Doce mujeres han aprendido en un curso los secretos de la costura

Doce mujeres han aprendido en un curso los secretos de la costura

La sede de la Asociación de Encajeras acogió durante los meses de junio y julio
un taller de 40 horas promovido por el Ayuntamiento de Estella-Lizarra

El viernes 23 de julio finalizaba el Taller de Iniciación a la Costura que el Área de Empleo, Migración y Diversidad Cultural del Ayuntamiento de Estella-Lizarra ha puesto en marcha este verano durante los meses de junio y julio. La iniciativa estaba enfocada a favorecer el pre-emprendimiento y la economía circular de mujeres de la localidad bajo el nombre ‘Aprender para crear’.

Doce mujeres se han formado durante más de 40 horas en la sede de la Asociación de Encajeras bajo la batuta de Amaya García. El programa incluía un módulo de iniciación, otro de patronaje y uno más de diseño.
Romina Addamo, presidenta de la asociación Tejiendo Culturas (Asotec), explicaba que fue la asociación quien solicitó al Ayuntamiento la organización de este curso reflejándose en un proyecto iniciado en Guipúzcoa por la Fundación Haurralde, con la organización de talleres y su colección de moda sostenible ‘Sustraiak’, basada en un reciclaje de la ropa para darle una segunda vida.

Pero no solo participan mujeres de esta asociación, sino también de otros colectivos, y mujeres de Estella. “La mayoría tienen un perfil de personas migrantes, desempleadas, madres… Y estamos muy agradecidas porque el Ayuntamiento nos ha puesto todas las facilidades, incluso servicio de ludoteca para menores. La idea era que las participantes aprendiesen, además de la reutilización de la ropa usada, costura. Y el objetivo se ha cumplido”, decía.
Una de las alumnas, Olivia García, aseguraba que la formación comenzaba de cero. “Apenas sabíamos coger una aguja y ha sido una experiencia muy linda”. En el grupo, además de mujeres locales hay de otros países como como Bolivia, Ecuador, Colombia, Venezuela y Brasil.
Por su parte, la profesora añadió que su labor ha sido fácil por la predisposición demostrada. Además del uso de la aguja, el hilo y la máquina de coser, han aprendido nociones de costura básicas y patronaje. “Unas a otras se han tomado medidas y cada una va a acabar el curso con una prenda hecha por ellas mismas. Para reciclar o customizar ropa es fundamental tener nociones de lo que es coser, y eso han aprendido”, declaraba.
La concejala de Empleo y Migración, Magdalena Hernández, aseguraba que talleres como este de emprendimiento están orientados a atender a colectivos vulnerables y en riesgo de exclusión que, por distintos motivos como la formación, los horarios y la homologación, no pueden entrar en otro tipo de programas.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies