamiento destinaba anualmente unos 40.000 euros para mantener este programa extendido a la totalidad de escolares.

Con las derivaciones realizadas por los centros escolares desde el pasado mes de junio para poder comenzar con el proyecto en las aulas el 1 de octubre, el programa todavía no se ha iniciado. El 4 de septiembre, vía correo electrónico, el consistorio informó a Ker Kalí que “el convenio iba a cambiar y se iba a redimensionar el proyecto”, apuntaba Ricardo Hernández, coordinador de la Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra, quien se desplazó a Estella para respaldar al colectivo local.

Tras el correo electrónico, el 16 de septiembre, Ayuntamiento y Ker Kalí mantenían una reunión, en la que se informó de los cambios tras una evaluación realizada por los Servicios Sociales, sin contar con el equipo que gestiona el proyecto. “Nos ofrecen muy poca información al respecto y no sabemos cómo ni cuándo se va a iniciar”, añade Hernández.

En este punto, los Servicios Sociales del consistorio están redactando un condicionado para sustituir el convenio por una convocatoria pública que permita optar a otras entidades a gestionar el proyecto. “No criticamos que cambie el sistema de contratación, pero sí las formas de informarnos y, sobre todo, el momento elegido para el cambio. No es oportuno realizarlo ahora con el curso comenzado, porque con los plazos que marca la legalidad para estos concursos, hasta diciembre o enero es fácil que no empiece el proyecto”, aclaraba Hernández. Y es que tal y como apuntaron en la rueda de prensa, tan sólo el retraso de un mes que sufrió la puesta en marcha del proyecto el curso pasado, descolgó a 20 familias del servicio.

A este respecto también se refirió Amaia Fernández Lorente, técnica de Gazkaló en la zona de Estella. “No entendemos las formas para nada; después de 15 años de colaboración no tiene sentido que nos lo comuniquen así, y sobre todo, estamos preocupados porque el retraso que va a afectar negativamente a los 100 escolares”, manifestó al concluir la rueda de prensa en la que también estuvieron presentes Jesús Amador, presidente de Ker Kalí, y la coordinadora y monitora del proyecto, Andrea Santesteban y Sonia Trinchete, respectivamente.

Título

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies