Casi 400 acuarelas para cerrar una etapa

Casi 400 acuarelas para cerrar una etapa

Jesús Mari Bea, artista y exprofesor de pintura en el taller Almudi, muestra este verano en la casa de cultura Fray Diego una colección de trabajos inéditos

Es otra manera de decir adiós. Con la muestra de su arte. La despedida de Jesús Mari Bea en este curso a toda una trayectoria como profesor de pintura en el taller de Almudi tiene ahora su prolongación en una exposición que, en la casa de cultura Fray Diego, aglutina casi 400 trabajos de acuarela. Todos ellos son inéditos, representan una parte del trabajo del artista en los últimos años y, seguramente, traerán recuerdos a muchos de los alumnos.

Aunque el óleo siempre ha sido su material preferido para crear, Jesús Mari Bea nunca ha dejado de hacer acuarela, una técnica cuyas ventajas trasladó a sus alumnos durante años y en la que se ha centrado en los últimos tiempos. “La acuarela es muy agradecida. Es asequible, limpia y da resultados rápidos por lo que resulta muy gratificante”, cuenta.

“La acuarela es muy gratificante. Es asequible, limpia y da resultados rápidos”

Las casi cuatrocientas obras, de formato pequeño, jalonan las paredes de las dos salas de exposiciones de la casa de cultura Fray Diego. Y están listas para la visita durante el verano: el mes de julio completo y desde el 17 hasta el 29 de agosto. La muestra va dirigida a todos los públicos, aunque los alumnos de Bea encontrarán guiños porque algunas fueron utilizadas en sus clases. “Es una muestra variada que ofrece diferentes líneas, desde la acuarela clásica hasta la experimentación, con abstracción, con movimiento de agua e incluso ilustración, además de los paisajes y los bodegones”, describe.
Aunque Bea como artista que expone es un gran conocido en la casa de cultura, anticipa que esta muestra posiblemente sea la última en un tiempo, al menos la última exposición que mueve tanto volumen de obra. En este caso, su trabajo recoge una parte de la dedicación artística del vecino de Allo que ha seleccionado acuarelas producidas desde 2015 hasta la actualidad.

 

De dónde vienen las ideas

Algunas veces, las acuarelas de Jesús Mari Bea están inspiradas en fotos, otras en bocetos realizados a boli mientras espera en la calle de una ciudad; en ocasiones, solamente reproducen imágenes para ayudar a enseñar, y muchas otras veces las ideas nacen de cero, en la cabeza del artista. Sobre todo aquéllas de un estilo más surrealista. La experimentación ha sido una constante en la vida de Jesús Mari Bea y su dedicación le ha dado numerosos premios; el último, el logrado hace unos días en el Concurso de Acuarela de Majadahonda, donde su propuesta fue la segunda elegida por el jurado. La obra se puede ver en la exposición.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies