ASOCIACIONES – Goizargi – Superar no es olvidar

ASOCIACIONES – Goizargi – Superar no es olvidar

Radicado en Pamplona pero con socios y usuarios de todo Navarra, el colectivo es el único en la Comunidad foral dedicado al acompañamiento de personas durante el proceso de duelo

La Asociación de Familias y Amigos en Duelo Goizargi –A.F.A.D. Goizargi- se creó en 2002 fruto del trabajo de su fundadora, la actual directora Rakel Mateo, que unió a familiares que habían perdido a un ser querido y puso en marcha el colectivo. El objetivo era acompañar emocionalmente a las personas en su proceso de duelo para contribuir a normalizar su vida y, también, a integrar el duelo y la muerte en la sociedad actual.

A.F.A.D. Goizargi tiene su sede en Pamplona pero su radio de acción abarca el conjunto de Navarra, con socios y usuarios de toda la geografía, incluida Tierra Estella. Durante este año 2020, la asociación ha realizado 194 nuevas acogidas a usuarios, algunas de ellas por pérdidas consecuencia de la Covid-19.
La coordinadora de Goziargi, Juana Olleta, explica que desde la reapertura del servicio en el mes de mayo, tras el confinamiento, la atención a personas en proceso de duelo por la Covid-19 es una constante. “Estamos teniendo situaciones de pérdidas de una persona pero también de más miembros de una misma familia. Son duelos complicados y diferentes porque se están produciendo en circunstancias especiales”, explica.
En estos casos factores como la imposibilidad de acompañamiento durante el proceso de la muerte, la ausencia de una despedida, de un funeral y también de una red de apoyo, no ayudan.

Humanidad
Durante sus dieciocho años de vida, el colectivo se ha esforzado por ofrecer una atención y un apoyo a las personas en duelo basados en valores de humanidad, comprensión, solidaridad y compromiso social. En ello se implica un equipo de profesionales formado por una psicopedagoga, tres psicólogas y un psicoterapeuta, además de la coordinadora. A nivel terapéutico, la asociación ofrece atención individual, grupal, familiar e infantil y talleres vivenciales. También servicios destinados a los socios y usuarios, como el Grupo de Acompañamiento Muto, y talleres, entre otros, de artesanía, yogaterapia y musicoterapia.
Goizargi programa también actividades formativas sobre la muerte y el duelo por iniciativa propia o a demanda de entidades y destinadas a un público general. Es el caso de una Jornada sobre Duelo y la Semana del Recuerdo, que tienen como objetivo acercar a la sociedad la realidad del duelo y el dolor ante la muerte como parte de la vida. Sin embargo, este año la situación sanitaria excepcional ha obligado a suspender las actividades.


Desde Goizargi, Sara Ancín, miembro de la junta, responsable de comunicación del colectivo y vecina de Murillo de Yerri, explica que el duelo es un proceso, no un estado, y que por eso cada persona vive el suyo propio. “Cada duelo es diferente y cada proceso también. Cuesta hablarlo, expresarlo y pedir ayuda y cada persona necesita su tiempo. A veces pasan años hasta que se reconoce que el duelo estaba enquistado. El reto está en aprender a recordar a la otra persona sin sufrir”, explica.

En Tierra Estella
Superar no es olvidar. En ello coinciden varias socias de Goizargi, vecinas de Tierra Estella que comparten la ausencia de un ser querido y el propósito de superación: Gloria Idalba Piedrahita, de Estella; Cristina Ros Pérez, de Cirauqui-Zirauki, y Bea Sainz Mercero, de Villatuerta.
Gloria Idalba Piedrahita, de 51 años, perdió a su hermano hace unos años y entró en una fase depresiva de la que poco a poco va saliendo con la ayuda de la Asociación y de su terapeuta. Primero recibió atención individual y, después, terapia grupal. “He encontrado personas maravillosas y mucho calor humano. Al compartir tu experiencia entiendes que no estás sola en la vida, sino que hay otras personas que también están en situaciones parecidas. Te sientes acompañada y comprendida en tu estado de ánimo y de dolor”, explica.
Piedrahita describe su proceso de duelo como muy largo, muy doloroso y de mucha angustia. “Mi hermano se quitó la vida y aún no lo he superado, lo sobrellevo. Te enseñan a entenderlo y entiendes que la muerte es algo natural de la vida, pero piensas ¿por qué se fue?”, añade.
Cristina Ros perdió a su marido hace tres años. “Me quedé viuda con 39 años por un accidente de coche, con dos niñas de 5 y 7 años. Era tal desbordamiento que creía que no podía ni vivir. Una conocida, con una situación similar, me habló de Goizargi y decidí acudir. Lo hice con miedo, sobre todo por las niñas, por cómo lo iban a gestionar, y desde el principio me sentí súper arropada y atendida por profesionales muy preparados”, dice.
La posibilidad de compartir su experiencia con personas en circunstancias de pérdida le ha ayudado a seguir adelante. “Juntarme con más personas en una misma situación tan horrible, en un territorio tan pequeño como Navarra, fue muy importante. Éramos varias mujeres con niños, con pérdidas por tráfico, por accidente laboral o por suicidio. Ves el proceso de los demás, escuchas y parece que eres tú la que habla y pone palabras a algo tan duro”, cuenta.
En su caso, fue clave una actitud positiva. “La felicidad no depende de las cosas que nos pasan sino de nuestra actitud ante las cosas que nos pasan. Para mí fue un largo proceso. Veo el agujero, pero me siento feliz porque significa lo que esa persona fue para mí”.
También con una niña a su cargo, Bea Sainz Mercero, de 38 años, perdió a su marido hace unos años en un accidente. “Al principio estás ahí abajo y piensas que no vas a salir. Un día, después de mucho, te sorprendes con ganas de vivir. Aunque siempre hay días de bajón, aprendes a convivir con ello”. Compartir su experiencia fue clave. “Se crean vínculos muy fuertes porque cuentas lo más íntimo de ti. Al final del proceso ves la salida. Cuesta, pero vuelves a tener tu vida”.

ASÍ ES

Socios. 166
Sede. Calle Emilio Arrieta, 1A – Entreplanta. Pamplona.
Horario de atención. De lunes a jueves, de 9 a 14 horas y de 16 a 18.30 horas. Los viernes, de 9 a 13 horas.
Contacto. Teléfonos: 660 034 101 / 948-363 883. Email: asociacion@goizargi.org
Cuota de socios. 50 euros al año. Goizargi tiene reconocido el régimen de mecenazgo social.
Financiación. Junto a las cuotas de los socios, la Asociación se financia a través del pago de los servicios terapéuticos. Los socios se pueden acoger al convenio firmado con el Gobierno de Navarra, que contempla varios programas como el de asistencia o el de Covid (gratuito). También recibe subvenciones públicas y privadas.
Junta directiva. Fernando Gómez (presidente), Amaia Orduña (tesorera), Nati Labairu (secretaria) y los vocales Eliana Albéniz, Joaquín Buil, Sara Ancín y José Joaquín Rodríguez.

Entrevista

Juana Olleta, coordinadora

“La Covid nos ha dado conciencia de la muerte, de los sentimientos y las emociones”

¿Qué demanda la gente que acude a Goizargi?
Las personas que acuden a Goizargi están viviendo un proceso de duelo por la muerte de un ser querido, o acompañando a una persona que está en ese proceso. Por ello sus demandas se centran en el acompañamiento terapéutico durante su proceso de duelo o en orientaciones para realizar un buen acompañamiento a alguien que lo esté viviendo.

¿Qué opináis de las limitaciones en las despedidas durante la pandemia?
Sentimos que ha habido una escasa conciencia de la necesidad de las personas que están atravesando un duelo por la pérdida de un ser querido durante la pandemia y que poco a poco se ha intentado mirar esa necesidad y cubrirla como mejor se ha podido, respetando las medidas de seguridad.
El Covid nos ha hecho tener la muerte más presente y nos ha dado conciencia de la muerte y de los sentimientos y emociones. En este sentido, hemos podido mirar la realidad de la muerte y también acompañarla de otra manera.

¿Existe un tiempo medio para superar un duelo?
Nosotras no hablamos de temporalidad en un proceso tan individual como es el duelo, no creemos que exista un tiempo medio para superarlo. Cada dolor y cada duelo son únicos y cada persona necesita su tiempo y su proceso para poder adaptarse a la situación de la pérdida. Respetar el ritmo de cada persona y de cada duelo es vital para realizar un buen acompañamiento.

¿Agudiza o reaviva el dolor de la pérdida la llegada de Todos los Santos?
Cualquier fecha ‘remueve’. Con la llegada de días indicados, el recuerdo y la ausencia se hacen más presentes. Culturalmente el día de Todos los Santos se ha centrado en el recuerdo de las personas que han muerto, por lo que es inevitable que la ausencia de las mismas se sienta con más intensidad en fechas así, sobre todo cuando la sociedad, que no suele tener espacio para la muerte y el duelo, les dedica uno o varios días completos.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies