Diez momentos imprescindibles que volverán

Diez momentos imprescindibles que volverán

Con el deseo de recuperar en 2022 todo lo que nos estamos perdiendo, recordamos esos actos que hacen de las de Estella unas fiestas únicas

Están siendo meses duros. Año y medio de renuncias, de dejar a un lado los encuentros sociales y, entre ellos, las citas por excelencia: las de las Fiestas Estella. Mientras esperamos con precaución a que todo pase y confiamos en que 2022 sea verdaderamente de normalidad para volver a vivir nuestras fiestas, aquí recordamos los momentos y los actos que les confieren su esencia y carácter especial.

COHETE MULTITUDINARIO

El Viernes de Gigantes a las 12 del mediodía en el entorno del edificio consistorial no cabe un alfiler. Nadie quiere perderse el inicio del programa y la salida ordenada de los colectivos desde el ayuntamiento para recorrer por primera vez las calles de la localidad.

BAJADICA DEL PUY

Acto singular en el que el agua tiene mucho protagonismo, como las imágenes de fraternidad y ‘buen rollo’ que muestran los miembros de los diferentes grupos del Ayuntamiento. La Bajadica deja patente que la fiesta une y que la fiesta está en la calle.

ENCIERROS

Matutinos, los más tradicionales, o vespertinos, como el de la foto, los encierros son citas imprescindibles que la gente espera con ilusión. Bien para participar desde dentro o para seguirlos desde la seguridad que proporciona el vallado.

PROCESIÓN EN HONOR DE LOS PATRONOS

La Virgen del Puy y San Andrés son los protagonistas de la procesión, uno de los actos centrales del programa que reúne a los vecinos en la mañana del domingo.

BAJADICA DE LAS CHICAS

El sábado por la mañana significa encuentro femenino intergeneracional. Lo marca la tradición, es el momento exclusivo de las mujeres, de todas las edades, para cantar y bailar luciendo un blanco y rojo impecables.

PAÑUELADA

Tras la Procesión, los chicos tienen su momento en el acto de la Pañuelada que arranca desde la escalinata de San Pedro de la Rúa y termina ante la fachada del edificio consistorial ondeando los pañuelos rojos. El baile en hermandad, también intergeneracional, como la bajadica de las chicas, caracteriza la tradición que pasa de padres a hijos.

BOMBADA

Tambores y bombos ponen la banda sonora en la mañana del lunes de fiestas. La iniciativa popular recorre las calles despertando a la ciudad del descanso que sigue al fin de semana.

COHETE INFANTIL

La Corporación txiki tiene su día el martes. A las doce del mediodía el alcalde o alcaldesa infantil y el resto de corporativos tiran los cohetes desde el balcón consistorial. Desde aquí se desplazan en Cuerpo de Corporación hasta la iglesia de San Pedro para presidir una ofrenda floral.

DESPEDIDA DE GIGANTES

Sabor agridulce deja siempre este acto espectacular que conquista al público de todas las edades. Dulce porque los bailes de las figuras embelesan y agrio porque marcan, en jueves, el final oficial de la semana festiva.

ABADEJADA

Un buen guiso, mejor si es de premio, para terminar las fiestas. No hay mejor despedida de fiestas hasta el próximo año. Las cuadrillas participantes ponen siempre dedicación y esmero para conquistar al jurado y al resto de los comensales en su mesa.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies