El placer de tomar el vino y el pincho en la barra del bar

El placer de tomar el vino y el pincho en la barra del bar

El Gobierno de Navarra permite la utilización de los mostradores en los establecimientos hosteleros desde el pasado 15 de junio

Para muchos clientes, no es lo mismo tomar el vino en una mesa, que en la barra del bar. Así lo aseguraban los hosteleros cuando el Gobierno de Navarra decidió retrasar la medida, por seguridad, y tan solo permitió la reapertura y utilización del interior de los establecimientos en el inicio de la Fase 3. Desde el 15 de junio, esta situación ha cambiado y se permite la utilización de los mostradores, una medida de alivio muy bien acogida por hosteleros y clientes. Para los primeros, supone una alegría el que puedan regresar al establecimiento los clientes asiduos a la barra, y para los segundos, un placer el poder disfrutar de un vino o una cerveza y de un rico pincho, donde siempre, en la barra del bar. En las siguientes líneas, el lector podrá conocer a una pareja que apuesta siempre por la barra y a otro matrimonio que disfruta de un rico café en una mesa, en el bar restaurante Xanti, de la plaza de Santiago.

José Fernández García y Aurora Martín Rodríguez

“Cuando salgo a tomar algo, para mí, la barra es lo principal”

El matrimonio formado por José Fernández García y Aurora Martín, naturales de Salmanca y Valladolid, pero afincados en Estella desde hace muchos años, explicaba que siempre que salen a tomar algo, lo hacen en la barra del establecimiento. “A mí, el que no se permitiera tomar algo en la barra, me ha afectado bastante. En una situación normal, cuando salgo a tomar algo, para mí, la barra es lo principal. Tenemos esa costumbre entre los amigos que salimos a diario”, informaba José Fernández. Aurora Martín, por su parte, comentaba que no sale mucho, pero cuando salen juntos, también se queda en la barra. Ambos reconocen que la ciudad del Ega va recobrando la vida. “Vivimos en el centro y esto ha estado muerto, daba mucha pena”, reconocían. Ahora, esperan con ganas las vacaciones que tienen previstas para este verano. “No sé cómo se organizarán en los hoteles, pero seguro que podremos disfrutar”, concluían.

Miguel Astarriaga y Carmen Crespo

 

“Agradecemos el poder salir a tomarnos algo porque hemos estado mucho tiempo encerrados”

Sentados en la mesa, el matrimonio formado por Miguel Astarriaga, de 86 años, y Carmen Crespo, de 83 años, disfrutaba de un rico café. “Hemos salido a tomar un café y hemos venido aquí porque Jesús es nuestro sobrino”, explicaba Miguel. Ambos informaban de que salen a la calle todas las mañanas y que, ya por la tarde, descansan tranquilamente en casa. “Agradecemos el poder salir a tomar algo porque hemos estado mucho tiempo encerrados”, explicaban. Miguel aseguraba que ya era hora de salir porque él tenía muchas ganas. En cambio, Carmen reconocía que, a ella, estar en casa, no le importa tanto. Eso sí, se siguen cuidando “igual que siempre”.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies