El presunto asesino de María Puy Pérez confiesa su autoría

El presunto asesino de María Puy Pérez confiesa su autoría

El delito de asesinato se suma a los de quebrantamiento de medida cautelar, tenencia ilícita de armas y depósito de municiones

Ocho meses después de la desaparición de la vecina de Estella María Puy Pérez Ezpeleta, su presunto asesino ha confesado. La ex pareja de la desaparecida, José María Morentin, se sinceraba con un agente de la Policía Foral y le guiaba hasta el lugar de los hechos, donde mató a la mujer a puñaladas por la espalda, la descuartizó y enterró. Unas horas después de descubrir los primeros restos humanos en una pieza de cereal en Sesma, José María Morentin comparecía en el Juzgado de Instrucción número 1 de Estella y se ratificaba en su declaración. El juez decretaba prisión comunicada y sin fianza y el delito de asesinato, que se suma al de quebrantamiento de medida cautelar, tenencia ilícita de armas y depósito de municiones.

“José María Morentin asestó a su ex pareja la primera puñalada por la espalda”
Mientras que el abogado de oficio de la defensa solicitaba internamiento en un centro psiquiátrico, el fiscal pedía el delito de asesinato, descartando el homicidio tras desprenderse de las declaraciones del acusado premeditación y alevosía. Según explicó José María Morentin, el día de los hechos, se desconoce la hora, conducía el coche en dirección a Lodosa acompañado por María Puy Pérez. Era de noche y se desvió de la carretera hasta llegar al campo de cereal.

El responsable ante los medios de comunicación del departamento de Justicia destacó tras la declaración de tres horas que, fuera del coche, el acusado asestó una puñalada por la espalda en el cuello de la mujer y otras más en el abdomen. Como dato importante, el presunto asesino se cambiaba de ropa, se ponía previsiblemente un buzo, antes de matar a su ex pareja.

Acto seguido, abandonó el cuerpo en el campo y regresó en coche a su residencia de Ayegui para coger un hacha y una pala. De nuevo en término de Sesma, cavó un agujero y, ante la imposibilidad de ocultar el cadáver completamente, lo descuartizó. Después cavó varios agujeros a gran profundidad en un radio de 35 metros cuadrados. Varios restos ya han sido encontrados, así como efectos personales y el hacha que el presunto arrojó a las aguas del río Ebro.

Juicio en 14 meses
Tras la comparecencia en Estella, José María Morentin será juzgado por la Audiencia de Navarra en unos doce o catorce meses, cuando termine la instrucción. El delito de asesinato está penado con entre quince y veinte años de cárcel. A ellos se sumarían el resto de delitos imputados.

A la una del mediodía, el vecino de Ayegui entraba, escoltado por agentes de la Policía Foral, en los juzgados de Estella. Casi cuatro horas después, abandonaba el edificio oculta su mirada tras unas gafas de sol, serio y sin dirigir una sola palabra a los medios de comunicación allí reunidos. También ofrecía un aspecto físico muy diferente al de su última declaración cuando se dirigía a los periodistas proclamando a voz en grito su inocencia.

Mientras que el lunes prestaba declaración, continuaban en Sesma los trabajos de campo y se descubrían nuevos restos. Ese mismo día y los siguientes se sucedían diferentes concentraciones de apoyo a la familia en Tierra Estella y Pamplona. •

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies